Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Adoración (1a. parte). Introducción.



El significado de la palabra adoración es:
• "Postrarse delante de", en el sentido de:
○ Someterse a.
○ Darle honor a alguien.
○ Estar asombrado de alguien.
○ Rendirle servicio a alguien.
• La calidad e intensidad de nuestra alabanza y adoración va a depender de la calidad e intensidad de nuestra relación con Dios y con Jesús.
○ Comienza con un corazón entendido y agradecido, quieto y sometido a El, que quiere escuchar Su Voz y hacer Su Voluntad en todo asunto (Mat 7:21, Jn 3:5).

La alabanza y la adoración no se limitan a un concepto musical. Se refieren a un estilo de vida.
• Es reconocer sus obras, atributos, cualidades y características manifiestas en su acción a favor de todos nosotros en todos los aspectos de la vida.
○ Caminar con Él e interactuar con Él en nuestros deberes y tareas cotidianas.
○ No depende del tiempo, lugar o la posición, de la música o del ritual.
○ Es tener comunión con Él, hablar con y pensar en Él, obtener un mayor entendimiento de Quién es, para reflejarlo en el mundo que necesita verlo.
○ Ver la gloria de nuestro Dios interactuando con nosotros cada día, reconociendo Su huella en cada actividad y ansiando ofrecer nuestras vidas completas --todo lo que somos, hacemos, podemos y tenemos-- como ofrenda fragante a Él, quién es Santo y Digno.
• Es conectar (y mantener conectado todo el tiempo posible) cada aspecto de nuestras vidas con Dios.
○ La verdadera adoración se alcanza cuando reconocemos el poder y el amor de nuestro Dios.
○ Surge de la gratitud a nuestro Salvador, Señor y Rey, que nos dio vida entregando Su vida.
○ Sale de nuestros corazones agradecidos preparados en humildad reverente.
• Es entrar en el corazón de Dios (conectar y mantener conectado nuestro corazón con Su corazón).
• Dios está más comprometido a formar Su carácter en nosotros que a proveer para nuestra comodidad.
○ Abarca todo nuestro ser: emociones, intelecto, relaciones, vida profesional, etc.
• Y por eso la adoración incluye todos los aspectos de nuestra vida: la adoración es encuentro con Dios, experimentar Su presencia y Su gloria en nuestras vidas y ser transformados por ello.
○ Dios, a través de la adoración, nos va a cambiar (la verdadera adoración nos cambia en le medida que nos lleva a un encuentro con el Señor; nadie puede tener un verdadero encuentro con Él y no ser transformado).

17 Sep 2015
Referencia: Adoración.