Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Los ángeles y la profecía.



LOS ÁNGELES Y LA PROFECÍA.
Escuela Profética, Iglesia Dios con Nosotros.



ASPECTOS A CUBRIR.
1. Propósitos del ministerio angelical
2. Intervención angelical en el mensaje profético en el Antiguo Testamento
3. Intervención angelical en el mensaje profético en el Nuevo TEstamento
4. Importancia para el ministerio profético hoy.




1. Propósitos del ministerio angelical


Etimología:
Traducción de los términos griego –“ángelos”— y hebreo –“mal’ak—, que significan “mensajeros”.
Aún cuando se aplica a seres humanos (Job 1:14, 1 Rey 19:2, Hag 1:13, Luc 7:24, Luc 9:52, etc.), se aplica de manera especial a los ángeles que actúan como mensajeros y agentes de Dios en la realización de la voluntad divina.


Revelación Bíblica.
La Biblia los menciona, no deja ninguna duda de su existencia; su existencia es verdadera.
Tres características de la revelación bíblica respecto a los ángeles:
Extensiva:
Están a lo largo de toda la Biblia. se mencionan en treinta y cuatro libros de la Biblia, desde el primero (ya sea Génesis o Job) hasta el último.
El Señor Jesucristo se refiere a ellos como seres reales.
Al negar la existencia de ellos estaríamos poniendo en duda la veracidad de Dios.


“A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra.” (Sal 91:11-12).
“Los ángeles son los dispensadores y administradores de las bendiciones divinas para con nosotros.
Se ocupan de nuestra seguridad, se encargan de nuestra defensa, dirigen nuestros pasos y con solicitud constante procuran que nada malo nos acontezca.” (Juan Calvino, “Institución de la Religión Cristiana”).
“Un ángel es una criatura espiritual sin cuerpo creada por Dios para el servicio de la cristiandad y la iglesia.” (Martín Lutero, “Sobremesa”).
Los ángeles son los “carros de Dios” en los cuales El manda a buscar a sus amigos como lo hizo con Elías (Sal 68:17) y Sus carros de guerra, el ejército que El lidera contra sus enemigos, por medio de los cuales exhibe Su gloria y poder.


Servidores de los herederos de la salvación.

Heb 2.5-7, 1:13-14, Sal 34:7. Son espíritu ministradores enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación.
Nos atienden personalmente a los creyentes (aún desde antes de ser salvos, incluso).
Quizás no siempre nos percatemos de su presencia, ni podamos predecir cómo aparecerán; pero nos hacen compañía aunque no nos percatemos de su presencia.
Dios ha ordenado a los ángeles que ayuden a Su pueblo, a los que han sido redimidos por el poder de la Sangre de Cristo.
Así como los demonios están siempre listos para atacarnos, los poderosos ángeles de Dios están siempre listos para ayudarnos. Para protegernos de enemigos potenciales (2 Rey 6:14-17). Para auxiliarnos en tiempos de dificultad y peligro (Hch 27:23-25). Daniel se sintió sin fuerzas e incapaz de hablar, por lo que el ángel le tocó los labios y le restauró el vigor.
Algunos creen firmemente que cada cristiano tiene asignado un ángel que lo cuida, y cuya protección posiblemente comienza en la infancia de acuerdo a lo que Jesús dijo en Mat 18.10). Ello podría dar lugar a confirmar la hipótesis de que nos cuidan aún desde antes de ser salvos. El ángel que cuido de Agar y su hijo Ismael (Gen 16).
En su servicio a nosotros están motivados por su inagotable amor a Dios y con celo procuran que la voluntad de Dios en Jesucristo se cumpla en nosotros (Sal 91:1, 11-12. Supervisan los acontecimientos de nuestras vidas y protegen los intereses de Dios el Señor, procurando apoyar sus planes y cumplir su voluntad en cuanto a nosotros. Son espectadores interesados y observan todo lo que hacemos (1 Cor 4:9).

