Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Recibir la unción.



ELIAS Y ELISEO.



GENERALIDADES.
Elías fué levantado para confrontar a Jezabel (manipulación): limpiar, conquistar, derrotar, vencer, despojar, arrancar, destruír, derribar, arruinar.
Eliseo fue levantado para decretar lo que tenía que suceder en el tiempo presente, edificar y plantar.
Sabían lo que Dios iba a hacer (1 Cro 12:32).
Los hijos de los profetas fueron a buscar a Elías (el pasado): mentalidad religiosa, atadura a los logros del pasado, poner su mano en el arado y ver para atrás. Así no se puede alcanzar el reino. No quisieron aceptar que había sucedido un cambio generacional, Elías se había ido, Eliseo era el nuevo profeta.
Doble porción: doble camino, doble precio, doble esfuerzo, doble responsabilidad.



LA PREPARACIÓN DE ELISEO (2 REY 2:1-12)
Antes de ser arrebatado Elías venía con Eliseo de Gilgal, el lugar de la circuncisión (el corte de la carne, de lo carnal).
Después fueron a Betel, la casa de Dios: primero liberación, segundo santidad.
Siguieron a Jerico, lugar de fortalezas (en nuestras mentes) que necesitan ser derribadas (2 Cor 10:4-6) y ver las cosas como Dios las ve y nada más. Es también el lugar de los seis días de silencio (no murmuración, no crítica, no chisme).
Finalmente llegaron al Jordán, lugar de muerte al pasado y de nueva vida: extenderse a toda una nación, pasar a otro nivel, no hay regreso, dejar todo atrás.
Todo ello nos habla de pasar a un nuevo nivel de fe, de actos de fe, de obediencia.
Tener "hambre" por el futuro.
No vivir en el pasado, vivir en el futuro.
Elías representa la primera generación (cobertura): enseñar al máximo a la próxima generación.
Eliseo representa la segunda generación (bajo cobertura), Jn 14:12 (obras mayores). Eliseo exclamó: Padre mío, reconocimiento de la paternidad de Dios y la paternidad espiritual (manto).
Generación de Elías, 7 milagros. Generación de Eliseo (14 milagros).
Dejando lo que queda atrás: -exitos, titulos, fracasos, experiencias buenas y malas, pecados, moveres de Dios, unción, dones, llamados, etc.. No dejar que nos afecten, que nos limiten. Proseguir a la meta del supremo llamamiento, ir a un nuevo nivel.
2 Rey 2:8-9: pasar al otro lado (Jer 29:11, Prov 4:18, Sal 138:8); dejar atrás a Lot (la carne, el mundo, las limitaciones, el dolor, el fracaso, el rechazo, etc., lo que no fué invitado).



UNCIÓN Y DOBLE UNCIÓN.
Unción: revelación, impartición, activación, movilización, transformación.
• Cambia en otra persona (1 Sam 10:6).
• Pudre (rompe) todo yugo (Isa 10:27, Luc 4:18-19).
Doble unción: apóstol + profeta; esposo + esposa, parejas ministeriales.
• Uno (mil), dos (diez mil).
• Una, para nosotros, suplir nuestras necesidades.
• Otra, para otros, suplir las necesidades de otros.
Nueva impartición para las cosas difíciles.
Lo imposible es algo que nadie ha hecho hasta que alguien lo hace.
• Nada hay imposible para Dios.
• El vive en nosotros.
• Todo lo podemos en Cristo.
• En todo somos más que vencedores.
La iglesia: un giro.
• Elías, manto // Eliseo, poder.
• Jesús, manto (E.S.) // Iglesia (nosotros), poder (Hch 1:8).
• Manto: amor, salvación, aceptación, seguridad, pertenencia.
• Poder: santidad, sanidad, liberación, dones, llamado, propósito ministerio.



DOBLE UNCIÓN: UNCIÓN DE TRANSFORMACIÓN.
Elías (2 Rey 2:19-22): Jericó:
Uno. El lugar de la ciudad es bueno.
Dos. Más las aguas son malas y la tierra es estéril: gobierno, política, economía, seguridad, educación, ciencia, cultura, etc.
• Una vasija nueva: hombre nuevo, nuevo odre.
• Sal: unción transformadora.

16 Jun 2008
Referencia: Ministerio.