Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Evangelismo.



TEMA 01: DEFINIENDO EL EVANGELISMO.



ESCRITURAS BÁSICAS.
1 Tim 2:3-4, Pro 11:30, Mar 16:15, Ezeq 3:18, 1 Ped 2:9


EVANGELIZAR.
El término proviene del griego “Evangelión” que significa literalmente “noticias gozosas” o “buenas noticias”
• El significado hebreo es “traer nuevas de victoria”.
• Anunciar buenas nuevas (castellano, evangelizar).
• Llevar un mensaje, proclamar o dar nuevas.
• Hacer saber, declarar, contar, anunciar buenas nuevas.
• Lo podemos definir como:
• Dar las buenas nuevas de salvación a través de Jesús.
El término “ismo” nos indica un sistema: principios, métodos, estrategias y técnicas.


PRECISANDO EL EVANGELISMO.
Evangelizar es:
• Difundir, en el poder del Espíritu Santo.
• Las buenas nuevas,
• UNO. Que Jesucristo murió por nuestros pecados y resucitó de entre los muertos de acuerdo a las Escrituras.
• DOS. Que como Señor y Salvador que reina, El ofrece el perdón de los pecados y el don del Espíritu
• Libertando a todos los que se arrepienten y creen.


EVANGELISMO Y DISCIPULADO.
Jesús llama a todos los que quieren seguirle, no solo a creer en El, sino también a ser sus discípulos.
Al presentar el Evangelio no tenemos la libertad de esconder el costo del discipulado: negarse a sí mismos, tomar su cruz y seguirlo.
El verdadero resultado del Evangelismo no es solo conversión, sino que incluye la obediencia a Cristo, la incorporación a su iglesia, y el servicio responsable en el mundo” (1 Cor 15:3-4, Hch 2:32-29, Jn 20:21, 1 Cor 1:23, 2 Cor 4:5, 5:11, 5:20, Luc 14:25-33, Mar 8:34, Hch 2:40-47, Mar 10:43-45).


ETAPAS EN EL CUMPLIMIENTO DE LA GRAN COMISIÓN:
Mat 28:18-20, Mar 16:15-18, Hch 1:8, Heb 10:25, Mat 16:24, Mar 8:34, Luc 9:23.
Por lo menos, tres etapas:
• La predicación del evangelio para que las personas se conviertan (EVANGELIZACIÓN).
• La incorporación de las personas convertidas a la iglesia (CONSOLIDACIÓN).
• La conversión de las personas incorporadas en discípulos de Cristo (DISCIPULADO).
La meta no es solamente proclamar las Buenas Nuevas sino formar discípulos.
Evangelizar implica que estemos convencidos de la centralidad de la conversión a Jesucristo de las personas.
• Sin conversiones no tenemos cristianos.
• Sin conversiones no tenemos discípulos.
• Sin cristianos no tenemos con quienes bendecir a la ciudad o a la nación.
• Sin conversión no hay salvación, ni perdón, ni vida eterna.
Evangelizar demanda que veamos al convertido incorporado a la iglesia local.
El verdadero amor cristiano lleva a desear, buscar, trabajar y planear para que la mayor cantidad posible de personas se conviertan a Cristo de todo su corazón, constituyéndose en unos verdaderos discípulos de El.
La esencia del mandato evangelístico, es entonces, cosechar, acopiar el grano o el fruto del campo (el mundo), ponerlo y conservarlo en los graneros (la iglesia), y usar de ese fruto para sembrar y cosechar más (reproducción espiritual).


NATURALEZA, PROPÓSITO Y META DEL EVANGELISMO.
De acuerdo con lo anterior:
• La naturaleza del evangelismo es la comunicación de las Buenas Nuevas.
• El propósito del evangelismo es dar a los individuos y grupos una oportunidad válida de aceptar
• a Jesucristo.
• La meta del evangelismo es persuadir a hombres y mujeres para que lleguen a ser discípulos de Jesucristo y que le sirvan a El en la comunión de la iglesia.




TEMA 02: UNA MISIÓN PARA TODOS.



