Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Cristianismo y participación ciudadana (apuntes).



Jesús, los cristianos y el gobierno.
• Jesús fue establecido por el Padre como la cabeza de todas las cosas y recibió de Él toda autoridad en el cielo y en la tierra (Efe 1:22, Mat 28:18, Col 1:18-20).
• La oración de Jesús en el Padre nuestro fue que el Reino de los Cielos viniera a la tierra y se hiciera en la tierra la Voluntad de Dios como en el cielo (Mat 6:10).
• La Iglesia, como el Cuerpo de Cristo está llamada a influir en todas las esferas (individuos, familias, organizaciones sociales, gobierno, nación), aunque ellas no deben influir en la Iglesia (Jer 15:19, 2 Cor 10:3-5, Mat 5:13-16, Mat 13:33).
• Toda las esferas están esperando la manifestación de los hijos de Dios para su liberación (Rom 8:19-22).


Orden y obediencia.
Las primeras dos leyes que encontramos en la Biblia son:
• La ley del orden (Gen 1:1-3).
• La ley de la obediencia (Gen 2:15-16).
• El orden y la obediencia a Cristo van de la mano.
La obra del diablo es incitar la violación de esas dos órdenes que están en la base del funcionamiento de acuerdo al propósito de Dios, de la creación entera y de la humanidad.
• Los caminos que al ser humano le parecen derechos en su propia opinión pero que su fin es camino de muerte (Prov 16:25).
○ Desorden, desobediencia.


Nuestro ministerio en la tierra: la transformación.
La razón por la cual después de nuestra salvación permanecemos en el mundo es para transformarlo, para reconciliarlo con Dios:
• Estamos en el mundo, pero no somos del mundo (Jn 17:5).
• Somos como una buena levadura para el mundo (Mat 5:13-16, Mat 13:33, 2 Tes 2:7).
• Por ello no debemos conformarnos al mundo (Rom 12:2, Efe 4:22-24) sino que el mundo se conforme a nosotros (Jer 15:19).
• Nuestra responsabilidad es traer al mundo al orden de Dios, volviendo las cosas lo más posible a su propósito original para el cual fueron creadasy volviendo todas las cosas a la obediencia a Cristo (2 Cor 10:3-6) a través de que el mundo conozca la Verdad que trae libertad (Rom 8:31-32).
• Por ello es necesario e imprescindible que los creyentes en Cristo, comprometidos con el Evangelio del Reino nos preparemos bíblica y prácticamente para acceder a las posiciones de autoridad en todas las esferas de la vida y actividad humana, para volverlas, en la medida de lo posible, al Señorío de Cristo (Deut 28:1, 13-14).


Los cristianos y el gobierno.
La Palabra de Dios nos enseña la necesidad de que los cristianos asumamos una dirección creciente en las actividades en las que participamos (Deut 28:1, 13-14; Luc 19:17: fieles sobre lo poco, el Señor nos abrirá las puertas para que estemos sobre lo mucho).
• Por el otro lado también nos da las indicaciones para que cuando estemos en autoridad sepamos como debemos obrar (Deut 17:14-20, Mar 10:42-45).
Pero también nos enseña los principios que necesitamos poner en práctica en la relación con nuestros gobernantes y con el gobierno en general.
• Rom 13:1-7.
○ "Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios"
(sumisión).
○ Son servidores de Dios para nuestro bien (independientemente del uso que hagan de esa autoridad; ese es problema entre ellos y Dios), por lo cual implica que les debemos honra.
○ No están para infundir temor al que hace el bien sino al malo, por lo que necesitamos respetarlos.
○ Debemos pagar los impuestos que nos correspondan porque de ello viven (tampoco es un asunto nuestro si hacen buen uso de ellos o no; ese es un problema entre ellos y Dios); (Mat 22:21).
• 1 Tim 2:1-4.
○ Orar por ellos.
• Deut 17:14-15.
○ Participación en la elección de ellos.
• Prov 29:2, Rom 12:8, Deut 28:1, 13-14:
○ Participar como autoridad cuando se tenga el llamado de Dios para ello.


Los propósitos de Dios al establecer el gobierno y la autoridad eran nobles:
• Mantener el orden.
• Defender la justicia.
• Castigar lo malo (restringir la práctica del mal).
Sin embargo, el pecado, la maldad, la iniquidad, han terminado, gradualmente, tergiversando totalmente el papel de la autoridad, que necesita ser recuperado, y esa recuperación solo puede venir de parte de los hijos e hijas de Dios nacidos de nuevo y llenos del poder del Espíritu Santo que habita en ellos y ellas.



LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LOS CRISTIANOS.
 
 
Definiciones.
 
La política.
1) La organización y el gobierno de los asuntos públicos de un estado o nación con miras a preservar el mejor interés y alcanzar el mayor bienestar a largo plazo de la mayoría de las personas.
2) El arte y/o ciencia de ocuparse de los asuntos públicos del gobierno de un estado en aras de alcanzar el mayor nivel de bienestar de la mayoría de las personas que habitan en ese estado.
3) Conjunto de los asuntos que interesan a la población de un Estado en procura de alcanzar su mas alto nivel posible de desarrollo integral como persona, como familia y como colectividad.
4) Arte o doctrina de gobierno de los Estados; manera de dirigir los asuntos de un Estado.
En tal sentido, la actividad política es una actividad necesaria y deseable para el logro del bien común sostenible (a corto, mediano y largo plazo) e integral (en todos los aspectos que competen al ser humano y su familia), principalmente en la medida en que la comunidad social es mas grande en cuanto al número de personas y familias bajo su jurisdicción y más compleja en cuanto a sus relaciones).
Desde esta perspectiva también, Dios como el Sumo Gobernador de todo el Universo (Rey de reyes y Señor de señores), es también el Supremo Político en el Universo. Si la política en el sentido indicado fuera pecado, como sostienen algunos dentro del Cuerpo de Cristo, ello implicaría que estarían etiquetando indirectamente a omo e el sumo pecador, y ello es imposible: El es Santo, Bueno, Perfecto.
La actividad política humana surge en el mismo momento de la creación del primer ser humano: Adán. Dios le asigna la responsabilidad de cuidar (mantener) y labrar (desarrollar) Su Creación en aras a sostener y desarrollar la vida de las personas que a partir de su actividad procreativa nacerían (Gen 2:15).. Ello implicaba el arte o ciencia de disponer todos los asuntos relacionados con las personas y su bienestar y desarrollo sostenible e integral de una manera ordenada, coherente y eficaz para alcanzar ese objetivo: el desarrollo integral y sostenible del individuo, su famila y su colectividad (Gen 1:28).
 
 
Politiquería.
1) Intervenir en política y bastardear (prostituír) sus fines o envilecer sus modos y/o formas.
2) Intervenir en política con propósitos turbios.
3) Dedicarse a la política con miras interesadas y/o malas artes.
 
Politización.
Acción de dar carácter u orientación política o de politizarse.
 
La participación política de los cristianos.
Es deseable y necesaria en por lo menos tres aspectos.
1) La participación como ciudadano (participación cívica).
2) La participación como ejercicio de liderazgo (participación partidaria).
3) La participación en negociaciones puntuales (lobby político).
 
 
 
EL REINO DE DIOS, UN ASUNTO DE GOBIERNO.
 
 
El Reino de Dios, en su acepción mas evidente, se refiere al gobierno de Dios en la vida de una persona, una familia, la iglesia, la comunidad y la nación (Jn 3:1-5). En consecuencia, se trata de Quien ejerce el gobierno real en mi persona y en mis relaciones y actividades en esas instancias (Luc 6:46). De esa cuenta, el proceso de crecimiento del Reino, que es el objetivo de Dios en la tierra (Mat 6:10) necesita seguir un proceso (Hch 1:8, Mat 28:18-20)
o El gobierno comienza por el gobierno de si mismo.
o Sigue con el gobierno de la familia, de mis actividades y de mis relaciones.
o Prosigue con el gobierno de la iglesia.
o Para completar con el gobierno de la comunidad, la ciudad y el país.
 
 
Otro tema igualmente importante y relevante en el tema del establecimiento del Reino de Dios es que el gobierno de Uno (Dios), implica la sumisión de otros y la delegación de autoridad. Y ello nos lo ejemplifica Dios mismo en las relaciones entre las tres Personas de la Trinidad:
o Jesus (Rey de reyes y Señor de señores) primero se sujeto al Padre y a Juan el Bautista,y por cuanto se sujetó, terminó recibiendo toda autoridad (no hizo Su voluntad sino la del Padre, ).
o El tema de la autoridad en la figura del matrimonio tipo de la Iglesia comienza con "Sujetaos los unos a los otros en el temor de Dios".
o Esto nos lleva a una pregunta que a se vez nos debe llevar no solo a una profunda reflexión y revisión de nuestra vida sino también, y más importante aún, a una transformación: ¿Como podemos pretender que se establezca el Reino de Dios sobre la nación si todavía no lo tenemos establecido en nosotros mismos?
o El nivel primario y más básico de autoridad (y gobierno) del Reino comienza con cada persona. Dios no puede establecer el gobierno en la familia si primero no gobierna sobre cada persona en esa familia (GOBIERNO DE UNO MISMO).
 
