Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Profecía, adoración, comunión e intimidad con Dios.



"Aconteció también que un día pasaba Eliseo por Sunem; y había allí una mujer importante, que le invitaba insistentemente a que comiese; y cuando él pasaba por allí, venía a la casa de ella a comer. Y ella dijo a su marido: He aquí ahora, yo entiendo que éste que siempre pasa por nuestra casa, es varón santo de Dios. Yo te ruego que hagamos un pequeño aposento de paredes, y pongamos allí cama, mesa, silla y candelero, para que cuando él viniere a nosotros, se quede en él. Y aconteció que un día vino él por allí, y se quedó en aquel aposento, y allí durmió."(2 Rey 4:8-11).

• Todos los hijos de Dios necesitamos contar con un lugar para estar en comunión con Dios (un aposento, un lugar en el que podamos intimar con nuestro Señor).
• Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos."
• Isa 26:20-21).
• El que habita al abrigo del Altísimo, está en intimidad con Él (adoración): protección.
○ Por un momento, por un breve tiempo.
○ Paredes: protección; "sobre toda cosa guardada guarda tu corazón porque de Él mana la vida" (Prov 4:23).
○ Cama: reposo, restauración, recuperar fuerzas.
○ Mesa: alimento.
○ Silla: descanso.
○ Candelero: la luz de la Palabra y el Espíritu Santo.

22 Mar 2016
Referencia: Comunión.