Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Dadme un hombre (2a. parte).



Dadme un hombre (2ª parte).

1 Sam 17:
Vrs. 10-11. Y añadió el filisteo: Hoy yo he desafiado al campamento de Israel; dadme un hombre que pelee conmigo. Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.
Vrs. 16. Venía, pues, aquel filisteo por la mañana y por la tarde, y así lo hizo durante cuarenta días.
Vrs. 24. Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor.
Vrs. 26. Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?
Vrs. 42-47. Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer. Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses. Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo. Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel. Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.

La vida cristiana no es una vida fácil ni placentera.
• Externamente enfrentamos los mismos problemas que enfrentan las personas del mundo.
• Pero nosotros tenemos que enfrentar unos problemas adicionales: los de hacer morir la carne (tentaciones, pecado, perdonar y amar, vivir nuestra vida bajo principios, valores y normas diferentes a los del mundo, etc.).

Por eso la vida cristiana (el Reino de Dios) solo los valientes la arrebatan (Mat 11:12, Jos 1:6-9, Jn 16:33, Sant 1:2-4, 1Ped 5:8-10).
• El ser valiente es un asunto del corazón, de carácter; no es un asunto de edad.
• Tampoco es un asunto de experiencia, de dones o de adiestramiento.
➢ El ejército de Israel estaba lleno de hombres adultos y expertos en batalla pero ninguno de ellos salió a enfrentar a Goliat (1 Sam 17:11, 24).
➢ Dios llama y equipa a los disponibles, no llama a los equipados.
• No es tampoco asunto de sexo (Jue 4:6-9).
• El que salió a enfrentarlo fue un muchacho sin experiencia, sin entrenamiento, pero con un corazón y un carácter lleno del celo de Dios, Y GANÓ LA BATALLA.
➢ No es con espada ni con ejército sino con el Espíritu Santo.
➢ Él nos ayuda a hacer morir las obras de la carne.
➢ Él nos da el poder para mantenernos firmes frente a las acechanzas del diablo.
➢ Él nos da la sabiduría para saber como derrotar al enemigo (la honda y las cinco piedras).
➢ Él nos ayuda a crecer y a madurar, Él nos transforma en el hombre nuevo de batalla en batalla, de victoria en victoria.

El carácter que necesitamos en Dios requiere,
• En primer lugar, estar dispuesto a enfrentar la carne, el pecado, el mundo y al diablo.
➢ Vivir en el cumplimiento de los mandamientos de Dios.
➢ Desechar las obras de la carne (celos, envidias, disensiones, orgullo, codicia, lujuria, venganza, falta de perdón, falta de amor, indiferencia ante la injusticia, egoísmo, etc.).
➢ Dejar de vivir para nuestros planes y deseos y vivir para los planes y deseos de Dios.
• Servir de la manera correcta.
➢ David era pastor de ovejas para beneficio de su padre y de sus hermanos.
➢ David, cuando ganó la batalla frente a Goliat, originalmente no iba a ello; estaba en una actividad de servicio a su padre y a sus hermanos.
➢ Haberse involucrado en el servicio le propició la oportunidad de enfrentar y vencer a Goliat y con ello se le abrieron todas las otras oportunidades que "determinaron" su destino.

Lo primero que nos desvía del desarrollo del carácter son las excusas. Impide que nos enfoquemos en las verdaderas causas de las situaciones.
• Las excusas que siempre da la carne:
➢ Quién soy yo, no soy.....
➢ No se, no tengo el conocimiento ni la experiencia.
➢ No tengo la capacidad, no puedo.
➢ Que van a pensar los demás.
• No es con nuestras fuerzas, es con el Espíritu Santo.
➢ El equipa a los disponibles, no llama a los capacitados, para que la gloria sea de Él y no nuestra.
➢ Él se magnifica en nuestra debilidad.
➢ Pablo trabajo más que todos, pero no Él sino la gracia de Dios con Él.
➢ David es el rey más grandioso, famoso y perdurable de Israel, pero no Él sino la gracia, la misericordia y el poder de Dios con Él.

El desarrollo del carácter implica:
• Intención.
• Decisión.
• Convicción.
• Compromiso.
• Carácter.
• Acción.
• Transformación.

Ejercitarnos en lo pequeño para vencer lo grande.


ESCRITURAS CITADAS EN ESTA ENSEÑANZA.

Jeremías 20:11. Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada.

1 Juan 4:4. Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.

Zacarías 4:6. Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Efesios 6:12. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Zacarías 2:8, Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo.

2 Samuel 7:23. ¿Y quién como tu pueblo, como Israel, nación singular en la tierra? Porque fue Dios para rescatarlo por pueblo suyo, y para ponerle nombre, y para hacer grandezas a su favor, y obras terribles a tu tierra, por amor de tu pueblo que rescataste para ti de Egipto, de las naciones y de sus dioses.

Hebreos 11:6. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Isaías 49:6. dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantarlas tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.

Deuteronomio 28:7. Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti.

Salmos 91:7. Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará.

Juan 16:33. Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Mateo 5:10. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Apocalipsis 21:4. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Josué 1:6-9. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Mateo 11:12. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

Romanos 8:37. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Números 14:6 – 9. 6 Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos,7 y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena.8 Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.

1 Crónicas 11:10-47. Los valientes de David

1 Corintios 10:4. y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

Romanos 14:9. Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.

2 Timoteo 1:14. Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.

1Corintios 3.16. ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

Galatas 5.22. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

Jueces 4:9. Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes.

Lucas 1.37. porque nada hay imposible para Dios.

Juan 8.44. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Proverbios 19.20. Escucha el consejo y acepta la corrección, para que seas sabio el resto de tus días.

1 Corintios 2.16. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

Filipenses 4.13. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Zacarias 9:12-13. Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restauraré el doble. 13 Porque he entesado para mí a Judá como arco, e hice a Efraín su flecha, y despertaré a tus hijos, oh Sion, contra tus hijos, oh Grecia, y te pondré como espada de valiente.

Hebreos 12.2. puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Éxodo 31:1-6. "Hablo Jehová a Moisés, diciendo: 2 Mira, yo he llamado por nombre a BEZALEEL hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; 3 y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, 4 para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, 5 y en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera; para trabajar en toda clase de labor. 6 Y he aquí que yo he puesto con el a AHOLIAB hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan; y he puesto sabiduría en el animo de todo sabio de corazón, para que hagan todo lo que te he mandado".

Romanos 8.37. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

2 Corintios 4:8-9. que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;9 perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

Romanos 8.31. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Mateo 4.18-22. Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.20 Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.

1 Corintios 15.10. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo.

Hechos 16.17. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.

Mateo 5.48. Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.



21 Sep 2014