Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Una batalla entre dos reinos (apuntes).



El mundo se encuentra en una batalla entre dos reinos (Mat 24:7).
· Existe una correlación entre lo natural y lo espiritual (Heb 11:3).
· Así como la materia más densa desplaza a la materia más liviana, también el Reino de Dios desplaza al reino de las tinieblas.
· Cuando Jesús vino en carne, no solamente restauró la vida espiritual, sino también estableció el Reino de Dios en la tierra: es una realidad presente que está en Jesús mismo. El vino a destruír las obras del opresor. Su reino de paz se opone al reino de satanás y al caos que este trae.
· Estamos involucrados en una batalla a muerte entre dos sistemas mundiales que están compitiendo por el control de este planeta.
o En el momento de nacer fuímos puestos en medio de la zona de batalla.
o Ninguno de los dos superpoderes involucrados en la guerra permitirán que permanezcamos neutrales.
o Esta guerra es peleada de dos formas: con ideas y con fuerza bruta y terminará en una confrontación final.
§ La batalla decisiva entre Dios y satanás, entre el reino de Dios y el sistema mundial, entre Jesucristo y el diablo.
§ Los ejércitos se están acumulando al estar los reyes de la tierra (sistema mundial, O.N.U.) tomando sus barricadas contra el Señor (humanismo, nueva era) y contra Su ungido (la iglesia).
§ La única esperanza de libertad se encuentra en Dios llevando a cabo su plan de las edades por medio de su pueblo, la iglesia.
§ Los cristianos, bajo la guía y el poder del Espíritu Santo, son la única esperanza visible para un mundo atrapado por un creciente temor, desesperación y esclavitud.
 
 
Humanismo secular vrs cristianismo.
· El pensamiento secular humanista gradualmente se ha convertido en la forma básica de pensamiento de la gente moderna, convirtiéndose en la forma básica de pensamiento de la gente moderna, llegando a la mayoría de personas a través del arte, la música, el drama, los medios de comunicación, y en algunos casos, hasta la teología, ocasionando que los valores del cristianismo hayan perdido terreno en los ámbitos “seculares” de la vida, y en algunos casos, hasta desapareciendo, dando lugar al establecimiento de dos juegos de valores básicos empobrecidos: la paz personal (ética situacional) y la opulencia (materialismo).
 
 
La responsabilidad del cristiano en el establecimiento del Reino de Dios.
· Restaurando todas las cosas (Hch 3:21).
· Poniendo a sus enemigos por estrado de sus pies (Heb 11:12-13).
· Ser luz del mundo, sal de la tierra y levadura para quitar las maldiciones de la esclavitud de corrupción (Mat 5:13-16, Mat 13:30, Rom 8:19-21).
 
 
Lo que como naciones sembremos, eso cosechamos.
· Dios no puede ser burlado (Gal 6:7).
· Bendiciones o maldiciones (Deut 11:26-28, 30:8-20, 18:1-68).
 
 
El cristiano debe participar en los asuntos cívicos de la nación.
· Existe un llamamiento de parte de Dios a hacer político como un ministerio (Mat 6:33, Prov 11:10-11, Prov 29:2, Rom 13:1-7, Prov 8:15-16).
· Responsabilidad de los pastores de enseñar el civismo.
o Por lo general, la iglesia no le está dando suficiente importancia a las enseñanzas bíblicas sobre gobierno y sociedad.
o Los pastores tienen la responsabilidad de enseñar todo lo que dicen las Escrituras (2 Tim 3:6-17 incluye lo referente a los aspectos de la vida social del creyente, incluyendo lo político y lo gubernamental).
o La Biblia trata con el tema de gobierno dos veces más de lo que trata con asuntos personales, comenzando por considerar todos los libros que tratan con el gobierno de Israel (Jueces, 1 y 2 Reyes, 1 y 2 Crónicas, 1 y 2 Samuel, etc.).
o Jesús citó más el libro de Deuteronomio que cualquier otro libro en la Biblia y este es el libro donde encontramos dirección clara de parte de Dios para el buen funcionamiento de las naciones, para recibir bendición o maldición de acuerdo a la obediencia a sus mandatos.
o Mat 28:18-20 claramente nos da el mandato de ir a discipular a todas las naciones, es decir, que hagamos todo lo posible para que las naciones se conviertan en naciones cristianas.
§ Nos llama a enseñarles a obedecer “todas las cosas” que Cristo nos encomendó.
§ Todo incluye no solamente obediencia a los mandamientos concernientes a la salvación, la oración, la lectura de la Biblia y la ministración a otros, sino todo lo que Cristo nos enseñó, incluyendo sus enseñanzas sobre:
· Relaciones familiares, el gobierno civil, el manejo del dinero, la forma de hacer negocios, la educación, y todo lo demás.
o La Gran Comisión tiene en perspectiva la restauración de todas las cosas, incluyendo la sociedad y el gobierno (Col 1.15-20).
 

23 Mar 2016
Referencia: Nación.