Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El impacto de Dios en tu vida.



EL IMPACTO DE DIOS EN TU VIDA
Predicador: Irving Chavarría.


Si tú te pones en medio de una autopista y hacia ti se dirige un bus, camión o tráiler a mas de 100 kms por hora y te impacta directamente ¿qué pasará contigo?
Definitivamente provocaría muchos cambios en ti (por no decir que te haría pedazos)
Imagínate, el impacto de Dios en tu vida siendo Él muchísimo más grande que cualquier vehículo.
Tu vida TIENE que ser transformada por Dios.

La puerta estrecha
Mat 7:13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;
Mat 7:14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.


Por sus frutos los conoceréis
Mat 7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
Mat 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?
Mat 7:17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.
Mat 7:18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.
Mat 7:19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.
Mat 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis.


Nunca os conocí
Mat 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mat 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
Mat 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.


Los dos cimientos
Mat 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Mat 7:25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
Mat 7:26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;
Mat 7:27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.
Mat 7:28 Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina;
Mat 7:29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.


Muchos jóvenes, adultos y ancianos viven engañados al creerse salvos por el simple hecho de que repitieron como “loros” una oración de entrega hace algún tiempo atrás, pero ¿en realidad serán salvos? ¿Serán conversos? ¿Entrarán en el reino de Dios?
Veo con mucha tristeza “hermanitos y hermanitas” con el típico saludo “Dios le bendiga..” pegado a cada frase de saludo y despedida, pero su actuar, su hablar, su vestir y todo su “testimonio” habla muy poco de ser cristianos creyentes, mas bien, parece gente del mundo que está a la moda asistiendo a una iglesia están “IN” porque van con el apóstol, pastor, maestro, profeta “tal” que tiene la iglesia más grande o de mayor número de asistentes, o que hace mas milagros o que se oye y ve más en las radios y TV. Pero su corazón más que estar buscando la presencia de Dios busca las riquezas, relaciones por conveniencia, pertenencia a un grupo social y no se que más, pues lo que consideran mejor o mayor es lo exterior y no lo interior.
Veo “creyentes” que son confrontados con la palabra de Dios “viva y eficaz, y más cortante que espada de doble filo”, pero que han sido motivados a buscar en las escrituras la “justificación” de sus actos y falta de integridad y entrega a lo que dios ama, y por el contrario se justifican para hacer lo que Dios no aprueba.
• Que si me eché un trago, pues en la biblia dice….
• Que si cometí adulterio, pues en la biblia dice…
• Que si fui a una fiesta, pues que en la biblia dice…
• Que si busco la riqueza de manera ambiciosa, pues que en la biblia dice…
• JUSTIFICACIÓN, TRAS JUSTIFICACIÓN.


FALSA IDENTIDAD, IMITAR A OTROS
Veo creyentes cuyo estilo de vida no es el que pide Dios nuestro Señor, sino mas bien viven y muestran un estilo de vida adoptado del o los líderes de su iglesia o congregación, sueñan con llegar a predicar como “X” o “Y” persona, llenar estadios, iglesias como lo hace el pastor más sonado en los medios de comunicación, pero al final no es SU vida, sino el deseo de ser como un hombre, no como Dios.
No te compares con ningún predicador o artista, no compares tu cristiandad o tu fe con otra persona, compárala con las escrituras, con la Biblia, escudriña si estás o no haciendo lo que el manual del fabricante dice, y no lo que un pensamiento de hombre te dice que creas o en algunos casos pensamientos que te son impuestos para poder seguir perteneciendo a un grupo selecto llamado “denominación”.
“examínate a ti mismo, pruébate a ti mismo a la luz de las escrituras, para ver si estás en la fe”
Vivimos en una época en la que ya casi no hay ateos declarados, pero si abundan los creyentes incrédulos o creyentes “inconversos”. Pregunta a tu alrededor y la gran mayoría te dirá que es cristiano o creyente de cualquier denominación, pero en realidad su corazón está lejos de Dios, y eso DUELE. Personas que dicen que creen en Dios, pero no reconoces su señorío porque no están preparados o no están listos, pero con cualquier cantidad de problemas encima que entienden que seguirán con ellos a menos que tomen la decisión de reconocer su impotencia, incapacidad y debilidad sin la fortaleza que Dios les puede dar.
Del 100% que dicen ser cristianos o creyentes solo el 30% asiste a una iglesia o congregación de cualquier denominación, y de ese grupo de asistentes más del 90% no están interesados en escuchar mensajes como este sobre santidad y no están interesados en servir fielmente al ministerio que Dios les ha entregado, no les preocupa el evangelio porque no tienen la más remota idea de qué es lo que tienen que hacer, solamente hacen lo que se les diga en beneficio del “líder” y su iglesia “negocio”.
Pero analicemos y escudriñemos la escritura leída como base para este día:


