Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Otros acerca de la unidad de la iglesia (apuntes).



Otros acerca de la Unidad.

Sal 133:1-3.
¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía! Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna. (Salmos 133:1-3 RVR60)

Heb 12:14-15.
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

Luc 4:18-19.
El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.
Qqqq

=======================================================================

SANANDO NUESTRA TIERRA.

"En ese momento llegaron los habitantes de la ciudad y le dijeron a Eliseo: «El sitio donde está construida la ciudad es muy bueno, como lo puedes comprobar, pero las aguas son malas y la tierra no produce nada.» Eliseo les dijo: «Tomen una vasija nueva, y échenle sal.» Aquellos obedecieron, y él fue adonde estaban los manantiales, echó la sal en ellos, y dijo: «Así ha dicho el Señor: “Yo sano ahora estas aguas. Nunca más serán ellas causa de enfermedad ni de muerte.”» Y tal como lo dijo Eliseo, ese día las aguas de Jericó quedaron sanas, hasta el día de hoy. " (2 Reyes 2:19-22 RVC).

Las personas reconocieron que Eliseo tenía la respuesta acerca del problema de la ciudad.
• La ciudad era buena (Guatemala).
• Pero las aguas son malas y la tierra no produce nada (las circunstancias a pesar de que la ciudad era buena, no estaba produciendo los resultados que debían manifestarse).
• La respuesta para los problemas de la ciudad, para las circunstancias, era Eliseo (tipo de la Iglesia de Cristo).

Eliseo mandó a traer una vasija nueva para colocar en ella sal -> nosotros (la iglesia) somos vasija en las manos de Dios y somos la sal de la tierra (dar sabor y preservar).
• Sal: cambios, influencia, saborizar.
• La sanidad de la tierra se produce o provoca cuando hay una movilización (Eliseo se movió, fue a las aguas y decretó un hecho profético). La iglesia necesita movilizarse y llevar a los creyentes (sal) al mundo para sanarlo (la influencia --levadura--, Mat 13:33): manifestar el Reino en medio del mundo.

El Señor despertó el espíritu de Zorobabel hijo de Salatiel, que era gobernador de Judá, y el espíritu de Josué hijo de Josadac, que era sumo sacerdote, lo mismo que el espíritu del resto del pueblo, y todos ellos acudieron a trabajar en la casa de su Dios, el Señor de los ejércitos. (Hageo 1:14 RVC)



26 Mar 2016