Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Fe madura.



Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. (Heb 12:1-2).
• La certeza de lo que se espera (la vida eterna, la redención completa).
• La convicción de lo que no se ve (Dios, Jesús, Espíritu Santo, obediencia, dirección, guianza).
• Por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos (Heb 11:8): las obras de obediencia.


Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas. (Mar 11:22-26)
• La fe verdadera: fe en Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo), en Su Persona, en Su Palabra, en Su Dirección, en Su Poder, en Su Voluntad.
• Fe obediente.
○ Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. (Heb ‭11‬:‭8‬)
• Entonces (como pedimos Su Voluntad), cualquier cosa que pidiéramos sin dudar , creyendo, lo veremos hecho (Es Su Voluntad, y El no es hombre para mentir ni hijo de hombre para arrepentirse).
○ Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. (‭Mat‬ ‭6‬:‭33).
○ Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él. Y éste es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado. (1 Jn 3:21-23).
○ Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. Y ésta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho (1 Jn 5:13-15).
• La fe verdadera: perdona sin importar la ofrenda (lo que de gracia hemos recibido --el perdón-- de gracia lo damos; perdonamos como hemos sido perdonados en Cristo).

22 Mar 2016
Referencia: Fe.