Hay varios ministerios que los ángeles cumplen en relación con la experiencia del creyente:
1 Rey 19:5-7. Abastecimiento angelical  en ocasiones han proporcionado alimentos, como en el caso de Elías, protección en la hora de peligro, gracia y favor delante de otras personas, etc.
Luc 15.10. Se gozan cuando un pecador se arrepiente.
Luc 16:22. Acompañan a los creyentes al momento de su muerte hacia el lugar de su nueva morada.
Hch 8:26. Entregan instrucciones del Señor.
Dan 3:25, Dan 6:22, Hch 12:7. Intervienen para liberarnos de situaciones difíciles relacionadas con la defensa de la fe y nuestro servicio al Señor (Lot).
Hch 27:23-24. Animan, acompañan, informan de situaciones por venir, y dan aliento en tiempo de peligro.
Dan 7:15-27, 8:13-26, 9:20-27, Apo 1:1, 22:6, 22:8. Han tenido a su cargo comunicar y revelar el significado de la verdad de lo cual la iglesia y cada creyente en particular se aprovecha hoy en día.
Hch 12:5-10. Traen a los creyentes las respuestas a sus oraciones.
Hch 8:26, 10:3. Ayudan a ganar a las personas para Cristo.
1 Cor 4:9, 11.10; Efe 3.10, 1 Ped 1:12. Observan el orden, trabajo y sufrimiento cristiano. Observan la conducta de los redimidos.




2. Intervención angelical en el mensaje profético en el Antiguo Testamento


Gen 16:1-16: el Ángel de Jehová que se le aparece a Agar antes de dar a luz a Ismael.
Gen 19:15-17: los ángeles que anunciaron a Lot y lo libraron de la destrucción de Sodoma y Gomorra.
Gen 21:17-21: el Ángel de Dios que le habla a Agar cuando esta abandona el campamento de Abraham junto con Ismael.
Gen 22:9-18: el Ángel de Jehová le aparece a Abraham cuando iba a sacrificar a Isaac.
Gen 31:11-13: el Ángel de Dios le aparece en sueños a Jacob y lo instruye de salir de la casa de Labán y regresar a su tierra.
Jue 2:1-5: el Ángel de Jehová aparece al pueblo de Israel; por cuanto Israel no obedeció destruyendo a todos los habitantes de la tierra prometida, Dios permitirá que queden allí y sean por azote a Israel.
Jue 5:23: el Ángel de Jehová; maldición a Meroz.
Jue 6:11-22: el Ángel de Jehová instruye a Gedeón para que se levante y destruya a los enemigos madianitas.
Jue 13:1-25: el Ángel de Jehová (Ángel de Dios, Admirable) le aparece a los padres de Sansón para anunciarles el nacimiento de éste y darles instrucciones al respecto.
1 Rey 19:7: el Ángel de Jehová le da instrucciones a Elías (que iba huyendo de Jezabel después de destruir a los profetas de Baal) de comer y beber porque le queda un camino largo por recorrer.
2 Rey 2.1-18: el Ángel de Jehová se aparece a Elías y le da instrucciones respecto a Ocozías (morirá por consultar a dioses falsos –Baal-zebub--).
1 Cro 21:18: Y el Ángel de Jehová ordenó a Gad que dijese a David que subiese y construyese un altar a Jehová en la era de Ornán jebuseo (cuando el Ángel de Jehová estaba por destruír Jerusalén por haber censado al pueblo).
Daniel 10: el Ángel que fortalece a Daniel, le trae la respuesta de Dios y le habla acerca de la guerra que se está produciendo en los aires entre las huestes de Dios y las del príncipe de Persia primero y luego contra las del príncipe de Grecia.
Zac 1:1-6:8: un ángel le explica a Zacarías la visión de los caballos, los cuernos y los carpinteros y otro resto de visiones.
Hch 7:30-38: Esteban, en su defensa ante el concilio, antes de morir lapidado, argumenta que a Moisés un ángel le habló en la zarza ardiente, y cuando recibió la ley en el monte Sinaí la recibió por intermedio de un ángel (puede ser el Ángel de Dios o el Ángel de Jehová).




3. Intervención angelical en el mensaje profético en el Nuevo TEstamento


Respecto al nacimiento y primeros años en la vida de Jesús.
Luc 1:5-25: el ángel Gabriel le anuncia a Zacarías el nacimiento de Juan el Bautista.
Luc 1:26-38: el ángel Gabriel le anuncia a María que concebirá del Espíritu Santo a Jesús.
Luc 2:8-14: un ángel del Señor les anuncia a los pastores de Belen el nacimiento de Jesús.
Mat 1:20-25: un ángel del Señor le da instrucciones, en sueños, a José de recibir a María, embarazada de Jesús por el Espíritu Santo.
Mat 2:13-21: un ángel del Señor le da instrucciones, en sueños, a José para huír a Egipto, y después para regresar.


