Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Gobierno mundial y anticristo (apuntes).



Gobierno mundial.
· El sueño de la uniformidad de todas las razas y naciones humanas y la idea del gobierno mundial ha sido siempre el sueño del humanismo secular desde Babel.
· Ello constituye una negación y clara oposición de la diversidad con la que Dios creó a todos los seres humanos, y la diversidad enriquece.
· El gobierno mundial implica la uniformidad de muchas maneras: un gobierno, una religión, una política, una economía, una educación, un ejército, un territorio.
· En tanto que la uniformidad empobrece, además de que es imposible realizarla porque desde el vientre de nuestra madre, cada uno de nosotros fuímos creados totalmente diferentes, aun aquellos que son el resultado de embarazos múltiples (gemelos, trillizos, etc.).
· Por ello mismo, la uniformidad y el gobierno mundial, son antinaturales.
· Solo podrían imponerse mediante el uso de la fuerza física y/o emocional (manipulación) para violentarla. Y de hecho cuando el gobierno mundial del anticristo se manifieste, así se va a implementar: violencia y manipulación.
· La historia humana muestra claramente que ni aún en contextos menos complicados y diversos como el actual contexto mundial, todos los intentos de un gobierno mundial han fracasado tarde o temprano:
· Los egipcios, los caldeos, los medos y los persas, los griegos, los romanos, el imperio británico, el español, la Europa Oriental, etc.
· Por ello, la no sobrevivencia de los imperios del pasado a partir de Babel se constituye en una lección profética para el futuro.
· Babel es la clara manifestación de que Dios está en contra de un imperio mundial.
· Por ello el anticristo está condenado a la derrota de parte de Dios como en Babel.
· Biblicamente hablando, el cristianismo estaría a favor de una organización de naciones en la que se respetara la diversidad, los usos y costumbres propios, y solo se adaptaran a los principios generales establecidos por Dios en el corazón de todo ser humano (la vida, la propiedad, la libertad, el derecho al trabajo, la crianza de los hijos, etc.).
· Pero una organización de Naciones Unidas como la actual, cuyo objetivo último es el establecimiento de un gobierno mundial que entrañe la uniformación de gobierno, religión, política, economía, educación, etc., definitivamente no puede ser apoyada.
 
 
Anticristo y gobierno mundial.
· El gobierno del anticristo en los tiempos finales será la expresión del último intento humano del gobierno mundial, y su derrota, la derrota definitiva de todo intento humano en esa dirección.
· El único gobierno mundial viable será el Reino Milenial de Cristo, después de la derrota del anticristo.
· Aunque la iglesia se esfuerce y obre diligentemente en cuanto a todo lo que se refiere a la política y el gobierno, la política se pervertirá cada día más en preparación al designio de Dios del gobierno del anticristo.
· Ello no implica, empero, que la iglesia no haga todos sus esfuerzos para influír en la política y el gobierno durante su tiempo de peregrinación en la tierra.
· Eso no debe ser un argumento para darnos por vencidos y dejar que avancen sin obstáculos los proyectos orientados hacia el desarrollo del gobierno mundial.}
· Equivale a desobedecer las instrucciones de Dios respecto al papel profético de la iglesia en este campo ni a la participación del creyente en la política y el gobierno como levadura buena que leude la mayor cantidad de masa posible.
· Mientras la iglesia exista en la tierra, ese gobierno mundial no tomará plena vigencia.
· Será tan solamente un intento.
· Pero después del arrebatamiento, ese gobierno será una realidad (2 Tes 2:7).
· Dentro de esas circunstancias tan adversas nuestra participación e influencia no debe mermar sino incrementarse significativamente por las siguientes razones:
· Obediencia a Dios y a Su Palabra.
· Porque así como se incrementará la acción del poder y ministerio de la iniquidad (2 Tes 2:7) también se incrementará el poder y ministerio del Espíritu Santo (Joel 2:28-32, Hch 2:17-21).
· Para que menos personas sean engañadas por ese poder engañoso y vengan al conocimiento de Dios y se salven (Mat 28:18-20, 2 Tim 2:2).
· Para cumplir el papel de atalayas y la condenación de los que se pierdan no sea sobre nosotros (Ezeq 33:7-9).
· Resistir al diablo, sus demonios, el mal y todo sus instrumentos, minimizando al máximo sus efectos dañinos (Sant 4:7, 1 Ped 5:8-9, 2 Cor 10:4-6).
· Mantener enarbolada la bandera de Cristo para que en la desesperación que va a invadir al mundo en ese tiempo muchos la vean y corran hacia ella para su salvación como cuando Moisés, por instrucciones de Dios, hizo alzar la serpiente en el desierto para que todos los que la vieran fueran protegidos de la destrucción (Num 21:4-9).
· Características.
· Gobernará con gran diplomacia al principio y despiadadamente después por siete años en total (Dan 9:27).
· Sus propuestas y leyes derivadas operaran para que obtenga reconocimiento, poder e influencia.
· Su plan, táctica y estrategias estarán bien definidas, estructuradas, articuladas y ejecutadas.
· Su estrategia política más relevante será la búsqueda de la paz, la fraternidad y el orden mundial –y obtendrá triunfos notables al respecto—principalmente en el área del Medio Oriente (Israel y los países árabes) (Apo 6:2).
· Logrará con Israel y los árabes un tratado de paz por siete años que el mismo romperá a los 3 ½ años (Dan 9:27).
· Política económica única mundial.
· Autoridad mundial.
· Dominio del comercio mundial: recibirá tributos sobre cada transacción (Apo 13:16-17).
· Gobierno policíaco mundial:
· Restricción de las libertades.
· Control de todas las actividades de las personas.
· No se conocerá su verdadera identidad sino hasta que se lleve a cabo su meteórico ascenso.
· Tendrá un poder milagroso (satánico) (Apo 13:4, 2 Tes 2:9).
· Se declarará enemigo del único y poderoso Dios (Apo 13:15) aunque dirá que actúa en nombre de un dios universal (falso dios), sincrético (religión universal).
· Perseguirá a los creyentes en el Dios verdadero bíblico (judíos y cristianos) en los que encontrará la mayor fuente de oposición a sus planes maquiavélicos.
· Primero nos ridiculizará y menospreciará.
· Luego nos amenazará.
· Finalmente, nos perseguirá y matará.
· Pretenderá ser Dios y reclamará adoración para sí mismo (2 Tes 2:4).
· El templo de David será reedificado, se restaurarán los sacrificios en él, y posteriormente profanará el templo y los sacrificios (a los tres años y medio de su gobierno).
· El número de su nombre será 666: la suma de las letras, probablemente de acuerdo al valor numérico de las letras del alfabeto griego (Apo 3:18).
· No surgirá de la nada, sino que su aparición será la culminación de un proceso (2 Tes 2:7) de preparación de las condiciones para su manifestación.
· Su agenda, a pesar de que aún no se ha manifestado, ya está en marcha y en ascenso: Los manifiestos humanistas I (1933), II (1977) y III (2000).
 
 

24 Mar 2016