JESÚS COMO MODELO DE EVANGELIZACIÓN.
Algunos de los ejemplos de su actividad evangelizadora:
• Nicodemo (Jn 3).
• La mujer samaritana (Jn 4).
• El joven rico (Mat 19).
• Zaqueo (Luc 19).
• El ladrón en la cruz (Luc 23).
Características de su evangelización:
• Hablaba con autoridad (Mat 7.28-29).
• Demostraba compasión por el pecador (el endemoniado gadareno, la mujer adúltera --Jn 8:10-11--: no condena al pecador).
• Iba hacia donde se encontraba la persona (Zaqueo, Luc 19:5).
• Estaba consciente de la urgencia de la salvación de las personas.


UNA MISIÓN PARA TODOS.
La misión del evangelismo y discipulado es una misión que nos encomendó el Señor a todos los que creemos en el..
Es tan importante esa misión que la dejó escrita cinco veces en cinco diferentes libros de la Biblia (Mat 28:19-20, Mar 16:15, Luc 24:47, Jn 20:21, Hch 1:8).
Jesús nos llamó no solo a venir a El, sino también a ir por El.
No es una sugerencia, es un mandato. No cumplir con el es desobediencia.
Esa misión es un privilegio maravilloso: trabajar con Dios (2 Cor 6:1) y representarlo como embajadores (2 Cor 5:18-20).
Decirles a otros cómo pueden obtener la vida eterna en el cielo y la vida plena en la tierra es el mejor regalo que les podemos hacer: es un regalo para la eternidad que todos lo necesita.
Para desarrollarla no necesitamos abandonar nuestro trabajo actual.
Las buenas nuevas las podemos compartir donde estamos con quienes están con nosotros.
Esa misión da significado a nuestra vida: el mejor uso que le podemos dar es emplearla en algo que sobrevivirá eternamente.


LA SUCESIÓN DE LA MISIÓN EVANGELIZADORA.
El Padre envió a Jesús. Jesús nos envía a nosotros.
La labor evangelizadora es una labor fundamental para todos (no todos tenemos el oficio pero todos tenemos la tarea).
• Somos ministros de la reconciliación (2 Cor 5.18).
• Somos embajadores de Cristo (2 Cor 5.20).
Estamos equipados para ello.
Necesitamos desarrollar el equipamiento para hacerlo efectivo al máximo.


DOS FORMAS DE EVANGELISMO.
• Evangelismo personal: persona a persona.
• Evangelismo masivo: eventos, campañas.


EL EVANGELISMO PERSONAL.
Todos lo pueden hacer.
Se puede hacer en todas partes.
Se puede hacer en cualquier tiempo.
Alcanza a todas las clases sociales.
Da en el blanco.
Produce inimaginables resultados.





TEMA 03: PRINCIPIOS BÁSICOS.



EVANGELISMO EFICIENTE: CONOCER “EL PRODUCTO” Y ESTAR CONVENCIDO DE SUS BONDADES.
Nuestro “producto”: Jesucristo el Hijo de Dios (Mar 1.1), el Mesías (Jn 4:24-26), el Salvador (Jn 3:16).
Las cualidades del “producto”:
• Perdón de pecados (Luc 1:77, Efe 1:7, Col 1:14)
• Liberación de la esclavitud del pecado (Rom 6:18, Rom 6:22).
• Sanador del cuerpo y del alma (Luc 4:18)
• Libertador (rompe cadenas, ataduras, limitaciones, etc.) (Luc 4:18).
• Proveedor (Sal 23, Fil 4.19).
• Bendecidor (Efe 1.3).
Auxiliares de la “venta”.
• Convicción del imperativo de la misión (Rom 10.14-15).
• Oración por denuedo (Hch 4.29): atrevimiento, osadía, valentía, esfuerzo, audacia.
• Oración para que el amor de Cristo nos constriña (2 Cor 5:14): apremie, aflicción positiva.
• Oración para que el Señor confirme Su Palabra con señales, milagros y prodigios (Hch 4.30).