La puerta estrecha
Mat 7:13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;
Mat 7:14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.
La puerta Estrecha:
Hay una puerta angosta, solo UNA, una manera de llegar al padre, solo un mediador entre Dios y los hombres Juan 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
No será por tus obras, tus logros, tus títulos, tus padres, tus casas, carros, sueldos que llegarás a ser salvo, solamente por Jesús, y bendigo a Dios por ello.
Debes entender que “Rom 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios..” cuán grande fue nuestro pecado que solo la gracia de Dios nos puede salvar, SOLO ESO.
Que si no conociéramos el evangelio estaríamos rechazando a Dios, revelándonos contra Él, no tendríamos oportunidad de entrar en la vida eterna más bien nuestro destino final sería el infierno.
No se trata de mis pecadillos, se trata de que no has hecho nada más que pecar. NOS HEMOS COMPORTADO COMO VILES REBELDES A DIOS.
No se trata de aplacar la conciencia dando dinero en la iglesia, a los pobres y colaborar en beneficio del pueblo de Dios, porque esa no es ofrenda agradable a Dios ya que con el dinero no se compra la salvación.
La salvación la pagó Dios con lo más valioso, la sangre de su hijo JESÚS.
Piensas ahora que tu dinero o tus posesiones son más valiosas como para pagar tu salvación??
Lo único que nos merecemos a lo largo de nuestra vida es el juicio y la ira de Dios por nuestra rebeldía, vean si no Dios fue severo con quienes se le revelaron en el antiguo testamento?
Solo su misericordia (no recibimos lo que nos merecemos)
Solo su gracia (recibimos lo que no nos merecemos)
Ah, pero como nos dijeron que estamos en tiempo de la gracia entonces no debemos de preocuparnos más. NO, NO y NO, Dios no se va a contradecir, el ama al pecador pero aborrece el pecado, no va a acercarse a ti el SANTO cuando estás lleno de rebeldía en Su contra.
Vienes a la iglesia esperando que Dios te hable y te de la respuesta que estás esperando, pero antes de salir viste lo que no tenías que ver, dijiste lo que no tenías que decir, oíste lo que no tenías que oír. Te contaminaste y quedaste hediondo para que Dios se acerque a ti. Pero te ama y quiere lo mejor para ti, por eso este mensaje, duro, pero con amor.
Tú no eres o serás salvo porque los romanos crucificaron a Jesús, tu eres o serás salvo porque Jesús cargó en la cruz con TODOS tus delitos y pecados, permitiendo que la ira de Dios cayera sobre Él para que tuvieras la oportunidad de disfrutar de la vida eterna, a cambio de reconocer que Dios YA hizo todo por ti.
Puedes ver la cruz como la muestra de cuánto ama Dios al hombre (Juan 3:16) o puedess ver la cruz como muestra de que tan depravados y rebeldes somos los seres humanos (Rom. 3:23)
Arrepiéntete y CREE en el evangelio Rom 10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.
Rev 3:3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.
Rev 3:19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo;(H) sé, pues, celoso, y arrepiéntete.
Pero no solo la puerta es angosta, también el camino es angosto.
TE VA A TOCAR SUFRIR, pero tu galardón será grande.
TE VA A DOLER, pero sano y salvo serás.
TE VA A COSTAR BASTANTE, pero tu recompensa está en el cielo.
Tu confianza no debe de estar en los clichés escritos en las playeras o rótulos que ver diariamente, ni en las letras de las alabanzas. Tu confianza debe de estar en EL DIOS DE LAS PROMESAS.
Dios, como mi Padre me ama, pero porque me ama me corrige, me vigila y me cuida, no para consentirme sino para que no caiga en las garras del maligno, el príncipe de este mundo.
Lo que me duele en el corazón es ver a tantos, incluso ustedes conoce mucha gente así, que no dan testimonio de la verdad, no son luz, no son sal, no son levadura, NO TRANSFORMAN, solo contaminan.
Imagínate qué sentirá Dios en su corazón al ver creyentes del mundo?
Pero porque todos pecamos constantemente y tenemos a un padre amoroso, Él nos llevará a ese camino angosto, nos dolerá cada raspón de cada caída, pero ya de vuelta en el camino angosto sabremos que vamos a un destino incomparable.
Y el problema es que los mensajes que nos gusta escuchar no son precisamente los que necesitamos, o la fuente de esos mensajes quizás no sea la adecuada. Eso me lleva a la siguiente parte.


