Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El dar y nuestro corazón.



Jn 12:1-8. Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos. Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él. Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume. Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar: ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres? Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella. Entonces Jesús dijo: Déjala; para el día de mi sepultura ha guardado esto. Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros, mas a mí no siempre me tendréis.

El contraste entre el corazón de María (darle lo mejor a Dios, generosidad) y el de Judás ( avaro, egoísta). Dios por este pasaje nos está confrontando: ¿cómo está nuestro corazón?

Tres niveles en nuestro dar para el Señor:
1) Dar el diezmo: remover maldiciones y que las ventanas de los cielos se abran a nuestro favor y "caiga" sobre nosotros bendición en toda área de nuestra vida.
2) Las ofrendas: dar como nos guíe el Señor; nos va a ser fácil ofrendar después de diezmar. Es la siembra para cosechar.
3) Las ofrendas exuberantes, algo que impresiona. Algo que nos cueste: la ofrenda de la viuda (Luc 21:2), la ofrenda de David cuando compra el terreno (1 Cro 21:24). La ofrenda de Abel Vrs la ofrenda de Caín (Gen 4). Un corazón más que agradecido; suprema-mente agradecidos. Los mil toros de Salomón (solo tenía que ofrendar uno): porque Salomón fué generoso con Dios, Dios fue generoso con Salomón. La disposición de Abraham de entregar a Isaac = Jn 3:16.

Dios no necesita nuestro dinero; El quiere nuestro corazón, y nuestra actitud hacia el dinero viene a ser la prueba de nuestro corazón: donde está nuestro tesoro (lo que retemos) allí está nuestro corazón.

22 Mar 2016
Referencia: Dar.