Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Visión y trabajo en equipo.



LIDERAZGO, VISIÓN Y EQUIPO.
Cuando Dios se propone hacer algo, siempre escoge a un líder para llevarlo a cabo.
• En la familia, un esposo.
• En una organización, un presidente.
• En una empresa, un empresario.
• En un pueblo, un Moisés.
• En la iglesia universal, a Cristo.
• En la iglesia local, un ministro.
Después que Dios escoge al líder, lo rodea de personas que lo van a ayudar a realizar esa visión.
• Para el esposo, una esposa e hijos.
• Para una organización o una empresa, los colaboradores.
• Para un pueblo, los ciudadanos.
• Para la iglesia, los miembros, líderes-ayudantes.
La obra de Dios es la obra de un equipo (un cuerpo) comprometido con su líder y su visión (Exo 18:19-22, Num 11:16-17).
• Moisés primero enseñó la Palabra de Dios.
• Después eligió a los setenta.
• Dios le dio la opción de escoger a las personas que él quería en su equipo.
• No fueron escogidos por votación, ni por popularidad ni por Dios.
• Fueron escogidos por Moisés
• Después de escogidos fueron activados y habilitados por Dios.
• Les transfirió el mismo espíritu que había en Moisés (delegación de autoridad).
Servimos a Dios y al pueblo, pero nuestro servicio a Dios y al pueblo siempre comienza por la obediencia y lealtad al líder bajo el cual Dios nos ha puesto (Rom 13:1-7): es para nuestra protección.
La lealtad a Dios de los líderes pasa primeramente por la lealtad con el siervo de Dios que está sobre ellos.
• Antes que líderes somos siervos.
• Esa es la condición de Dios para recibir el manto o espíritu del líder.
• El ministerio no se aprende en una escuela o en un seminario.
• Se aprende en el servicio y bajo la autoridad de un líder.
• El liderazgo de Dios es servidor (Luc 10:42-45, Mat 20.26).
Antes de que Dios nos dé autoridad, tenemos que probar nuestra fidelidad en la casa de Dios y al líder que Dios ha puesto sobre nosotros.
Fil 2.19-22: no es un servicio de obligación sino de amor respetuoso y fraternal que se identifica con un mismo sentir y no busca su propio interés; es un servicio en amor, sujeción y fiel.


INFIDELIDAD Y DI-VISIÓN.
Los líderes, siempre, son llamados a servir primeramente a su líder (Ecle 5:8).
1 Sam 15:19-24: Saúl desobedeció a Samuel (su líder), lo que implicó infidelidad; como consecuencia, perdió su posición de autoridad y el reino.
Todo líder debe obrar de acuerdo a la visión y dirección de su líder y no a la del pueblo que está con él.
Exo 32: Aarón desobedeció a Moisés (su líder), escucho al pueblo y por poco pierde la vida.
Jesucristo ejerció su ministerio bajo la dirección del Padre y no de la del pueblo.
Hay personas que tienen un llamamiento de Dios, han sido separados por Dios y llevan la unción del Espíritu Santo pero rehúsan someterse a las autoridades que Dios ha puesto sobre ellos.
• Espíritu independiente y de rebelión: espíritu de Absalón.
• Contaminan a los que les siguen: transfieren su espíritu independiente y rebelde.
El liderazgo de Dios no es dictatorial sino servidor (Luc 10:42-45). No tiene derecho a manipular ni a controlar (Mat 20.26).

23 Jun 2008
Referencia: Ministerio.