Intervenciones en el Nuevo Testamento propiamente dicho.
Hch 8:26-27: un ángel del Señor se le aparece a Felipe y le dá instrucciones respecto al eunuco etíope.
Hch 10:3-6: a Cornelio, el centurión, se le aparece un ángel de Dios que le instruye a que mande a buscar a Pedro.
Hch 27:23: el ángel del Señor se le aparece a Pablo cuando va prisionero en barco a Roma y aparece una gran tormenta en el mar.
Apo 1:1: La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,




4. Importancia para el ministerio profético hoy.


El Ministerio Profético hoy.
Manifestar el diseño de Dios para la vida de la Iglesia y los creyentes hoy.
Dar los planes, las estrategias, la ruta para el cumplimiento del propósito de Dios en este tiempo.
“Bajar el diseño de Dios del cielo a la tierra” y llevarlo a la práctica.
En todas esas tareas, los ángeles, como servidores de los que serán herederos de la salvación, tienen un papel muy importante en la provisión de las necesidades para el cumplimiento de esos propósitos y diseños.
Ello es evidente en Apocalípsis, con la gran actividad angélica que se desarrolla en los últimos tiempos.
En los próximos tiempos y hasta el arrebatamiento de la iglesia, vamos a ver una creciente actividad angélica en todos los ámbitos y actividades de la vida.
Gál 1:8  Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.


Los ángeles y el Evangelio.
Dios los ha delegado para hacer pronunciamientos extraordinarios a los hombres.
Sin embargo, no les ha concedido el privilegio de predicar el Evangelio.
Una de las características de los mensajes que transmiten los ángeles en su perentoriedad (prisa) porque las instrucciones que transmiten sean cumplidas, y esto es lógico por cuanto que se tratan de órdenes de Dios. Las expresiones contemporáneas como “apúrate”, “de prisa”, etc., encajarían muy bien en casi todos los mensajes que dan los ángeles
Otra de esas características es que, por lo general, transmiten mensajes breves (salvo por Apocalípsis).


Los ángeles y la profecía.

En el tiempo del Antiguo Testamento los ángeles traían a los profetas los mensajes proféticos de Dios porque ellos no tenían el Espíritu Santo morando en ellos como lo tenemos nosotros, la Iglesia, en este tiempo.
En este tiempo, el mensaje profético que reciben los profetas de Dios llega a ellos, generalmente, por el Espíritu Santo que mora en ello.
En virtud de eso, los ángeles, si bien pudieran traer a los y las profetas mensajes proféticos de parte de Dios, ello será extraordinario, no lo usual.

Sin embargo los ángeles, como siempre lo han sido, serán de gran ayuda en la ejecución y cumplimiento de los dictados proféticos de Dios para este tiempo y los tiempos por venir (como lo enseña la Biblia en relación con la ejecución de los dictados proféticos de Dios en Apocalípsis) (1 Ped 3:22).
Aunque tienen enorme autoridad, se limitan a hacer sólo la voluntad de Dios.
Jamás se apartan del mensaje de Dios ni lo diluyen ni cambian esos planes.
En el libro de Apocalipsis, de los capítulos 4 al 19, encontramos la descripción detallada de los castigos que caerán sobre la tierra: los ángeles tomarán parte en la ejecución de dichos castigos.
Después de esos castigos, los ángeles acompañarán al Señor Jesucristo en el cumplimiento del mensaje profético de Su Segunda Venida a la tierra.
A través de los siglos solo han glorificado al Señor, nunca a sí mismos (Apo 19:9-10, Apo 22:8-9).

Aunque los ángeles puedan profetizar no por ello son profetas.
Gabriel profetizó el nacimiento de Juan el Bautista y de Jesús.
Le profetizó y le dio instrucciones a José respecto al cuidado del niño.
Uno de ellos le dio el mensaje de los tiempos finales con todo detalle a Juan.



Conclusión.
Dios tiene a su disposición, en este tiempo, muchos canales proféticos: el Espíritu Santo, Su Palabra escrita, Su voz audible, los ángeles, los profetas, la creación, los dones del Espíritu Santo de profecía, palabra de sabiduría y palabra de ciencia, los presbiterios proféticos, etc.
Aunque es importante el canal a través del cual nos llega la palabra profética para este tiempo, lo más importante es afinar nuestros sentidos espirituales para oír lo que el Espíritu está diciendo a la Iglesia en general y a cada uno de nosotros en particular.
Otra cosa importante es el conocimiento consistente de la Palabra Escrita de Dios (la Biblia), que es el único filtro para determinar si el mensaje profético que estamos recibiendo es verdadero (no puede contradecir ninguna parte de la Biblia).
Y, finalmente, es importante asumir el compromiso de, una vez oído y verificado que el mensaje profético viene de Dios, prepararnos y transformarnos en lo que sea necesario y esté en nuestras manos, para ponerlo por obra.

03 Mayo 2011
Referencia: Profecía.