EVANGELIZAR: COMPARTIR EL MENSAJE DE NUESTRA VIDA.
Para evangelizar a otra persona (evangelismo personal), no necesitamos tener una gran preparación ni altos estudios bíblicos. Cuando Jesús envió al endemoniado gadareno a contarles a su familia y a su pueblo lo que Dios había hecho por él, así como cuando la mujer samaritana fue a su pueblo a contar que Jesús era el Mesías, no tuvieron que pasar por una gran período de preparación. Lo que ellos fueron enviados a compartir fue el mensaje de su vida, la experiencia que habían tenido con el Salvador.
El mensaje de nuestra vida, nuestra experiencia con Jesús, tiene cuatro partes generales:
UNO. Nuestro testimonio: la historia de quiénes éramos antes de conocer a Cristo (muy general, sin detalles) y cómo comenzamos nuestra relación con Jesús.
DOS. Nuestras lecciones de vida, las lecciones más importantes que Dios nos ha enseñado.
TRES. Nuestro propósito de vida: las obras para las cuales Dios nos ha moldeado y que más nos importan, y como El le ha dado dirección y sentido a nuestra vida.
CUATRO. Las buenas nuevas, el mensaje de salvación, el plan de salvación.


EL PLAN DE SALVACIÓN.
Es la manera ordenada de exponer el programa de Dios al pecador.
Partes esenciales que la persona debe conocer y entender:
UNO. El pecado y sus consecuencias: no hay justo ni aún uno (Rom 3:10) porque todos hemos pecados y estamos despojados de la gloria de Dios (Rom 3:23).
DOS. La paga del pecado es muerte (Rom 6:23).
TRES. El plan providencial de Dios: el regalo de Dios para nosotros, aún cuando no nos lo merecemos, es vida eterna (Rom 6:23), la cual, por el gran amor con que El nos ama, El obtuvo para nosotros por medio de la muerte de Jesús en la Cruz (Jn 3:16).
• Jesús pagó por nosotros las consecuencias de nuestros pecados, la muerte (Rom 6:23).
• Isa 53.5: el castigo de nuestra paz fue sobre El.
• Rom 10:13: todo el que invocare el nombre de Jesús será salvo.
CUATRO. Lo que la persona debe hacer para apropiarse de la salvación (Rom 10:8-10): si creemos en nuestro corazón y confesamos con nuestra boca que por Su muerte nuestros pecados fueron cancelados y que Dios lo resucitó de entre los muertos para ser el Señor de todo y nuestro, seremos salvos.
QUINTO. Después de hacer la oración de entrega, enseñarles la necesidad de:
• Leer la Biblia.
• Orarle a Dios.
• Mantener reuniones con nosotros para ayudarlos a fortalecer su caminar en Cristo.
• Llevarnos a nuestra iglesia, o ayudarlos a buscar una que enseñe la Palabra, donde puedan congregarse para seguir su desarrollo como cristianos y discípulos..
• Bautizarse lo más rápidamente posible.


ACTITUDES BÁSICAS PARA DEL EVANGELISMO.
Motivación: nuestra propia experiencia de conversión (solo un convertido puede evangelizar).
El Espíritu Santo es nuestro motivador: El nos da el poder para testificar de Cristo (Hch 1:8).
Capacitación: Jesús preparó a sus discípulos, capacitándolos (Mat 28.16-20) lo que nos indica que nosotros también necesitamos capacitarnos, estudiar y aprender.
Comunión estrecha con el Espíritu Santo: necesitamos estar en armonía con la voluntad y los planes de Dios porque El es quién interviene en el cuando y cómo será salva una persona porque nadie puede llamar a Jesús Señor sino por el Espíritu Santo.


MÉTODOS DE EVANGELISMO.
Dos métodos fundamentales:
• El método deductivo que va de lo general a lo particular. Comienza hablando directamente del plan de salvación para luego aplicarlo a un problema personal y particular.
• El método inductivo que comienza tratando el problema específico de la persona hasta llevarlo al plan de salvación. Fue el método utilizado por Jesús con la mujer samaritana (Jn 4).




