Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El proceso de la relación matrimonial (apuntes).



EL PROCESO DE LA RELACIÓN MATRIMONIAL.



Antes del matrimonio:
Responsabilidad en el trabajo.
Cumplir y ser responsable como proveedor.
Humildad.
Necesito ayuda (“idónea”, Gen 2.18).
No puedo solo.
Dios resiste a los soberbios pero da mayor gracia a los humildes.
Antes de la caída es la exaltación.
Solo Dios sabe exactamente a quién necesito.
Solo Dios me puede guiar a encontrarla. (no puedo solo).
Gen 2:23-25:
Conocimiento, aprecio, reconocimiento, confianza, respeto, admiración  “Esta es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne”.
Unidad  “se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.


El proceso de la relación matrimonial.
La relación matrimonial  un proceso  requiere tiempo y dedicación para desarrollarla.
En realidad, se trata de una relación tri-dimensional, o en tres niveles.
1 Tes 5:23: el ser humano es un espíritu que tiene un alma y vive en un cuerpo.
En consecuencia, la relación matrimonial integral requiere:
Una unidad espiritual (amor Ágape).
Una unidad psicológica (amor Fileo).
Una unidad física (amor Eros).
Para desarrollar esos tres niveles de unidad, es preciso que la relación matrimonial pase por cuatro etapas:
La etapa del conocimiento  amistad.
La etapa del compañerismo  noviazgo.
La etapa de la exclusividad  compromiso.
La etapa de la vida en común  matrimonio.


Amistad.
En esta etapa de la relación lo que existe es una atracción, ya sea física y/o emocional, pero es simplemente una atracción, aunque en algunos casos pueda presentarse una ilusión muy grande (“colgazón”).
El contacto físico está restringido a observar, escuchar, y la comunicación verbal.
En el área psicológica la relación consiste en compartir ideas, enseñar-aprender, trabajar y/o hacer cosas juntos.
En el área espiritual, la relación consiste en la comunión en las cosas de Dios y de Su Palabra.
En esta etapa puede haber una relación entre un no cristiano y un cristiano; de hecho, es deseable una relación de este tipo como un instrumento de evangelización, pero no va a haber plenitud de amistad porque le va a faltar la comunión en el Espíritu.


Noviazgo.
Comienza a surgir y desarrollarse el amor "ágape" y el amor “fileo”.
Este nivel de amor no es posible entre un cristiano y un no cristiano, porque se centra en el área espiritual (2 Cor 6:14-18), e implica compartir:
La vida espiritual.
El conocimiento de Dios en Jesucristo.
Desarrollar intereses espirituales comunes.
Compartir el testimonio y la vida cristiana asi como la oración.
1 Tes 4:3-8: santificación.
Efe 4:14-20: siguiendo la verdad en amor, creciendo en todo en Cristo (sin lascivia).
Sant 4:1-4: amigos de Dios (amor fraternal), no del mundo (lascivia, lujuria, codicia, impureza).
Se desarrolla la reciprocidad, la comunión, el
compañerismo.
La base de esta relación no debe estar ni en la físico (pertenece exclusivamente al matrimonio) aunque lo físico siempre va a buscar una máxima expresión en todas las etapas de la relación, ni en lo psicológico (compromiso, decisión permanente), sino en la profundización de lo espiritual.


Compromiso.
Comprende las características de la amistad y del noviazgo.
La conquista y el afecto entre dos personas  EXCLUSIVO.
Se desarrollan significativamente la unidad intelectual (amor fileo):
Implica:
Planear la vida juntos.
Enfoque sobre los ajustes que se requieren para la unificación de dos personas.
Afecto, cariño, admiración, devoción.
Basado en la convicción de que el matrimonio entre ellos es la voluntad de Dios para sus vidas y que c/u será mas efectivo en la vida y el servicio espiritual al estar casados.
El deseo y la voluntad de Dios para la pareja debe ser el factor determinante más fuerte en su decisión de comprometerse.
Esta etapa requiere el ejercicio de una mayor disciplina de la atracción sexual, porque con mucha frecuencia se va a querer desbocar bajo el pretexto del inminente matrimonio.


Matrimonio.
Comprende y abarca las características de la amistad, el noviazgo y el compromiso.
Es completar el diseño de Dios para la relación entre hombre y mujer.
Es la etapa en la que se le puede y debe dar cauce al amor "Eros".
A la relación espiritual y psicológica se agrega la relación física.
La unidad total ahora es hecha posible aunque va a seguir requiriendo siempre de:
Mucho cuidado.
Entrega creciente.
Sumisión a la guianza del Espíritu Santo.
Pacto con la pareja y con Dios (sangre): Prov 2:16-17; Ecle 5:4-6, Malaq 2:13-16.



24 Mar 2016