Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Preguntas que necesitamos considerar antes de emitir nuestro voto.



 
 
 
1. ¿Como es posible, que en este estado de cosas que existe en Guatemala (corrupción, inseguridad, pobreza, narcotráfico, falta de mantenimiento de las carreteras y las escuelas, colapso del sistema hospitalario y de salud, una de las peores calidades del sistema educativo, etc.), todavía hay quienes quieren votar por los candidatos que encabezan las encuestas, si ellos, con su co-gobierno en este y anteriores períodos presidenciales, han sido los causantes de esta situación tan terrible? Solo en este período, entre la UNE-GANA llevaron 50 diputados al Congreso, el PP 33, LIDER tiene 26 diputados, y esas bancadas tuvieron que apoyar presupuestos de gastos del país, políticas de gobierno, etc. Por un lado decían que se oponían, pero a la hora de las negociaciones, apoyaban a cambio de ventajas.
 
2. ¿Donde están los más de Q200,000 millones de quetzales de presupuesto del país que este gobierno se gasto con el apoyo (o la vista gorda) de las grandes bancadas mencionadas cuyo deber era fiscalizar al gobierno?
 
3. ¿Como es posible que ahora ellos hablan de cambios cuando ellos mismos son los responsables del desastre que es el país, que está diseñado para fomentar la corrupción, el clientelismo, etc., que los gastos hipermillonarios de sus campañas evidencian que tendrán que pagarlos posteriormente con favores, si es que ganan?
 
4. ¿Sabe usted que 100 de los 158 diputados del actual congreso (más o menos 120 de ellos buscan reelegirse, la mayoría de los cuales, por supuesto, pertenecen a los partidos que supuestamente puntean las encuestas) se las ingenian para tener ONG´s que ejecutan las obras y/o proyectos del presupuesto de gastos de la nación, que ellos mismos asignan?
 
No es posible que continúe este mismo estado de cosas en el país. Ya es hora que los honrados, que somos más, perdamos el miedo de hablar y dejemos a un lado la conformidad con el status, y que este 11 de septiembre votemos por gente honrada, temerosa de Dios, de buen testimonio (Prov 29:2) para que esta nación se comience a levantar y a salir del estado de cosas en el que se encuentra.
 
Pensemos, analicemos, conozcamos a cada uno de los aspirantes (no por sus cancioncitas pegajosas, ni sus promesas mentirosas, ni sus despliegues publicitarios) y votemos por aquellos que son gente con valores, honesta, trabajadora, capacitada intelectual, moral y espiritualmente para gobernar el país.
 
Est 8:6. “Porque ¿cómo podré yo ver el mal que alcanzará a mi pueblo? ¿Cómo podré yo ver la destrucción de mi nación?”
 
 
Considéralo para decidir o reafirmar tu voto.
 
Isa 10:1-2. "¡Ay de los que emiten decretos inicuos y publican edictos opresivos! Privan de sus derechos a los pobres, y no les hacen justicia a los oprimidos de mi pueblo; hacen de las viudas su presa y saquean a los huérfanos."
 
En otras palabras, dictan leyes que no toman en cuenta el punto de vista de Dios (Prov 16:25), y toman decisiones injustas para privar de justicia a los necesitados, para robarles sus derechos a los pobres y hacer de lo que está destinado a ellos (los recursos de cualquier tipo) su botín.
 
Si el candidato o candidata por la que vas a votar ya estuvo en algún alto puesto en el gobierno, ya fue diputado de una bancada mayoritaria, o pertenece a alguno de los partidos políticos que ya gobernó este país, es co-responsable de la situación actual del país ya sea por omisión y/o negligencia, participación directa o indirecta apoyando las decisiones que nos llevaron hasta aquí, etc.
 
Las tres únicas razones válidas para votar por él o ella es que no se hubiera beneficiado personalmente de tal situación, se hubiera opuesto a las malas decisiones y/o acciones que se realizaron, o se hubiera convertido al Señor de todo corazón (2 Cor 5:17).
 
Si no se ha convertido y votas por él o ella estás diciendo con tu voto que quieres que sigan los mismos para seguir cosechando las mismas cosas (corrupción, inseguridad, pobreza, desnutrición, carreteras y escuelas deterioradas, colapso del sistema hospitalario, mala calidad de la educación, etc.).

Prov 29:2.
 
(BL95) Cuando los justos están en el poder, el pueblo se alegra; cuando domina un malo, el pueblo gime.
(DHH) Cuando predominan los justos, la gente se alegra; cuando los malvados gobiernan, la gente sufre.
(N-C) Bajo el gobierno de los justos está contento el pueblo; cuando mandan los impíos, el pueblo suspira."
(PDT) Cuando triunfan los justos, todo el mundo está feliz; cuando los perversos ganan, el pueblo se queja.
(SRV2004) Cuando los justos están en autoridad, el pueblo se alegra; mas cuando gobierna el impío, el pueblo gime.

¡¡¡Piénsalo!!!

24 Mar 2016