Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El plan de Dios para la paternidad (apuntes)



Gen 1:26.28. El plan de Dios para la paternidad.

Dios, como Padre de toda la raza humana, no solo nos creó sino juntamente con ello diseño un plan para la paternidad, para que todos los padres lo pusiéramos en práctica con nuestros hijos:
• Nos dio una identidad (imagen y semejanza de El, sus hijos).
• Nos dio una habilitación (“los bendijo”) = “barak”, raíz de la palabra hebrea “beraká” que significa prosperidad = que nos vaya bien y que estemos bien en la vida.
o Dios habló prosperidad sobre nuestras vidas cuando nos creó, ello implicaba que se iba a cumplir = que nos fuera bien en la vida.
▪ Aunque la caída provocó la maldición (Gen 3. 16-19), en Cristo Jesús todas las cosas fueron restauradas (Luc 19.10), para que esa bendición nos alcanzará de nuevo a los que hemos creído en el Señor Jesucristo.
o La bendición divina con frecuencia aparece vinculada con el don de la fecundidad (Gn 17.16-20, 22.17, 26:12 y 24, 28:3) y la fecundidad implica abundancia.
• Nos dio una visión: administrar toda la Creación en su nombre para obtener resultados precisos:
o Fructificar = productividad = producir mucho con lo que tenemos.
o Multiplicar = incrementar lo que tenemos para producir aún más.
o Llenar = suplir los vacíos (necesidades) que hay en el mundo (somos la respuesta de Dios a las necesidades del mundo).
o Sojuzgar = poner las cosas y las circunstancias bajo control, y no que ellas nos controlen a nosotros.
o Señorear = administrar, gobernar, servir a Dios y a los demás (Mar 10:42-45).

Deut 6:1-9: lo más importante en la educación de los hijos e hijas.
a) Amar al Señor con todo nuestro ser (6:5).
b) Temer al Señor (6:2).
c) Que conozcamos Su Palabra (6:1). Constantes y perseverantes.
d) Que la pongamos por obra nosotros, los padres (6:1).
e) Que se las enseñemos a nuestros hijos constantemente (6:7).
La Palabra de Dios debe tener prioridad en la educación y aprendizaje de nuestros hijos sobre cualquier otra cosa --> ellos aprenderán, por ese ejemplo, la prioridad que debe tener Dios en sus vidas.
Si para nosotros la educación y el conocimiento secular tiene más importancia que la Palabra en la educación de nuestros hijos e hijas, las cosas terrenales van a tener más importancia en la vida de ellos que Dios.

La iglesia, el colegio cristiano, la escuela dominicial y otros ministros, son elementos de ayuda para la formación bíblica y cristiana de nuestros hijos, pero la responsabilidad básica y fundamental es de nosotros los padres --> no podemos evadirla --> por los frutos de la vida de nuestros hijos se va a conocer la calidad de nuestra paternidad.

Nosotros, los padres, modelamos para nuestros hijos a Dios, el Padre.
--> buena relación --> buena relación con Dios.
--> mala relación --> mala relación con Dios.
--> legalistas --> Dios legalista.
--> permisividad --> Dios permisivo.
--> etc.










El plan operativo de la paternidad.

· Gen 1:26-28 --> Proveen a los hijos:
o “Hagamos” --> identidad ¿quién soy?.
o “Señoree” --> destino (visión) à ¿para qué existo?.
o “Los bendijo” --> habilitación à bendición.
o “Les dijo” --> Propósito (misión) --> ¿cómo? --> fructificar, multiplicar, llenar, sojuzgar, señorear.

· Sal 127:3-4.
o Propiedad del Señor --> nosotros solo somos administradores de ellos.
§ Vamos a dar cuentas por ellos.
§ No somos responsables por sus pecados, pero si por como los formamos.
o Cosa de estima --> apreciarlos, valorarlos, bendecirlos.
o Como flechas --> uno los dirige al éxito o al fracaso --> para victoria o para derrota.
§ Conocimiento de Dios.
§ Obediencia a Dios.
§ Carácter de Dios.
§ Propósitos de Dios.
§ Estorbarles el pecado.
§ Servicio a Dios.
o Nosotros les damos visión.

· Sal 128:3.
o Autoridad, victoria.
o Natural y espiritual (unción).

· 1 Tim 3:4.
o Que gobiernen bien.
o Que tengan a sus hijos en sujeción.
o Autoridad y disciplina à no amigos.
o Dios llama al ministerio a familias.
§ Jacob, Noé, Hch 16:31.

· Heb 12:4-11 --> disciplina.
o Estorbarles el pecado.
o Reprensión.
o Azotes (vara).

Efe 6:4.
Padres.
* No inciten a sus hijos al mal.
* Líbrenlos, rescátenlos, del mal.
* Estorbarles el pecado.
* Accesibilidad.
* Ayudarlos a no pecar --> es mejor pedir socorro que pedir perdón.
La disciplina del hijo comienza en la disciplina del padre.
* Primero resistir la tentación yo --> después ayudar a mis hijos y a otros.
* Heb 2:18 --> vamos a poderles ayudar en aquello en lo que fuimos ayudados.
* 2 Cor 12:9 --> los padres suplen las debilidades de los hijos.
* Heb 4:14-16 --> tenemos libre acceso al Señor para ayuda y socorro.
* 1 Jn 2:16 --> los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida no deben provenir de los padres.
* Jesús --> resistió la tentación --> unción (santidad).




26 Mar 2016