 
El siguiente nivel en el que Dios quiere trabajar para establecer Su Reino es en el nivel de la familia. Y en ese nivel El establece Su Gobierno a través de una autoridad delegada que es el esposo y padre de famili, es decir que comienza con los hombres (sométanse unos a otros en el temor de Dios, Efe 5:21) y sigue con las mujeres (esposas sujetense a sus esposos como al Señor, Efe 5:22). Notemos que ninguno de esos principios son opcionales; son mandamientos; y notemos también que en ninguna parte el cumplimiento de ellos está sujeto a alguna condición previa o el cumplimiento de la contraparte.
 
 
Sin embargo, también notemos que los hombres tienen una responsabilidad mayor y primaria (cuyo incumplimiento no puede ser invocado por nadie como excusa o justificación para no cumplir su parte delante del Señor) en el establecimiento y desarrollo del Reino de Dios (Gen 2:15-17, Gen 1:26-28, 1 Tim 2:1-4).
o Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres;
o Por los reyes y por todos los que están en eminencia,
o Para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.
o Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,
o El cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.
 
 
Cuando la autoridad delegada de Dios no está en su lugar (el caso de Adán y Eva, el caso de Acab y Jezabel), es mucho mas difícil y complicado que la autoridad del Reino se establezca sobre una familia, una iglesia, una organización y una ciudad y/o nación, y se desarrolle el Reino. Por esa razón, en este tiempo especialmente, satanás está procurando por todos los medios posibles de sacar a los hombres de sus familias, para dejarlas sin cabeza y sin autoridad, para afectar a todos los demás miembros de la familia:
o Situación económica precaria y/o consumismo => los hombres deben tener dos trabajos y/o buscar la inmigración como medio para onseguir mejores trabajos y/o remuneraciones.
o Adulterio, separaciones, divorcios, paternidad irresponsable.
o Diversión, deportes, etc.
o Feminismo abierto y/o disfrazado (enfoque de género, espíritu de Jezabel).
o Etc.
 
 
¿Donde están los hombres? (1 Tim 3:1-7)
Los hombres deben ocupar sus lugares, comenzando por sus familias:
o Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.
o Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; (GOBIERNO DE SI MISMO)
o Que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); (GOBIERNO DE SU CASA ==> GOBIERNO DE LA IGLESIA)
o No un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diabneón
o También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.
 
 
La Intercesión para este tiempo necesita enfocarse en que los hombres y las mujeres ocupen su lugar en el Reino (en sus familias, en la iglesia).
o Que los hombres ocupen su lugar de autoridad amorosa en sus familias e iglesias, sometiéndose al Espíritu de Dios y a la obediencia a la Palabra, y que asuman su rol asignado por Dios de coberturas espirituales conforme al corazón paternal de Dios .
o Que las mujeres aprendan de verdad la sujeción, no la externa y aparente, sino la interna, l
o a del corazón.
o Que las mujeres dejen de creer el mensaje subliminal del enfoque de genero (principio del mundo) y de ejercer ministerios sin estar bajo una autoridad real, solo formal, de sus esposos y coberturas espirituales, conforme al corazón de Dios => Ester y Ruth.
 
 
Los seres humanos siempre estamos construyendo un reino.
· O estamos construyendo el Reino de Dios.
· O estamos construyendo el reino de otro (que en última instancia es siempre el mismo: el diablo).
 
 
 
 
 
 
Reino de Dios.
· Los seres humanos siempre estamos construyendo un reino..
o O estamos construyendo el Reino de Dios.
o O estamos construyendo el reino de otro (que, en última instancia, es siempre el mismo: el diablo).
· Ya está establecido, ya está entre nosotros à entrar en él y vivir en él (Jn 3:5).
o Mat 6:33 à buscar el Reino de Dios y su justicia.
o Arrepentimiento.
o Ya somos ciudadanos del Reino à sus beneficios están disponibles para nosotros, aquí y ahora.
§ Sanidad, liberación prosperidad, provisión, paz.
 
