Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Unidad familiar (apuntes).



Unidad familiar.


Gen 2:22-25.
El anhelo del corazón de Dios con respecto a una familia: la unidad.
Que sean uno en espíritu: “No os unáis en yugo desigual” (2 Cor 6:14).
Que sean uno en el alma: “Ser de un mismo sentir con Cristo (Fil 2:5).
Que sean uno en lo físico: fidelidad (Prov 5:15-20).


Gen 11:1-6.
La unidad es poderosa:
El pueblo es uno.
Un solo lenguaje.
Han comenzado la obra.
Nada les hará desistir de lo que han pensado hacer.
Ecle 4:9-12.
Mejores son dos que uno:
Mejor paga por su trabajo.
Si uno cae el otro le levantará.
Se calentarán uno al otro.
Mejor resistencia.


La división.
La obra del diablo = un espíritu, una maldición.
Causas:
Celos, envidia, control, egoísmo, codicia, etc.
Resultados.
Rebelión, infidelidad, deslealtad, chisme, murmuración, juicio, crítica, rechazo, falta de perdón, resentimiento.
Todo ello lleva a la amargura (Heb 12:14-15).
Impedimento para alcanzar la gracia de Dios.
Contaminar a otros para que les pase lo mismo (que no puedan alcanzar la gracia de Dios).
David:
David y su familia.
Su padre se olvidó de él.
Sus hermanos lo menospreciaron.
David y Saul.
David y Mical.
Maldición generacional (se transmitió a los hijos).
Amnón y Tamar.
Amnón muerto por Absalón.
Absalón se levanta contra su padre.


La unidad se construye (Fil 2:1-8).
Solo con Cristo en nuestro corazón (santidad y paz –Heb 12:14-15).
Un cambio de mente (re-novación) = la misma forma de pensar de Cristo.
Humildad: estimar a los demás como superiores.
Amor (no egoísmo).
No mirando cada uno por lo suyo = concentrándonos en las necesidades de los demás.
Despojarse a sí mismo, morir a si mismo, negarse a sí mismo.
Servicio.


Resultados de la unidad (Sal 127 y 128).
Sal 127:1-2.
Dios edifica nuestra casa.
Nuestro trabajo no es en vano.
Descanso.
Sal 127:3-4.
A nuestros hijos e hijas les va a ir bien.
Sal 127:5-6.
Seremos verdaderamente muy felices.
Seremos respetados.
Sal 128:2, 4-6
Nos irá bien.
Tendremos mucha bendición.
Tendremos larga vida (veremos a los hijos de nuestros hijos).
Tendremos paz.
Veremos el bien de nuestra nación.
Sal 128:3
La esposa:
Estará contenta y dará mucho fruto = fruto del espíritu (Gal 5:22).
Producirá mucho gozo (de la vid se hace el vino).
Los hijos:
Bien plantados en Cristo (raíces profundas en la roca).
Olivos = aceite de la unción = gobernar bien la casa = gobernar bien la iglesia = fortaleza ministerial.
Alrededor de la mesa = unidad, comunión, amor, aprecio, etc.





26 Mar 2016
Referencia: Unidad.