Por sus frutos los conoceréis
Mat 7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
Mat 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?
Mat 7:17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.
Mat 7:18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.
Mat 7:19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.
Mat 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis.
Por sus frutos los conoceréis:
Todo lo anterior tiene que tener una causa, una razón de ser, y esto es de QUIÉN estamos recibiendo CUÁL mensaje y con QUÉ intención se ha desarrollado PARA QUÉ propósito, personal o de DIOS??
Constantemente vemos “ungidos” de Dios cayendo en pecado sexual, adoradores de mamón, confundiendo a las masas, y esto es porque ha habido un sincretismo entre el evangelio del reino de Dios y el humanismo. No puedo confiar en un “ungido” que profiere una maldición en contra de quienes se atreven a confrontarlo con lo que no está bien, y no puedo confiar en ese mismo “ungido” si diciéndose ser tal se divorcia porque fue sorprendido en adulterio.
Hay principios en la Biblia que aplican para nuestro diario vivir, en el sentido económico, social, laboral, empresarial, psicológico, etc. Pero cuando a esto se le da mayor importancia como pensamiento humano que como principio divino es cuando entra la metafísica y el pueblo se confunde y cambia el camino angosto por el ancho.
Por otro lado el deseo de tener la iglesia más grande provoca que se predique solo sobre lo que le gusta a la gente: prosperidad, éxito, grandezas, invencible, sin problemas, etc.
Los pastores y líderes se vuelven tan permisivos y tan consentidores que se olvidan de cumplir con su rol de arrebatar las almas de las garras del enemigo, y créanme que el diablo tiene un arma poderosa que es la ambición y el orgullo.
Tu mejor amigo, quien más te quiere es aquel que te dice la verdad y te guía para que corrijas el camino.
Las iglesias de hoy en día te hacen saltar, reírte, llorar, te provocan emociones pero solamente son lugares de entretenimiento, no de entrenamiento o preparación para enfrentar los gigantes, por eso vemos muchos cristianos fracasados o que “volvieron al mundo”.
Agradezco a Dios que aquellos pastores y líderes, hermanos todos con quienes he estado se han acercado a mí y me han dicho cara a cara y frente a frente lo que estoy haciendo mal y que no le agrada a Dios, porque gracias a ellos pude volver al camino angosto cuando me agradaba mas el camino amplio que me llevaba a la puerta ancha, a la muerte eterna.
Ah, pero lo que nos gusta es oír a predicadores súper entretenidos, que cuentan tantos chistes, y nos hablan de cosas que nos dejan impresionados y emocionados, pero solo logran eso, emoción, motivación, pero he aprendido algo, la motivación es volátil, pero la convicción es permanente.
¿Estás motivado en el evangelio o estás convencido del Evangelio?
Pero nunca o muy rara vez te confrontarán con preguntas como: ¿Estás creciendo en santidad? ¿Está Dios trabajando en tu vida? ¿Estás cumpliendo el propósito que Dios tiene para tu vida?
Y es natural que rechacemos el dolor, si, el dolor de ser confrontados, pero que es en verdad el bálsamo que necesitamos para que las heridas sean curadas, sanadas y no nos molesten mas.
Dios nos libre de caer en las garras de un predicador que nos desvíe del camino angosto y de la puerta angosta.
Esos predicadores, que se visten con piel de oveja pero que son lobos rapaces son aquellos que llevan cualquier tiempo en un ministerio, pero que los frutos que dan son malos y/o nunca darán buen fruto.
Así también conocí pastores, que mostrándose como buenos me alejaban del camino santo hacia Dios, pero solamente porque yo lo permití, pues no hice caso a la advertencia de que no pusiera mi esperanza en hombre porque eso acarrearía maldición. (Jer. 17:5)
¿Pero, qué podemos hacer entonces para reconocerlos?
Escucha la prédica, pero ora, escudriña las escrituras, ora, pide revelación, ora, escucha profecía, pero ora, vuelve a escudriñar las escrituras, ora, somete tus pensamientos a la palabra de Dios, ora, pide revelación nuevamente, ora, ora, ora y ora, permitiendo que DIOS siembre las respuestas en tu corazón y no que tus emociones muevan tu corazón.
Ten cuidado con cualquier persona que se ponga de pie frente a un púlpito, porque ese es un lugar sagrado, es el lugar que Dios permite que exista para comunicar su mensaje, no para entretener gente. Es un privilegio que yo pueda estar aquí, pero es una gran responsabilidad, por eso DIOS ayúdame a transmitir ese mensaje que TU quieres, y no los pensamientos de mi agrado.
Escucha con cuidado y sabrás cuando lo que se dice está o no de acuerdo con las escrituras.
Cómo reconocerás un falso maestro o profeta? POR SUS FRUTOS, ese hombre o mujer odia el pecado, la rebeldía, la falsa doctrina, pero ama al pecador y lo confronta, rechaza la rebeldía por medio de la unidad, comunidad, de su boca solo habla bendición, y no se muestra a sí mismo sino que siempre dice “hey, se trata de Dios, no de mi ni de mi iglesia ni de nada más” SE TRATA DE DIOS.
No busca ser más visto, busca que la mirada se ponga en DIOS y solamente en Él.
¿Ha trabajado Dios en tu vida? ¿Está trabajando Dios en tu vida? Aaaahhhh porque si estás pasando por prueba en este momento DIOS está transformándote poderosa y profundamente para que no te desvíes del camino angosto y puedas entrar por la puerta angosta también.