 
Impacto social.
· El cristianismo debería siempre causar un impacto social.
· Buscar el Reino de Dios y Su justicia.
o La justicia del Reino.
§ Relación con Dios.
§ Relación con otros.
§ Relación con el universo.
o Las últimas dos deberían causar un impacto en la sociedad (impacto en los sistemas sociales) e impacto en la cultura.
§ Somos luz y sal.
§ Producen impactos radicales.
§ Jn 10:10 = vida abundante = mejor calidad de la vida.
· Si no estamos causando un alto impacto social = algo está mal en nosotros.
o No hemos entendido lo relacional del cristianismo, o
o No hemos entendido nuestro rol en el mundo (cosmovisión), o
o No hemos entendido el Reino de Dios.
 
 
Responsabilidad social cristiana (la parábola del buen samaritano).
· Nuestra pasividad y escapismo de la responsabilidad social que tenemos delante de Dios y de nuestro prójimo.
o Prolonga el dominio (sin derecho legal para ello = usurpación) del diablo sobre las naciones y la creación.
o Ambas están esperando la manifestación de los hijos de Dios para ser liberadas de la corrupción a la que han sido sometidas por causa del pecado del ser humano.
· Debido a ello = nuestro prójimo:
o Como el hombre que atendió el buen samaritano:
§ Medio muerto.
§ Tirado a la orilla del camino (marginado).
§ Y nosotros pasando de largo.
o Otros son los que están mostrando solidaridad, acompañando, cuidando, invirtiendo sus recursos.
o Nuestro Padre puso todo ello en nosotros y nos envió a hacerlo a nosotros, no a los otros.
§ Como dijo Mardoqueo a Ester:
· Liberación está viviendo de otro lado.
· Pero ello no nos exime de la responsabilidad de no hacerlo.
o Malos administradores de la multiforme gracia de Dios.
 
Cristianismo à responsabilidad social.
· La parábola del buen samaritano.
o Nuestra pasividad y nuestro escapismo de la responsabilidad social que tenemos delante de Dios y de nuestro prójimo no hace nada más que prolongar el dominio (sin derecho legal para ello = usurpación) del diablo sobre las naciones y la creación que están esperando la manifestación de los hijos de Dios para ser liberadas de la corrupción a la que han sido sometidas por causa del pecado el ser humano.
o Derivado de ello, nuestro prójimo está, como el hombre que atendió el buen samaritano, medio muerto tirado a la orilla del camino y nosotros pasando de largo.
o Otros son los que están mostrando solidaridad, acompañando, cuidando, invirtiendo sus recursos, cuando nuestro Padre puso todo eso en nosotros y nos envío a hacerlo a nosotros, no a los otros.
o Como le dijo Mardoqueo a Ester, liberación está viniendo de otro lado pero ello no nos exime de la responsabilidad de hacerlo nosotros à malos administradores.
 
 
 
 
 
 
 
 
La gente de Reino no nació para ser un guetto encerrado en 4 paredes, si el mundo está como está es porque las cuatro paredes son las excusa perfecta de quienes en su corbardía no pueden más que juzgar y criticar a quienes SI queremos expander el Reino. No hay excusas para servir porque la Obra por el Reino no es una recompensa como creen algunos religiosos, sino una necesidad !!!!. No importa la posición sino la función porque Dios jamás nos pedirá cuentas de cuántas estrellitas de felicitación tendremos en el saco sino cuántas almas alcanzamos sin pretextos, cuántas veces morimos a nuestra comodidad para lanzarnos a conquistar las naciones para Cristo. El problema es que a veces el Cuerpo de Cristo lucha más por una plaquita en la frente que por ser obrero útil. Creo que al final Dios prefiere pequeños que expandan el Reino que Siervos que ya abombaron la silla de tanto tiempo estar sentados sin fructificar ni multiplicar visión. Y cuando esto pasa las iglesias se llenan de calumnias, chismes, envidias, porque la gente ya no se preocupoa de ver cuántas almas nuevas llegaron y hay que redimir sino con qué ropa anda en la calle el hermano y uantás veces sale o entra de su casa y entonces el Reino se desenfoca. O bien se envidia a quien Dios levanta pero Dios es tan creativo que tiene llamados y propósito para cada uno por eso es que erronéamente muchos hermanos se ponen a aplastar a los mismos hermanos a través de la lengua mentirosa y calumniadora, en vez de aplastar al diablo y la obra que se hace en medio de celos, críticas, calumnia y murmuración le hace cosquillas al diablo en lugar de quemarle la espalda. Enfoquémonos en el Reino !! en las almas que necesitan redención y dimensión y salgamos de las 4 paredes a levantar a la creación que GIME por la manifestación de los hijos de Dios!!!!. Hay que entrenarse pero para darlo, no para seguir sentado sin fructificar, es el tiempo profético de expansión!!

22 Mar 2016