Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Jesús y la oración.



Jesús y la oración.
Lo que Jesús enseñó y pensaba de la oración se expone principalmente en algunas de sus parábolas.

Aspectos fundamentales para la oración, enseñó dos cosas. }
En primer lugar, que en adelante la oración debía dirigirse a él (Jn 14:13, 15:16, 16:23-27).
En segundo lugar, que el punto focal de la oración es la voluntad del Padre (Mat 7:21-23, 1 Jn 5:14).

La práctica de la oración.
Oraba en secreto (Luc 5:15-16); en épocas de conflicto (Jn 12:20–28); en la cruz (Mat 27:46): dando gracias (Jn 6:11; Mat 26:27), para ser guiado (Luc 6:12-13), intercediendo (Jn 17:6–26; Mar 10:16), y para mantener comunión con el Padre (Luc 9:28-32).
Su oración sacerdotal en Jn 17 fue por todos los que iban a creen en El (la Iglesia) y por su unidad.

Las características de la oración y del que ora,
En Luc 11:5–8 enseña sobre la eficacia de la oración aún en la importunidad y que la base sobre la que descansa la confianza en la oración persistente es la generosidad del Padre (Mat 7:7–11). La parábola del juez injusto (Luc 18:1–8) estimula la tenacidad en la oración, que incluye persistencia y continuidad. La demora de Dios en contestarla no se debe a su indiferencia, sino a su amor, que desea perfeccionar y profundizar la fe, que finalmente es reivindicada.
Instó a la intensidad en la oración (Mar 13:33; Mat 26:41).
En la parábola del publicano y el fariseo (Luc 18:10–14) insiste en la humildad y el arrepentimiento de corazón y advierte contra un sentido de superioridad. La humillación de uno mismo en la oración equivale a la aceptación de Dios, la auto-exaltación hace que Dios esconda su rostro.
En la parábola del siervo injusto (Mat 18:21–35) nos enseña caridad hacia el prójimo. Es la oración ofrecida por un espíritu perdonador la que Dios contesta.
También enseña sobre la sencillez en la oración en Mat 6:5-13; Luc 20:47, que surge de la autenticidad del corazón y se expresa con sencillez de vocabulario y petición.
En Mat 18:19-20 recalca la unidad en la oración. Si un grupo de cristianos que tiene la mente de Cristo ora en el Espíritu Santo sus oraciones serán efectivas.
La oración también debe ser expectante (Mar 11:24). La oración que es la esfera donde opera la fe sometida a la voluntad de Dios logra mucho (Mar 9:23, Sant 5:16).

Los objetivos de la oración no dijo mucho. Indudablemente su intención era dejar que el Espíritu Santo dirigiera la oración. Los pocos objetivos a que hizo referencia en relación con la oración se encuentran en Mat 17:20-21 (para vencer la incredulidad), Mat 5:44 (bendecir a los que nos atacan); Mat 6:11-13 (nuestras necesidades, perdón, santidad); Mat 9:36-38 (por obreros para Su obra); Luc 11:13 (por el Espíritu Santo).




03 Nov 2014
Referencia: Fundamentos.