Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

La importancia de la iglesia en el mundo.



AUNQUE EL MUNDO NO LO PERCIBA. NOS NECESITA.
La magnitud de los problemas del mundo actual es inmensa.
Algunos de esos problemas son: pobreza extrema, terrorismo, deterioro ambiental, epidemias (SIDA, cáncer, enfermedades relacionadas con el stress, obesidad, etc.), violencia, delincuencia, pornografía, aborto, divorcios, homosexualismo, lesbianismo, pederastria, desastres naturales, etc.
La historia evidencia que los problemas de la humanidad no solo no se han eliminado, sino que han empeorado, a pesar de algunos breves períodos de estancamiento.
Los sistemas de pensamiento y las soluciones humanas no han sido la respuesta.
La única respuesta solo puede venir del que nos creó: Dios.


DIAGNÓSTICO Y SOLUCIÓN DE DIOS.
La Biblia hace el diagnóstico de la situación (Rom 1:21-32) y también, al mismo tiempo, expresa la solución.


EL DIAGNÓSTICO. (ROM 1:18-31).
Habiendo conocido a Dios, la humanidad no solo no fue agradecida sino que no le dio el lugar que como Dios le corresponde.
Se envaneció en sus propios razonamientos creyéndose sabia, pero en realidad se hizo necia y su corazón fue entenebrecido.
Cambió a Dios como el centro de todo por si misma.
Como no aprobó tener en cuenta a Dios, fue entregada a una mente reprobada para hacer cosas que no convienen.


LA SOLUCIÓN.
2 Cor 7.14: si el pueblo de Dios se arrepiente de sus malos caminos y busca a Dios. El oirá desde los cielos, perdonará su pecado y sanará su tierra.
Mat 28.18-20: discipular (transformar) las naciones.
Rom 8:19-21: la creación entera está esperando la manifestación de los hijos de Dios para ser libertada de la corrupción del pecado.
Col 1:15-20: que todas las cosas vengan a estar bajo el Señorío, dirección, funcionamiento de Cristo (los principios y valores del Reino).


LA ESENCIA DE LOS PROBLEMAS.
Los problemas del mundo y de la humanidad no son económicos, sociales, de salud, políticos, etc.
La esencia de los problemas es el problema del corazón humano.
Ninguno de los problemas surge sin la intervención humana; su causa última es el comportamiento del ser humano.
• Prov 23:7: conforme el hombre es, así actúa. Los problemas evidencian lo que es.
• Jer 17:9: engañoso es el corazón más que cualquier cosa.
• Gen 6:5: los pensamientos del corazón son de continuo solamente el mal.
La solución de los problemas solo puede venir de un cambio del corazón.
Dios (el Dios de la Biblia, el único Dios verdadero) es el único que puede cambiar el corazón humano: la historia lo evidencia.
La Iglesia como un todo, y los creyentes en lo específico, son el instrumento de Dios sobre la tierra para colaborar con Dios en esa transformación.
Son su Cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo (Efe 1:22-23).
La evidencia histórica demuestra que la Iglesia es capaz de operar en ese cambio necesario (Hch 2:41-47, Hch 17:6): escuelas y universidades, imprenta y alfabetización, desarrollo del arte, talleres vocacionales, hospitales, asilos, orfanatos, abolición de la esclavitud, derechos humanos, derechos civiles de las mujeres y las personas de color, etc.
La iglesia hoy necesita recuperar su papel transformador en el mundo.
La indiferencia y el escapismo son cosas terribles delante de Dios (Mat 25:31-46).
Los creyentes debemos asumir nuestro rol de agentes de la transformación del Reino.
• Mat 5:13-16: sal y luz del mundo.
• Mat 13:33: levadura.
• Hch 17:6: los que trastornan el mundo.



22 Jun 2008
Referencia: Ministerio.