Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Mayordomía (03). Mayordomos.



Características bíblicas del mayordomo.
Reconocer que somos propiedad de Dios por creación (Sal 24:1), redención o compra (1 Ped 1.17-19), y por decisión personal.
Reconocer que todo lo que somos y tenemos no es nuestro sino de Dios (Gen 39.4-9): no somos propietarios.
Somos usufructuarios. Todas las cosas nos han sido dadas en usufructo, es decir, que tenemos el derecho de usar las cosas que pertenecen a Dios, pero debemos hacerlo con responsabilidad y de acuerdo con Sus directrices, Su voluntad y para Su gloria.
Ser responsable con todo lo que somos y tenemos: es lo que administramos (Luc 16:2).
Asumir nuestra realidad como administradores.
Esforzarnos para entender como Dios espera que llevemos a cabo nuestra administración.
Anteponer los intereses de Dios a nuestros propios intereses (Mat 25:24-27).
Entregar a Dios las ganancias o la parte de ellas que Dios demande, comenzando por el 10% (aunque no exclusivamente) (Mat 25:20).


Tit 1:7-11.
• Irreprensible.
• No soberbio, no iracundo, no pendenciero.
• No dado al vino.
• No codicioso de ganancias deshonestas.
• Hospedador.
• Amante de lo bueno.
• Sobrio, justo, dueño de sí mismo.
• Retenedor de la Palabra.
• Que pueda exhortar con sana enseñanza.


1 Cor 4:5.
• Servidores de Cristo.
• Fieles.
• Sin mala conciencia de nada (conciencia y motivos correctos).


1 Ped 4:10-11.
• Servidores de otros.
• Habla conforme a las palabras de Dios.
• Sirve conforme al poder de Dios.
• Glorifica a Dios en todo lo que hace.





23 Jun 2008
Referencia: Mayordomía.