Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Consideraciones acerca del estudio del Evangelio de Mateo.



Generalidades del libro.
Autor: Mateo (Leví). Era un judío cobrador de impuestos que llegó a ser uno de los discípulos de Jesús.
Epoca en que fue escrito: varios años después de los tiempos de Cristo (Mat 27.8 y 28.15), aunque antes de la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C., quizá entre 60 y 65 d.C.
Fecha del relato: abarca del año 6 a.C. al 33 d.C.
Lugares donde se desarrolla el relato. Galilea y Judea.
Destinatarios. judíos.
Principio clave. de la misma forma que Jesús se presentó ante Israel como su legítimo Mesías y Rey, también se nos ofrece a nosotros como Salvador y Señor nuestro.
Versículo clave: 5.17, “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar sino para cumplir.”
Otros versículos claves: 1.1, 4.17, 16.16-19, 21.5, 27.22, 28.18-20.
Provecho: destaca el Señorío de Jesús y el perfecto cumplimiento de muchos pasajes mesiánicos del Antiguo Testamento. Es el enlace entre el Antiguo Testamento y el Nuevo por su énfasis en el cumplimiento de la profecía.


Tema y propósito.
Se dirige a un público judío y usa ampliamente las citas del Antiguo Testamento para demostrar que Jesús es, de hecho, el Mesías y Rey tanto tiempo esperado por Israel. Los judíos esperaban a un líder que poetas y profetas inspirados habían anunciado siglos antes. Creían que ese Mesías (“el Ungido”) los rescataría de la opresión romana y establecería un nuevo reino. Como rey, gobernaría la tierra con justicia. Sin embargo, muchos judíos no se habían fijado en las profecías que decían que aquel rey también sería un siervo sufrido que primero sería rechazado y asesinado. Por lo tanto, no es de extrañar que pocos judíos reconocieron a Jesús como el Mesías. Con su humildad y simplicidad, ¿cómo podía aquel humilde maestro de Nazaret ser su rey? Pero Jesús era y será siempre el Rey de toda la tierra.
Presenta fuertes evidencias de que Jesús cumple con las condiciones requeridas del Mesías de Israel en cuanto a su linaje, su ministerio sanador y sus enseñanzas. Lo hace a base de utilizar más citas y alusiones del Antiguo Testamento que ningún otro libro del Nuevo Testamento (casi 130, 53 alusiones y 76 referencias).
Es un libro de cumplimientos en el cual Jesús, en su condición de Cristo o Mesías, cumple de manera única las profecías mesiánicas de la Biblia hebrea y se ofrece a sí mismo a Israel como Rey suyo.


Mega-temas.

Jesucristo el Rey. Jesús es revelado como el Rey de reyes. Su nacimiento milagroso, su vida y enseñanzas, sus milagros y su triunfo sobre la muerte muestran su identidad verdadera.
Importancia. A Jesús no se le puede comparar con ninguna persona o poder. El es la autoridad suprema del tiempo y la eternidad, del cielo y de la tierra, de los hombres y de los ángeles. En consecuencia, es necesario que le demos el lugar que como Rey le corresponde en nuestra vida.

Jesús el Mesías. El era el Mesías, el que los judíos estaban esperando para que los librara de la opresión romana. Sin embargo, no lo reconocieron cuando vino porque su reino no era del tipo que esperaban. El verdadero propósito del libertador ungido de Dios fue morir por todos para librarlos de una opresión peor que la romana en sus consecuencias eternas: la opresión del pecado.
Importancia. Por el hecho de que Dios envió a Jesús, podeos confiarle nuestra vida. Vale la pena todo lo que podemos reconocer en El y entregar a El, porque El vino para ser nuestro Salvador, nuestro Mesías.

Reino de Dios. Jesús vino a la tierra para dar inicio a su reino. Su reino total será una realidad cuando vuelva y formarán parte de ese reino todos los que le hayamos seguido por la fe.
Importancia. Al Reino de Dios se entra por medio de la fe. Creyendo en Cristo somos salvos del pecado y nuestra vida es transformada por el poder de Su Espíritu Santo, capacitándonos para realizar las obras de su Reino y estar preparados para Su regreso.

Enseñanzas. Jesús enseñó a la gente por medio de sermones, ilustraciones y parábolas. De esta manera mostró los verdaderos ingredientes de la fe y como librarse de la vida infructuosa e hipócrita.
Importancia. Las enseñanzas de Jesús y la guianza constante del Espíritu Santo, nos enseñan a prepararnos para vivir en su Reino desde esta vida terrenal, viviendo una vida santa. Su vida fue un ejemplo de sus enseñanzas, y nuestra vida, por el poder del Espíritu Santo que mora en nosotros, también puede serlo.

Resurrección. Cuando Jesús resucitó, lo hizo con poder como el verdadero Rey. En su victoria sobre la muerte, estableció sus credenciales como Rey, y su poder y autoridad sobre lo diabólico.
Importancia. La resurrección muestra el poder de Jesús que está a nuestro favor: ni aún la muerte pudo detener su plan de ofrecernos vida eterna. Aquellos que creemos en Jesús esperamos una resurrección como la de El. Por lo maravilloso que El ha sido con nosotros y por lo maravilloso que nos espera, no podemos callar lo que El ha hecho en nuestras vidas, por lo que animosamente difundimos Su historia y sus enseñanzas en toda la tierra de modo que todos puedan disfrutar de su victoria.


Contribución exclusiva.
Más que los demás evangelios, insiste en el fondo cultural judío existente en la vida de
Cristo; no sólo esto, sino que da por supuesto que sus lectores conocen al detalle la Biblia hebrea, así como las costumbres y tradiciones religiosas judías.
También destaca las enseñanzas de Jesús: el 60% de sus 1071 versículos contienen las palabras pronunciadas por El. Está más interesado en recopilar y presentar en su obra el pensamiento de Jesús que en dotarla de un contenido puramente narrativo.
Pone de manifiesto la habilidad de Jesús para que desde la verdad y la autenticidad descubra lo falso de ciertas actitudes humanas aparentemente piadosas, pero en realidad llenas de avidez por recibir el aplauso público.
Especialmente interesante es el tratamiento que Mateo da al aspecto pedagógico de la actividad de Jesús. Mientras que Marcos y Lucas asocian las palabras del Señor a la ocasión en que fueron pronunciadas, Mateo las dispone de modo ordenado. A menudo las reúne en amplias unidades discursivas, compuestas con objeto de ayudar a los creyentes a aprenderlas de memoria. Incluye dos de los tres grandes discursos del Señor: el Sermón del Monte (5-7) y el del Monte de los Olivos (24-25). El tercero es el del Aposento Alto, que aparece en Jn 13-17.
Está lleno de lenguaje mesiánico: “Hijo de David” aparece por todo el Evangelio.
La denominación “Reino de los Cielos”, exclusiva de este evangelio y repetida treinta y dos veces en este libro, revela el tipo de reino que Cristo vino a establecer. Es el tema predominante en este evangelio y contemplado en su doble realidad: presente y futura. La proclamación de la proximidad del reino es también el anuncio que Jesús encarga a sus discípulos, a quienes, después de resucitado, les promete su presencia permanente en medio de ellos.


16 Nov 2011
Referencia: La Biblia 14.