Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Principios bíblicos para el liderazgo político.



LIDERAZGO POLÍTICO.


Definiciones.
Persona a la que un grupo sigue reconociéndola como jefe u orientadora.
Persona que ejerce influencia en otros, que los moviliza hacia el logro de un fin o una meta.
Dos temas fundamentales:
1) Influencia: producir sobre otra persona un efecto.
2) Logro de un fin o una meta.
Ahora bien, tanto la influencia como la meta pueden ser negativas o positivas.


Modelos de liderazgo.
Hay muchos modelos de liderazgo que podemos observar en el mundo.
Sin embargo, para poder entender los principios del liderazgo más efectivos, necesitamos recurrir al mejor de todos los líderes que han existido. El liderazgo de Jesús.

Hay dos tipos de principios de liderazgo que podemos tomar:
1) Los principios de liderazgo del mundo (codicia, vanagloria, placer).
2) Los principios de liderazgo de la Palabra de Dios.
Los resultados no serán los mismos: Deut 30:19-20: vida o muerte, bendición o maldición.


El liderazgo, los grandes hombres de la historia y la Biblia.
“Es imposible gobernar bien al mundo sin Dios y la Biblia”. JORGE WASHINGTON, Primer Presidente de Estados Unidos.
“La Biblia hace a la mejor gente del mundo”. THOMAS JEFFERSON
“Al ocuparse en la lectura bíblica, usa su tiempo muy bien. Acepte usted todo lo que pueda entender de este Libro por medio de su razón y después tome el resto por fe. Haciendo esto será mejor persona mientras viva y al llegar la hora de su muerte. Creo que la Biblia es el mejor regalo que Dios ha dado al hombre. Todo el bien que el Salvador del mundo nos proporcionó se nos comunica en este libro y si no fuera por él, no sabríamos la diferencia entre el bien y el mal. Toda cosa provechosa al hombre se contiene en la Biblia”. ABRAHAM LINCOLN
La Biblia no es un libro común y corriente, sino una criatura viviente que tiene un poder único que conquista a todo el que se opone” (Napoleón Bonaparte, emperador francés del siglo XIX).


La influencia.
Deriva del carácter: el aspecto fundamental del éxito de un líder va a depender de quién sea él o ella como persona. El carácter se desarrolla.
Las técnicas de liderazgo ayudan, siempre y cuando se fundamenten en el carácter del líder.
La falta de carácter le resta influencia al líder, y por lo tanto, efectividad.
Mat 7:28-29. “Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.”
Algunos componentes de la influencia:
1) Interés genuino en las personas.
2) Honradez.
3) Integridad (dice lo que hace, es igual en público que en privado).
4) Amabilidad (no autoritario, no gritón).
5) Se mantiene en constante preparación.


Las metas, los objetivos (la visión).
Un liderazgo efectivo tiene que producir resultados.
Esos resultados tienen que producir una mejor calidad de vida de las personas.
Las metas se traducen en una visión: un lugar de llegada de toda la acción:
Prov 29:18: “Sin visión el pueblo se desenfrena; más el que la guarda es bienaventurado”.
Hab 2.2-4:
“Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.”


La condición fundamental para un liderazgo exitoso es un liderazgo moral:
Prov 29:2. “Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra; mas cuando domina el impío, el pueblo gime.”
Prov 29:4. “El rey con el juicio afirma la tierra; mas el que exige presentes la destruye.”
Prov 10:6-9. “Hay bendiciones sobre la cabeza del justo; pero violencia cubrirá la boca de los impíos. La memoria del justo será bendita; mas el nombre de los impíos se pudrirá. El sabio de corazón recibirá los mandamientos; mas el necio de labios caerá. El que camina en integridad anda confiado; mas el que pervierte sus caminos será quebrantado.”


Los principios fundamentales del modelo de liderazgo de Jesús.

Fil 2:3-11:
Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.
1) No hacer las cosas por contienda.
2) Tampoco por vanagloria (presunción, orgullo, vanidad).
3) Humildad (no tener más alto concepto de sí mismo, no sentirse superior a otros).
4) Estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo.
5) No mirando cada uno por lo suyo propio, sino por lo de otros.
6) Despojarse a sí mismo (no mas alto concepto de sí mismo).
7) Tomar forma de siervo (servir, no mandar).
8) Sentirse igual con los demás (lo único que nos diferencia es la responsabilidad).
9) Dios lo exaltará hasta lo sumo.


Jesús habló del liderazgo político:

Mar 10:35-45.
Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro, querríamos que nos hagas lo que pidiéremos. Él les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Ellos dijeron: Podemos. Jesús les dijo: A la verdad, del vaso que yo bebo, beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado. Cuando lo oyeron los diez, comenzaron a enojarse contra Jacobo y contra Juan. Mas Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.


La Palabra de Dios también habla de liderazgo político.

Deut 17:14-20.
Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da, y tomes posesión de ella y la habites, y digas: Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti al que Jehová tu Dios escogiere; de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti; no podrás poner sobre ti a hombre extranjero, que no sea tu hermano. Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca por este camino. Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe; ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia. Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra; para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra; a fin de que prolongue sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel.

28 Oct 2013