Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Política y fe.



Introducción.

Cuando se aborda el tema de la relación de Dios con la política lo que surge en primer lugar es que la Iglesia y el gobierno (y la política) no tienen que mezclarse.

La razón que generalmente se usa para fundamentar esa posición, desde el campo de lo secular, es la separación que el mundo hace de lo natural y lo espiritual, como dos mundos totalmente separados y que no tienen nada en común; y desde el ámbito eclesiástico, generalmente se aduce o se sobreentiende, que no deben mezclarse porque la política es algo pecaminoso y del diablo.

Acto seguido, se equipara a la Iglesia con Dios y con cada creyente como persona individual, cuando en realidad son tres temas aunque relacionados, totalmente diferentes. Dios no es la Iglesia y la Iglesia no es Dios. La Iglesia no es el creyente individual ni el creyente individual es la iglesia. Dios no es el creyente ni el creyente es Dios.

Entonces, como resultado de esa falsa equiparación, la conclusión se convierte en que ni Dios, ni la Iglesia ni los creyentes se deben meter en la política.

Como vamos a ver en el desarrollo de este tema, la mayoría de las conclusiones que se dan al respecto desde el enfoque que hemos mencionado anteriormente, sea el secular y/o el eclesiástico, son absolutamente falsas desde la perspectiva bíblica.


La política.

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española, la política es:
• "El arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados."
• "La actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos".
• "Arte o traza con que se conduce un asunto o se emplean los medios para alcanzar un fin determinado."

Desde esta perspectiva, sin lugar a dudas podemos afirmar que Dios es, entre muchos de sus atributos, político, porque:
• El definitivamente, como Rey de reyes y Señor de señores, ejerce la actividad de Quién rige los asuntos públicos así como determina como conducir los asuntos y los medios para alcanzar los fines que Él se ha propuesto en cuanto a los seres humanos, las naciones y el universo.
• Además Él ejerce el gobierno no solo de un Estado sino de todo el Universo.
○ Sal 10:16. "Jehová es Rey eternamente y para siempre; de su tierra han perecido las naciones."
○ Sal 24:1-2. "De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares, y la afirmó sobre los ríos."
○ Dan 2:21. "Él muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos." 
○ Dan 2:37. "Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad."
○ Isa 40:23. "Él convierte en nada a los poderosos, y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana."
○ Sal 22.28. "Porque de Jehová es el reino, y Él regirá las naciones."

Y Él no solo gobierna los asuntos generales del Universo, las naciones y las personas, sino también está interesado en los asuntos puntuales, sustantivos.
• Prov 21:1. "Como los repartimientos de las aguas, así está el corazón del rey en la mano de Jehová; a todo lo que quiere lo inclina."
• Sal 2:6. "Pero yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte."
• Rom 13:1-4. "Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo."

En la Biblia (RV1960) en 1919 versículos se menciona la palabra "rey", muchos de los cuales son instrucciones específicas para que sigan los gobernantes, lo que evidencia que para Dios el tema del gobierno (y por ende, la política) no es un tema trivial ni marginal.

Por otro lado la Palabra de Dios nos enseña:
• Sal 24:1-2. "De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares, y la afirmó sobre los ríos."
• Rom 11:36. "Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén."
• Col 1:18-20. "y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz."

Ello significa que todo lo que existe (incluido el gobierno y la política) fue creado por Dios, de Él y para Él. Antes de la caída, Dios le asigno al ser humano la tarea de gobernar la tierra (Gen 1:28, Gen 2:15) bajo Su Señorío, bajo Su dirección.

En conclusión: la política como el arte de gobernar para alcanzar el mayor nivel de bienestar común posible, es una actividad creada por Dios, legítima, que debería reflejar en el mayor grado de lo posible, la actividad gobernante de Dios sobre Su Universo. No es una actividad del diablo ni pecaminosa sino una actividad que es resultado de la imagen de Dios en nosotros (Gen 1:26-27) y del mandato original de Dios al hombre, que nunca fue revocado a pesar de la caída (Gen 2:15).



La relación entre lo espiritual y lo natural.

Hay una razón sumamente importante, para que tanto Dios, como la Iglesia y los y las creyentes estén presentes en el quehacer gubernamental y político. Y esa razón es que, lo veamos o no, lo creamos o no, y nos guste o no, el mundo natural y el mundo espiritual están íntimamente relacionados, entrelazados, y lo que sucede en uno, sucede también en el otro, dependiendo, en cierta medida de las decisiones que tomamos aquí en la tierra, en cuanto al ámbito terrenal se refiere. En principio, Heb 11:3 lo fundamenta:
• "Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía."

Hay otros pasajes más en la Escritura que nos confirman lo que el pasaje anterior nos enseña: que hay una relación entre lo natural y lo espiritual muy fuerte, indisoluble:
• Mat 16:19. "Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos."
• Mat 28:18-20. " Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén."
• Prov 29:2. "Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra; Mas cuando domina el impío, el pueblo gime."
• Sant 5:17-18. "Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto."

En todos los pasajes anteriores vemos que una situación espiritual se manifiesta en lo natural.
• Elías oró (lo espiritual) y llovió (lo natural), y viceversa.
• Cuando los justos (lo espiritual) gobiernan el pueblo se alegra (lo natural); cuando los impíos (lo espiritual) gobierna el pueblo gime (lo natural).
• Jesús cumple su ministerio en la tierra (lo espiritual) y recibe toda autoridad en el cielo (lo espiritual) y en la tierra (lo natural).
• Pedro recibe las llaves del Reino de los Cielos, de tal manera que todo lo que ate en la tierra (lo natural) será atado en los cielos (lo espiritual); y todo lo que desate en la tierra (lo natural) será atado en e los cielos (lo espiritual).

El pasaje donde es más notoria y clara esta situación, y referido específicamente a lo político, lo encontramos en el Libro de Ezequiel 28:1-19: el príncipe de Tiro (gobernante humano) y el rey de Tiro (ser espiritual maligno). El rey domina sobre el príncipe. El príncipe manifiesta las características del ser espiritual.

• "Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, di al príncipe de Tiro: Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto se enalteció tu corazón, y dijiste: Yo soy un dios, en el trono de Dios estoy sentado en medio de los mares (siendo tú hombre y no Dios), y has puesto tu corazón como corazón de Dios; he aquí que tú eres más sabio que Daniel; no hay secreto que te sea oculto. Con tu sabiduría y con tu prudencia has acumulado riquezas, y has adquirido oro y plata en tus tesoros. Con la grandeza de tu sabiduría en tus contrataciones has multiplicado tus riquezas; y a causa de tus riquezas se ha enaltecido tu corazón. Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto pusiste tu corazón como corazón de Dios, por tanto, he aquí yo traigo sobre ti extranjeros, los fuertes de las naciones, que desenvainarán sus espadas contra la hermosura de tu sabiduría, y mancharán tu esplendor. Al sepulcro te harán descender, y morirás con la muerte de los que mueren en medio de los mares. ¿Hablarás delante del que te mate, diciendo: Yo soy Dios? Tú, hombre eres, y no Dios, en la mano de tu matador. De muerte de incircuncisos morirás por mano de extranjeros; porque yo he hablado, dice Jehová el Señor. Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector. Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti. Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran. Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto serás, y para siempre dejarás de ser."





22 Mar 2016