El riesgo de dejarnos llevar por cualquier viento de doctrina o pensamiento humano y no de Dios es grande, veamos:
Nunca os conocí
Mat 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mat 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
Mat 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Este pasaje lo pasamos rápido y no lo queremos leer mucho porque no nos gusta, pero encierra en el todo el contexto de la biblia, y es algo tan sencillo como HACER LA VOLUNTAD DE DIOS.
Obedecerle, Dejarlo que nos guíe.
No importa lo que hagamos, no importa nuestras obras, si no nos rendimos por completo a Él no podemos pretender entrar en el reino de los cielos.
Una cosa es que digamos que conocemos al Señor, pero otra cosa es que nos conozca Él a nosotros. Podemos pararnos frente al palacio nacional diciendo que conocemos a Alvaro Colom, pero eso no tiene ninguna importancia si él no nos conoce a nosotros, si él nos conoce nos dejarán entrar, de lo contrario allí nos quedaremos.
Obedezcamos a Dios, conociendo su voluntad y al obedecerle el nos conocerá (conocerá nuestro corazón y nuestras intenciones) y conocerá nuestra entrega a Él.
Pero también debo de entender que mi vida cristiana la debo de construir sobre algo sólido para que no me caiga.
Los dos cimientos

Mat 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Mat 7:25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
Mat 7:26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;
Mat 7:27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

La base de tu fe tiene que ser Dios, tiene que ser Jesús quien se entregó por ti.
La base de tu fe sobre la cual construirás toda tu vida tiene que ser el Dios que tanto te ama, el que dice que eres lo que eres, que puedes hacer lo que puedes hacer y a quien debes de obedecer.
En el mundo tendréis aflicción, pero no temas, yo he vencido al mundo (Juan 16:33)
Tememos convertirnos al cristianismo, o tememos al evangelio porque nuestra vida va a ser transformada en lo que verdaderamente Dios tiene para nosotros, o a alguien se le hizo todo más fácil al convertirse? Recuerden mi testimonio…
1Pe 1:6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 1Pe 1:7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,…
SI ES NECESARIO, porque Dios no se agrada de vernos en prueba, pero cuenta con ese recurso para que seamos transformados profundamente en el conocimiento de su propósito para nuestra vida.
Ah, pero si el cimiento sobre el cual construimos nuestra fe es Jesús y el evangelio del reino de los cielos entonces no importa si nos viene cualquier tipo de prueba, porque esa edificación será fuerte y resistente.
Si nuestra fe ha sido construida sobre nuestras habilidades o posesiones entonces cualquier prueba por simple que sea nos traerá al piso y descubriremos la pobreza de nuestro ser, y levantarnos será muy difícil, aunque la victoria es del Señor. Si mi chequera muestra un saldo grande, estaré tranquilo, si mi carro está bien y funcionando también, si mis hijos siempre sacan buenas notas, si en mi trabajo todo va perfectamente bien… pero, prepárate, que todo eso está ocupando una posición en tu corazón que no le corresponde, porque el centro de TODO tu corazón es Jesús, es Dios y su propósito.
¿Cómo está tu fe?
¿Cuál es el fundamento de tu fe?
¿Obedeces a Dios en todo o hay áreas de tu vida que aun no le has entregado?
¿Dejarás que Dios transforme tu vida por completo?
Mar 1:15 El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.
Hoy puede ser un día trascendental para ti, o puede ser un día cualquiera, tan solo debes creer de corazón, pedirle a Jesús que entre en tu vida, que la transforme, pero todo esto arrepintiéndote de tu pecado para que seas limpio y así permitir que Dios transforme tu vida por completo.
Php 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;
Porque el que empezó la buena obra será fiel en terminarla.
No te dejes engañar, cree en el evangelio, arrepiéntete y vive una vida de entrega permanente al señorío de Cristo.


27 Dic 2010