Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Módulo 204. Cosmovisión Bíblica.



LA DOCTRINA DE CRISTO.



Necesitamos recobrar la imagen auténtica de Jesús: el Cristo histórico (el Hijo del Hombre) y bíblico (el Hijo de Dios). Necesitamos verlo en su integridad paradójica.
• Como el Hijo del Hombre (Mat 8:20, Mar 11.19), despojado de su gloria (Fil 2:6-7), en su encarnación, pasión y muerte, con sus sufrimientos (Fil 2:7-8), como el Cordero Inmolado, pero también,
• Como el Hijo de Dios (Mat 8:29) en la plenitud de su gloria (Fil 2:9-11), Rey de reyes y Señor de señores (Apo 17.14, 1 Tim 6:15), el León de la tribu de Judá (Apo 5:5), el Todopoderoso (Apo 1:8), el Cordero Vencedor (Apo 1:12-18).
• Como Siervo y Señor.
• En su Encarnación y en su Reinado cósmico.
• Jesús no solo es nuestro Salvador, es el Señor del Reino (Rom 10:8-10); su obra no solo fue la salvación, también fue la redención (Luc 19.10) para el restablecimiento de la plenitud del Reino (Jn 3:3-5).

Jesús fué enviado por el Padre para:
• Bendecir la vida de quienes estábamos perdidos, en necesidad, en opresión (Luc 4:18-19).
• Para servir (no para ser servido) y para dar su vida por muchos (Mat 20:28, Luc 10:45).
• Para rescatar toda Su creación de la corrupción a la que estaba sujeta por causa del pecado (Jn 3:16), regresándola a Su plan original (Luc 19:10) estableciendo el gobierno, el reino de Dios sobre ella (Mat 6:9, Rom 8.19-21).
• De la misma manera debemos hacerlo nosotros, sus seguidores, si es que verdaderamente somos sus seguidores (Jn 20:21).
• Como herederos de Abraham somos bendecidos para bendecir (Gen 12.1-3) a todas las familias (naciones) de la tierra.
• Jer 1.10: derribando, arruinando, arrancando y destruyendo las obras de las tinieblas sobre reinos y sobre naciones, y plantando y edificando el Reino de Dios en ellas.
• 1 Cro 12:32: siendo entendidos en los tiempos para enseñarles lo que hay que hacer.
• Jer 15:19: convirtiéndolas al Reino y no convirtiéndonos nosotros a ellas.
• Mat 5:13-16: siendo la sal que frene y le ponga un alto a la maldad y el pecado en ellas, y les muestre la luz para vivir en la justicia, la paz y el gozo del Reino (Rom 14:17)
• Mat 13:33: para transformarlas a la imagen del Reino de los cielos (Mat 6:10).


Conclusión.
• El Jesús en el que nosotros creemos no fue un Jesús ocupado de sí mismo y de sus deseos, no fué un Jesús para quién Dios debía girar alrededor de El.
• Jesús vivió ocupado de los demás y de sus necesidades.
• Jesús giró alrededor del plan del Padre y vino a hacer la voluntad del Padre, no la suya propia.
• Si la misión cristiana ha de tener la misión de Cristo por modelo, seguramente implicará que necesitamos y debemos entrar en el mundo de los demás tal como lo hizo Cristo:
• En la evangelización ingresamos en el mundo de sus pensamientos, sus sentimientos, sus decisiones, en el mundo de su tragedia y su desorientación, con el fin de llevarlos a Cristo allí donde se encuentre.
• En la acción social, ingresamos en el mundo de sus necesidades emocionales, psicológicas, físicas y sociales (Luc 4:18-19), que tal vez nunca hayamos conocido ni sentido antes, con la disposición de renunciar a la comodidad y seguridad para entregarnos a nosotros mismos en servicio a ellos (Fil 2:3-4, Mar 10:42-45).
• La misión requiere una identificación con las personas en su situación real: Jesús tuvo compasión de los seres humanos necesitados, ya fuesen enfermos o desamparados, hambrientos, atormentados o indefensos. En consecuencia, nosotros también debemos tener compasión de ellos (Mat 25:31-46).



BIBLIOGRAFÍA.

“La Fe Cristiana frente a los desafíos contemporáneos”.
John R. W. Stott.
Libros Desafío. CRC Publications. Primera reimpresión, 1999.

31 Ene 2012