TEMA 04: EL ESPÍRITU SANTO Y EL EVANGELIZADOR.



EL PAPEL DEL ESPÍRITU SANTO.
Para evangelizar con efectividad necesitamos saber que la victoria (la evangelización de una persona) solo viene de Dios porque:
UNO. Las personas están cegadas en su entendimiento por fortalezas que el diablo ha levantado para que no reciban la luz del evangelio (2 Cor 4:4).
DOS. Esas fortalezas solo pueden ser derribadas por armas espirituales poderosas (2 Cor 10:4-6).
TERCERO. Nadie puede llamar a Jesús Señor si no es por Espíritu Santo (1 Cor 12.3).
CUARTO. La victoria se obtiene (Zac 4:6) no con ejércitos, ni con nuestras habilidades, ni por nuestras características; la obtenemos por su Espíritu Santo.
Por lo tanto, la evangelización no es un asunto de mucho conocimiento, sino un asunto de poder espiritual,


EL ESPÍRITU SANTO EN LA EVANGELIZACIÓN:
En el evangelizador:
• Hch 1:8: El es la fuente de poder para testificar.
• Provee las técnicas y los argumentos.
• Jn 16:13: Quién nos guía y dirige hacia las personas que están listas.
En los evangelizados:
• Jn 16:8: Quién produce convicción de pecado, de arrepentimiento y de juicio.
• 1 Cor 12:3: Quién quita la venda de los ojos y motiva a reconocer a Jesús como Señor.
• Jn 16:13: Quién nos guía a la Verdad (Jn 14.6: Jesus es el camino, la verdad y la vida).
• Jn 14:26: el Maestro que nos enseña de Jesús.
• Jn 15:26: el Testigo que testifica a nuestro espíritu.
• Rom 8:16: el que da testimonio de que somos hijos de Dios.


CUALIDADES DESEABLES EN EL EVANGELIZADOR.
Decidido y animoso (Neh 8:10): el gozo del Señor es nuestra fortaleza.
Valiente y audaz (Jos 1:9, 2 Tim 2.1-6).
Temeroso de Dios (Prov 1:7) para evangelizar necesitamos de la sabiduría divina, y el principio de esa sabiduría es el temor de Dios.
Persona de fe (Heb 11:6): sin fe es imposible agradar a Dios.
Humildes (Luc 1:52, Sal 147:8): no sentirnos superiores a los demás, corazón enseñable, mansedumbre.
Actuar en el tiempo de Dios: Dios tiene el tiempo correcto para la salvación de cada persona (Ecle 3:11). Uno siembra, otro riega y otro cosecha (1 Cor 3:6). Para hacer la obra de Dios con efectividad necesitamos conocer dos tiempos:
• El tiempo “Chornos”: el tiempo según el calendario y horario que nos rige.
• El tiempo “Kairos”: el tiempo en el que Dios actúa (1 Cro 12:32: entendidos en los tiempos –Kairos-- para saber lo que hay que hacer).
• Necesitamos saber distinguir el Kairos que es donde sucede la manifestación de la presencia de Dios, estar en la voluntad absoluta de Dios (Ecle 3:11).
Ser auténticos: no usar los métodos de otros solo porque ese otro tiene éxito (no usar la armadura de otro, 1 Sam 17:38-39).
• Dios nos hizo originales, y bajo esa originalidad fue que El nos llamó (Mat 28.18-20).
• Dios nos equipó con dones, capacidades y habilidades para ello (Dios equipa a los llamados)
• Lo que es bueno para unos, no necesariamente lo es para otros: necesitamos buscar nuestro propio estilo de hacer las cosas de acuerdo al grado de originalidad y a las características que Dios puso en cada uno de nosotros.
Santificación. Es un proceso continuo que nos permite crecer espiritualmente y ser mucho más efectivos en la obra de Dios (2 Tim 1:9, 2 Tim 2:21-22, 2 Cor 7.1, Luc 1:74-75).
• Leer constantemente la Biblia (por lo menos, una vez completa).
• Memorizar la Palabra de Dios para aplicarla en el momento indicado.ç
• Estudiar y meditar la Palabra.
• Oración: entrar en la presencia de Dios y ser fortalecidos.
Observadores de la vida: de allí y de la Palabra de Dios es de donde obtenemos el material y los argumentos que nos abrirán las puertas para evangelizar (1 Tes 5:21: examinarlo todo y retener lo bueno).





