Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Módulo 206. Paternidad y cobertura espiritual.



TEMA No. 5.
EL PROCESO PARA LLEGAR A SER HIJO.



La señal de un padre espiritual (2 Rey 2:1-8).
 Eliseo tuvo que decidir ante cada paso en el que siguió a Elías, su padre espiritual.
 Cuando este se dirigía a un lugar, le preguntaba a Eliseo si quería ir, y él disponía, según su voluntad --> el verdadero hijo va a hacer eso constantemente --> tomará determinaciones voluntarias para seguir al hombre de Dios.
 Un padre espiritual no manipulará sino que siempre pedirá a los hijos que le acompañen para que decidan voluntariamente --> cuando usa de un espíritu de manejo (manipulación) dejó de ser padre.
 Un verdadero padre o mentor espiritual no lo manipulará ni le impedirá ser leal a Dios y a Su Palabra --> reconocerá que de ello emana realmente toda autoridad y él mismo se someterá a ella.
 Un verdadero padre espiritual siempre le pedirá que usted decida si quiere continuar en cada etapa del proceso de entrenamiento bíblico y espiritual, no lo manejará.
 El verdadero padre espiritual es aquel que quiere lo mejor para su hijo y que si este crece en una unción aún mayor que la de él, se enorgullece por ese hijo que el mismo formó (Jn 14:12).


Las responsabilidades del padre espiritual (Mat 4:19).
 No hay que tratar de formar a alguien que no nos está siguiendo.
 Los hijos no solo socializan con nosotros, caminan por donde caminamos.
 Eliseo siguió a Elías --> un proceso que lo calificó para llamarlo "padre".
 Pablo les dice a los corintios que podían tener muchos maestros, pero un solo padre (1 Cor 4:15, 1 Tes 2.10-11).
 El ser un padre espiritual conlleva responsabilidades:
 Ser un ejemplo --> enseñar con el ejemplo.
 Exhortar --> reprender y corregir --> la corrección trae promoción.
 No pedir excusas ni tener temor --> si es hijo va a aguantar que se le corrija.
 Consolar --> animar, dar ánimo (no desanimar ni desalentar).
 Heredar en vida --> delegar --> no necesitamos hacer las cosas solos.


Las responsabilidades de los hijos espirituales.
 Dispuestos a despojarse de sí mismos y a recoger el manto para operar en el espíritu de su padre (Eliseo).
 Honrar a sus padres (Exo 10:12) --> enaltecer, reverencia, respetar --> no se puede hablar mal, ni tratar mal, ni desear mal del hombre que ha sido ungido como padre de la casa.


El proceso de la formación de los hijos espirituales.
 Cinco etapas:
 Gilgal.
 Betel.
 Peniel.
 Jericó.
 El Jordán.


Gilgal  disciplina y purificación (2 Rey 2:1).
 En ese sitio --> Josué --> circuncidó a la generación que entraba a la tierra prometida, purificándola, quitándole el oprobio y la vergüenza (Jos 5:3).
 Un padre espiritual --> circuncidar a sus hijos.
 Arrrpentimiento de los pecados pasados.
 Obediencia a Dios.
 Disciplina de parte del padre.
 Disciplina (Ecle 12:11, Heb 12:4-9) --> solo el padre tiene las herramientas necesarias para darle la forma que Dios quiere darle al hijo --> solo él puede deshacer lo que era y llevarlo a lo que debe ser.
 En los tiempos bíblicos --> la disciplina --> corrección por la palabra del padre de la casa.
 Una vida sin disciplina se convierte en una existencia frívola --> la disciplina y la corrección son las que traen mejoras a nuestras vidas, y por ende, traerán la promoción (Prov 13:1, Prov 20:20).
 La disciplina es la marca de que somos hijos (Heb 12:4-9).
 Purificación --> si estamos dispuestos a trabajar por nuestro padre necesitamos también estar dispuestos a que nos pase la cuchilla de la circuncisión --> todo aquello impuro que proviene de la carte debe ser cortado.


Betel --> sumisión (2 Rey 2:2, Gen 28:10-19).
 Lugar donde Jacob reposó y tuvo una visión.
 Reposo --> recostar la cabeza sobre la roca --> descansar sobre la Palabra, significa rendir la mente a ella, confiar en la Palabra escrita y en la que nos ha sido dada.
 Un hijo no puede llevar a Betel sus propias motivaciones y tampoco un sentido de superioridad, menos con respecto a su padre.
 Para llegar a Betel necesita recibir la palabra que viene de su padre --> muchos pueden ser nuestros maestros, pero solo tenemos un padre --> amar la palabra del padre de la casa porque esa es la palabra de corrección y revelación que Dios ha dispuesto para nosotros.
 Siempre pensamos que el jardín del vecino es más verde que el nuestro pero Dios nos dió un padre en la casa para que vivamos por la Palabra que él predica --> esa y solo esa es la palabra que necesitamos.
 La conexión de un hijo con su padre es por la palabra --> por eso es necesario que nos recostemos y descansemos en la revelación, la visión y la dirección que nos da la palabra declarada por nuestro padre.
 Visión --> cuando comenzamos a descansar sobre la palabra de nuestro padre espiritual, nuestros ojos son abiertos como los de Jacob y recibimos la visión.
 Con ella viene la disposición de sacrificarse y entregarlo todo por ella.
 Algunos no captan la visión porque no son hijos.
 Si recibimos la corrección y la dirección del padre de la casa, recibiremos la visión que él tiene
 No podemos decir que estamos sometidos a una casa y no tener la visión ni los sueños del padre espiritual de esa casa.
 No podemos atrevernos a decir que tenemos una visión más grande que la de la casa --> si es así, es porque no somos de la casa.
 Aceite de bendición --> cuando Jacob recibió de parte de Dios la palabra de provisión y multiplicación, antes de irse, regresó a la roca y vertió sobre ella aceite --> si queremos ser hijos, luego de recostarnos sobre la roca que abrió nuestros ojos, tenemos que volver y ser recíprocos con nuestro padre con respecto a la bendición que Dios nos ha dado (Gal 6.6).
 El hombre de Dios tiene que ser bendecido.
 Cuando recibimos bendición hay que bendecir al padre espiritual.
 Volvernos y bendecir al hombre que nos ha dado la revelación necesaria para atravesar los días más oscuros de nuestra vida (y también los menos oscuros).
 El aceite derramado sobre la cabeza del padre de la casa desciende hacia la congregación de nuevo --> nos bendice también a nosotros (Sal 133:2).
 La conexión entre un padre con su hijo no es tan solo en la palabra sino que el hijo se une con su padre bendiciéndolo. gratificándolo y reconociéndolo.


