Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

La Novia Apasionada.



Adaptado de un artículo de David Wilkerson
28 de agosto de 1995


Introducción.
No todo el que está en lo que se conoce como la iglesia eclesiástica será parte de la Novia de Jesucristo.
No todos los que dicen: “Señor, Señor,” entrarán al Reino de los cielos (Mat 7:21-23).
Dentro de las instituciones eclesiásticas por todo el mundo existe un cuerpo separado – un remanente santo – que será la novia de Cristo. Ahora mismo, Dios está preparando a esa novia para casarse con su Hijo. ¡Y él presentará a esa novia al novio en las bodas del Cordero!
Los creyentes que componen a esa novia pueden o no pertenecer a la iglesia organizada. Pero todos tienen algo en común: ¡Ellos tienen pasión por Jesús! Ésta es la primera característica de todos los que componen la novia de Jesús: están absolutamente apasionados de amor por su Señor. Ciertamente, ellos están marcados por su amor por Él.



La búsqueda intelectual de Cristo.
La verdad es que la iglesia actual está siendo arruinada por una búsqueda muerta e intelectual teológica que no tiene un corazón por Cristo. Escuelas bíblicas y seminarios están repletas de maestros y estudiantes que pasan años engrosados en doctrinas, dispensaciones, errores bíblicos, arqueología, milagros, y el Jesús histórico.
Es la “inteligencia” de Jesús – sin un corazón para él – que ha producido la iglesia de Laodicea de la actualidad. Somos una iglesia que tiene todo bien intelectualmente. Sabemos como suplir las necesidades de toda nuestra gente. Poseemos recursos, pensando que no necesitamos nada. Y nos sentamos pensando: “No tenemos nada mas que añadir. ¡Lo tenemos todo!”
Contratan consejeros para los empleados, sicólogos, siquiatras – todo lo necesario para el cuerpo y mente humanos. Pero tal conocimiento, carente de un corazón apasionado por Jesús, sólo produce una congregación doblemente muerta.
Nunca en la historia ha habido más conocimiento mental acerca de cosas espirituales, con menos fervor por Jesús. Esta iglesia de Laodicea de los últimos días, está llena de inteligencia sobre Cristo – ¡pero su corazón esta cerrado a él!
Un predicador puede pararse ante una congregación y derramar un chorro de inteligencia – conocimiento espiritual que ha acumulado del colegio bíblico, seminario o estudio personal – y todavía puede ser completamente aburrido. Sin un corazón apasionado por Cristo, ¡deja a los oyentes muertos! Si ese ministro sólo conoce a Jesús intelectualmente – si él no está enamorado de él – su conocimiento produce muerte, y falta de vida.
Ahora mismo, las masas que se sientan en la mayoría de las congregaciones por todo el mundo se están secando. Irónicamente, son alimentados por los predicadores más educados que se han parado ante un púlpito. Estos hombres han sido entrenados, y entrenados, y entrenados – ¡y sin embargo, nunca han tenido un corazón apasionado por Jesús!



La cercana venida de Cristo.
¡Jesús también le avisó a su novia que estuviera vigilando por su pronto regreso! Jesús dice en Mateo 24: “Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis.” (Mateo 24:44).
Esta es la segunda característica de la novia de Cristo: ¡una expectativa por su pronto regreso! La novia de Jesús debe vivir en una continua expectación de gozo por regreso inminente de su Amado – porque él puede llegar en cualquier momento.
Jesús advirtió, sin embargo, que en los últimos días ministros malos infiltrarían la iglesia con la intención de adormecer la novia. Ellos tratarán de quitar su corazón de amor por su novio declarando: "'Mi señor tarda en venir'” (versículo 48).
La Biblia dice que aquellos que declaran que Jesús retrasa su venida son “siervos malos”: “Pero si aquel siervo malo dice en su corazón: Mi señor tarda en venir" (mismo versículo).
¿Cuál es el resultado de esta falsa enseñanza? Primero, termina en la muerte de todo amor – el apagar de cualquier motivación hacia una vida santa, de cualquier pasión por Jesús. También termina en lo que Jesús llama “golpear a sus consiervos” (versículo 49). Los que apoyan esta doctrina usualmente terminan en debates acalorados y de mal espíritu – peleando con otros teólogos, riñendo y gritándose.
Algunos cristianos comprometidos dicen: “¿Por qué debo vivir con la expectativa de su regreso, si voy a tener una muerte normal? Puedo vivir la vida – bebiendo, fumando, maldiciendo, parrandeando. Y como el ladrón en la cruz, puedo clamar antes de morir: ‘Señor, ¡ten misericordia!’”



Conclusión
¡Amados, no hagan caso a este errónea doctrina de tardanza! Si eres parte de la novia de Jesús, estarás tan apasionado de amor por tu Señor que no dejarás que te convenzan. Al contrario, gritarás: “No escucharé tal maldad. Mi Señor dijo que debo estar preparado en cualquier momento para su regreso. Yo sé que él está cerca – y yo puedo sentirlo. Mi corazón clama dentro de mí, ‘Mira, el Novio viene.‘ ¿Por qué debo creer una doctrina tan necia como ésta?”

30 Ago 2010