TEMA 05: LAS DIEZ EXCUSAS MÁS FRECUENTES PARA NO RECIBIR A CRISTO
(y los argumentos bíblicos para refutarlos).



“HOY NO”.
Isa 55:6:; buscarlo hoy mientras puede ser hallado, mañana quién sabe.
Mat 24:44: El Señor puede venir en cualquier momento o podemos morir en cualquier momento, a la hora que menos pensémos.
Hch 22:16: ¿Por qué nos detenemos?.
2 Cor 6:2: hoy es el tiempo aceptable.
Jos 24:15: escoger hoy a quién servir.
1 Rey 18:21: ¿hasta cuándo vacilarán?.
Prov 27.1: no podemos jactarnos del día de mañana, de repente no llega.


“ES DEMASIADO TARDE”.
Dan 2:21: Dios cambia los tiempos y da nuevas oportunidades.
Jn 6:37: El que a El viene (no importa el tiempo), El no lo echa afuera.
Rom 10:13: todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo (no importa la edad, el tiempo, el pasado, etc.).
2 Cor 5:17: si alguno está en Cristo las cosas viejas pasaron (no importa que parezca que ya es demasiado tarde); para Dios nunca es tarde.


“TRATÉ UNA VEZ Y FALLÉ”.
Prov 24:16: siete veces caerá el justo pero se levantará.
Fil 1:6: el que inició la buena obra en nosotros, la perfeccionará.
Dan 3.17: El es capaz de liberarnos.
Rom 4:21: El cumple sus promesas.


“DEMASIADOS MISTERIOS”.
1 Cor 13:12: ahora vemos por espejo, oscuramente.
Jn 13:7: pero las entenderemos más adelante.
Isa 45:3: a Su tiempo, El nos mostrará los secretos muy guardados.


“NO NECESITO UN SALVADOR”.
Jn 3:18: el que no cree, ya ha sido condenado.
Jn 3:36: el que desobedece al Hijo, la ira de Dios está sobre él.
Rom 3:23: todos necesitamos un Salvador, por cuanto todos pecamos y la paga del pecado es muerte (Rom 6:23).
Heb 2:3: ¿Cómo escaparemos sin descuidamos está salvación tan grande?


“DIOS ES AMOR, NO HAY PELIGRO”.
Deut 4:24: también es fuego consumidor.
Sal 86:15, Sal 103:8: si bien Dios es grande en misericordia y lento para la ira, el día de la ira de Dios nos puede llegar.


“DEMASIADOS HIPÓCRITAS EN LAS IGLESIAS”.
Jn 21:22: ¿qué a ti?, sígueme tú.
Mat 7.1: no juzguemos para no ser juzgados.
Rom 14:12: cada uno le dará a Dios cuentas de sí mismo.


“ME COSTARÁ DEMASIADO”.
Mar 8:36: de que me aprovechará lo terrenal si pierdo mi alma.
Luc 18:29-30: no hay quién haya dejado todo que no reciba de Dios mucho más.


“NO PUEDO DEJAR A MIS VIEJOS AMIGOS”.
Exo 23:2: no seguirás a los muchos para hacer mal.
Prov 13:20: el que anda con sabios, sabio será.
2 Cor 6:14: no nos unamos en yugo desigual con los incrédulos.


“SERÉ PERSEGUIDO”.
Rom 8:37: En todas las cosas seremos más que vencedores.
Heb 13:6: no tenemos por que temer lo que nos puedan hacer las personas porque (1 Jn 4:4) mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo.
Rom 8:28-29: Todas las cosas obran para bien de los que le amamos a El.



21 Jun 2008