Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Los nombres de Jesús.



Maná escondido​.

Apo 2:17. "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe."

Esta es una maravilloso promesa de las cosas que están reservadas para nosotros en la eternidad a las cuales por ahora no podemos acceder más que como primicias: el maná escondido (hoy, el Pan de Vida) unido a un nombre nuevo (hoy, hijos e hijas de Dios).

Si recordamos, el maná fue el pan del cielo que Jehová proveyó al pueblo de Israel durante todo el tiempo de su peregrinación en el desierto, saliendo de Egipto hacia la Tierra Prometida. Este era un tipo del maná espiritual, cuyo origen es divino y cuyo significado es un tipo de Cristo (1 Cor 10:3), el pan de vida (Jn 6:25-59) que es Él mismo, el Pan del Cielo. En el pasaje de Apo 2:17 que hemos mencionado anteriormente, Él nos promete que al que venciera y permanezca firme en Él durante su vida terrenal, creciendo en la manifestación del carácter de Él y del fruto del Espíritu, siendo obediente y siendo santificado por el Espíritu Santo, Él lo alimentará de ese maná escondido, que es la plenitud de la vida espiritual del Redentor.

1 Jn 1:1-3. "Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.


01 Nov 2014