Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Salmo 23. Modelo de paternidad (apuntes).



El tema de la paternidad y/o maternidad, tanto en lo natural como en lo espiritual, no es un tema de reglas y recetas, sino un tema del corazón y de principios.

No hay recetas, ni formulas de tres, cinco o siete pasos. Todo comienza y tiene que ver con el corazón al igual que nuestra relación con Dios: nosotros le amamos a Él porque Él nos amó primero.

No hay una fórmula específica de como ser mejores padres. Solo hay un estilo de principios que necesitan ser establecidos en nuestro corazón, que necesitamos seguir y que ya están en semilla en nuestro corazón (somos hechos a imagen y semejanza del padre) y que desarrollamos y comprendemos en nuestra relación con el Padre.

El principio fundamental de ser el padre que nuestros hijos necesitan es modelarles a ellos lo que el Padre es para con nosotros, y ello lo encontramos claramente definido en el Sal 23 (recordemos que ser un buen padre es un asunto del corazón y de principios más que de fórmulas, recetas o de 1,2,3 pasos.

El tema principal del Salmo es el cuidado de Dios, el Padre por nosotros, no la búsqueda del cumplimiento de sus propósitos o su comodidad o conveniencia sino el enfoque en Sus hijos e hijas.




Salmo 23:1-6.


Jehová es mi pastor; nada me faltará.
• El pastor (los padres):
○ Compromiso con las ovejas, no abandonarlas ni dejarlas solas, siempre estar con ellas (indefensas, necesitadas).
○ Relación íntima con ellas: conocerlas.
○ Cuidado personal: cada una por nombre.
○ Vigilante: en la puerta del redil para revisar una por una que estén bien, y para evitar que queden a merced de sus enemigos.
• La oveja (los hijos):
○ Confiados: siguen al padre, respetan, obedecen.
○ Agradecidos: reconocimiento.
○ Relación íntima: conocimiento profundo, imitadors.

La importancia de la sujeción de los hijos: Isa 59:21.
El mandamiento de la honra: un mandamiento con promesa.


En lugares de delicados pastos me hará descansar.
• Pastos: provisión de todas sus necesidades físicas.
• Descanso: seguridad.


Junto a aguas de reposo me pastoreará.
• Reposo: liberar las cargas.
• Pastoreo: dirección segura, visión, propósito.
○ Consejo, restauración (sanidad) y formación


Confortará mi alma;
• Confort: bienestar integral.
• Alma: necesidades emocionales suplidas, la princal de ellas, el amor: identidad, aceptación, pertenencia, seguridad, estabilidad.


Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
• Guiar: dar dirección de una manera clara, para que les vaya bien en la vida.
○ La flecha en manos del arquero (Sal 127).
• Sendas de justicia: la Palabra de Dios, la obediencia a la Palabra, no solo en precepto sino también con el ejemplo.
• Dirección clara en la Palabra (Mat 22:36-40).
○ Amar a Dios (obedecer sus mandamientos).
○ Amar al prójimo: servirle.
• Enseña a amar la Palabra, la obediencia, la dirección del Espíritu Santo y la corrección.
• Modela, no impone ni obliga (formación, formación, formación).
○ Disciplina: el padre que ama a sus hijos los corrige, los disciplina, los desarrolla (la disciplina no es el primer recurso, es el último, y va gradual, de menos a más).
• Enseñarles a amar Su Nombre: amar Su nombre es reconocer Su Señorío, obedecerle, servirle.
○ Nuestra responsabilidad principal por encima de que sean prósperos, exitosos y profesionales es que amen a Dios sobre todas las cosas.
○ Aprender a hacer uso del amor, la misericordia, la gracia y la disciplina equilibradamente como lo hace Dios con nosotros.
○ Es llevarlos a la dependencia total de Su Padre Celestial, no de su padre terrenal.
§ Nuestra responsabilidad es formarlos y dirigirlos hacia el éxito delante de Dios (3 Jn 2).
§ Nuestra responsabilidad es cuidarlos y formarlos integralmente (Gen 2:15, 1 Tes 5:23).
□ Cuidado espiritual (pastoreo, enseñanza, dirección).
□ Cuidado emocional (sanidad, restauración y renovación del alma).
□ Provisión (no solo económica sino espiritual y emocional también).
□ Amor (1 Cor 1:13), seguridad, aceptación, identidad, pertenencia.


Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo.
• Los valles de sombra de muerte son todas aquellas circunstancias que de alguna manera nos afectan negativamente:
○ Fracasos, erores, equicocaciones, pecados.
○ Circunstancias dolorosas, negativas, rechazo.
○ Problemas.
• No temor, confianza, fe.
○ Que sepan y vivan que Dios no los deja ni los desampara.
○ Que sepan y vivan que en todas las cosas son mas que vencedores.
○ Que sepan y vivan que todo obra para bien.
• Tú estarás conmigo.
○ Acompañamiento en medio de la situación.
○ Que sepan que estamos con ellos y allí para ayudarlos, sostenerlos, animarlos.
• Imparte seguridad en medio de los errores, problemas, malas decisiones, etc.
• Da confianza, no temor cuando se cometen erores o se fracasa.
• Acompaña no solo en lo bueno, sino principalmente en las dificultades, no abandonar

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
• La vara: autoridad.
• El cayado: corrección, disciplina.
• El padre que ama a sus hijos los corrige, los disciplina, los castiga.

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;



Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.



Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,




26 Mar 2016