Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El amor cristiano.



Isa 43:7: somos Su pueblo, creados para Su gloria.
¿Cómo podemos dar gloria a Dios? Amando a los demás.
Jn 13:34-35: por el amor que les tengamos a otros, los demás sabrán que somos discípulos de Jesús.


¿Que es el amor?
No es un sentimiento. Si fuera un sentimiento no sería un mandamiento de la Palabra de Dios.
Es una decisión. Por ello es un mandamiento.
Es una decisión que emana del corazón, donde vive una Persona que nos llena de El: Dios. El es amor (1 Jn 4:8).


Importancia fundamental del amor cristiano.
1 Cor 13:13: lo más importante de la vida cristiana.
1 Cor 13:1-3: sin amor no somos nada, nada sirve, no podemos nada.
1 Cor 13:4-8: el amor obra.


La caracterización del amor cristiano (1 Cor 13:4-8).
Es sufrido: se sacrifica por las otras personas para servirlas, ver por sus necesidades.
Es benigno: hace lo bueno por las demás personas, sin esperar que los demás lo hagan por él.
No tiene envidia: no experimenta celos de ningún tipo; se alegra por los éxitos de los demás y también sufre con los fracasos de ellos..
No es jactancioso: no hace alardes, ni echa en cara lo que hace por los otros.
No se envanece: no anda publicando lo que hace por los demás, no se enorgullece ni se alaba por sus actos.
No hace nada indebido: respetuoso del otro, honra, no usa.
No busca lo suyo: no es egoísta, se concentra en el otro, no en sí, no busca sus propios benefricios.
No se irrita: paciente, no es violento, ni agresivo.
No guarda rencor: no toma en cuenta el mal que le puedan hacer ni busca venganza.
No se goza de la injusticia: no se alegra con el mal ajeno ni se hace de la “vista gorda”.
Se goza de la verdad: se goza en seguir la Palabra, piensa, habla y actúa con la verdad siempre.
Todo lo sufre: si tiene que negarse a sí mismo lo hace con gusto.
Todo lo cree: no deja de confiar en las otras personas.
Todo lo espera: no se desespera, ni pierde la paciencia, ni se enoja.
Todo lo soporta: paciente, perseverante, firme, persistente.
Nunca deja de ser: como no es por mérito ni por lo que haga o deje de hacer la otra persona sino por decisión, permanece para siempre.


17 Jun 2008
Referencia: Fundamentos.