Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Paz en medio de los problemas.



Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado. Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas. Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen? (Mar 4:35-41).


Cada uno se acerca a Jesús de acuerdo a sus particularidades.
Mateo -> solicita un milagro de Jesús.
Lucas -> informa a Jesús.
Marcos -> reclama a Jesús.


Los contrastes:
Jesús cansado Vrs. Jesús poderoso.
El miedo Vrs la fe .
Un problema en el día Vrs un problema en la noche
El desasosiego de los discípulos. Vrs. La calma de Jesús
La voz de la tormenta (rabiosa). Vrs. La voz tranquila de Jesús
La duración de la tormenta. Vrs. Un instante para que desaparezca.
Las preguntas de los discípulos. Vrs. Agradecimiento.


Los absurdos:
No te importa que perezcamos? Dados los antecedentes, no debieron tener reclamos.
Quién es este? Dados los antecedentes, debieron haber dado gracias y proclamar las grandezas del Señor, no dudar de quién era Él.


La vida cristiana y los problemas.
Se levantó una tormenta: obedecer el mandamiento de Jesús mete a los discípulos en problemas; Jesús es la respuesta a todos los problemas pero ello no implica que cuando estamos con Jesús no vayan a haber problemas. Los discípulos, por lo menos una buena parte de ellos eran pescadores profesionales, sin embargo y a pesar de ello tuvieron temor.
• Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. (Jn 16:33).

22 Mar 2016
Referencia: Paz