Peniel --> la conquista de la bendición (Gen 32:24-30).
 La lucha por ella.
 El proceso de Betel nos lleva a Peniel, pero el proceso de Peniel nos lleva a la herencia total (de nuevo a Betel pero con mayor madurez).
 Entre Peniel y Betel hay una íntima relación --> nunca podremos pasar la primera puerta (que es Betel) sin haber pasado primero por Peniel (y viceversa) --> un círculo virtuoso de pararnos en la Palabra y luchar por una bendición mayor fundados en esa Palabra.
 No puede haber un Peniel sin un Betel --> hay que reposar sobre la palabra del hombre de la casa, hay que comer de la palabra del hombre de la casa.


Jericó --> la confrontación (2 Rey 2:4).
 Es lugar de conquista y de batalla --> es símbolo de guerra.
 Pelear las batallas de nuestro padre espíritual --> como Josué, Aaron y Hur contra Amalec.
 Cuando surgen las batallas, principalmente las internas, la diferencia entre los hijos y los miembros es que los miembros se van pero los hijos pelean --> usan correctamente su espada para defender a su padre, nunca en contra.
 Cuando hay conflicto, los hijos pelean junto al hombre de Dios, defienden lo que él defiende y luchan por lo que él lucha, y cuando se cansa, ellos toman su lugar en defensa de la familia, de los hijos, de la visión.
 Con la misma intensidad con que defendemos y cuidamos lo que más queremos en lo natural, en lo espiritual debemos proteger y cuidar al padre de la casa.
 Hay que dejar ir a los que no estén dispuestos a ser hijos --> no son ni hijos ni soldados.
 Las características de los hijos-soldados son:
 Nunca abandonan su posición --> están preparados para defender a su padre porque reconocen que su destino está en los lomos de ese padre.
 Nunca hay que tratarlos con delicadeza --> son fuertes, no retroceden, como verdaderos soldados hacen su trabajo sin esperar halagos.
 Nunca retroceden --> cuando el padre se mueve, el hijo se mueve; cuando se detiene, él se detiene --> David calificó como hijos --> respetó la unción y la posición que Saúl tenía --> los verdaderos hijos espirituales respetan la unción de aquellos que están sobre ellos.
 Un hijo le guarda las espaldas a su padre y no permite que nadie lo toque o lo dañe --> se mantiene alerta para prevenir y/o salir a hacer guerra espiritual cuando la casa es atacada o el padre es rodeado por la murmuración y la detracción.
 Un hijo espiritual no retrocede en la oración por su padre, sino que lo apoya constantemente en intercesión.


Jordán --> muerte a lo anterior (2 Rey 2:6).
 Cada vez que se lo cruza es para ingresar a una mayor dimensión --> cada vez que Dios nos quiere llevar a otra dimensión vamos a pasar por un proceso de muerte (cambio --> incomodidad).
 El Jordán significa una transformación para caminar, avanzar, cruzar a otras dimensiones de progreso.
 El primero que va a cruzar el Jordán es el padre espiritual --> crisis --> se va a ver su humanidad y falibilidad --> en estos momentos los que no son hijos se desaniman, se alejan.
 Los hijos no critican --> están al lado del padre para ayudarlo a cruzar ese proceso de muerte, cambio, transformación --> cuando somos podados es para dar más fruto --> más fruto implica más bendición para los que están bajo cobertura.
 Los hijos son los que asisten al padre en sus momentos difíciles y de debilidad humana --> pueden ver la realidad y no se escandalizan; consuelan, no condenan
 La relación padre-hijo --> una relación de compromiso mutuo --> el hijo unido al padre por un pacto de amor y sujeción --> no importa lo que pase en la vida de ese padre, el hijo no lo va a abandonar.
 Cuando un hijo cruza el Jordán con su padre está en posición de recibir lo que el padre tenía como herencia en la dimensión donde estaba y además será llevado a una nueva dimensión --> califica para recibir el manto de unción sobre su vida.
 Muchos han robado el manto --> eso no funciona, no tienen unción verdadera.
 Lo que nos habilita para recibir el manto del padre es que hayamos cruzado el Jordán con él, y cuando esto ocurre, no tendremos problemas en cruzar nuestro propio Jordán porque tendremos el manto que recibimos como herencia, la unción del padre de la casa --> una unción legítima, que no fué robada sino transferida en buena ley.
 Los hijos obedientes caminarán en gran demostración de espíritu y poder, abriéndose paso con aquello que fue depositado en sus vidas.
 El legado de sus padres son los principios espirituales que, representados en la capa del profeta Elías, ahora son usados en fe por hijos transformados.
 Estos preceptos recibidos de los grandes hombres de Dios son los que nos abrirán camino y nos llevarán a tierras de nuevas posibilidades.

17 Abr 2012