Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Mayordomía (13) de los dones y el ministerio.



MAYORDOMÍA DE LOS DONES Y EL MINISTERIO.

LOS DONES.
Son dádivas, regalos, obsequios, cualidades, sobrenaturales (no son obtenidos mediante el ejercicio y/o desarrollo del aprendizaje, vienen directamente dados del cielo, aunque si hay que ejercitarlos para que alcancen un mayor grado de desarrollo).
Gracia especial que se tiene para hacer una cosa.
• Para provecho (fe, servicio, propósito).
• Para bendecir a otros (Gen 12:2-3), buscando oportunidades de bendecirles siempre.
• No ignorarlos (1 Cor 12:1), conocerlos y desarrollar los que nos correspondan.
• Ayudar a otros a desarrollar sus dones (creando oportunidades para que los ejerzan).
• Honrarlos, apreciarlos, valorarlos (1 Cor 12:24).
• Aceptar su diversidad (1 Cor 12:11).
• Necesitarlos (1 Cor 12:21).
• Sin desavenencias, sin conflictos (1 Cor 12:25).
• Procurarlos (1 Cor 12:31, 1 Cor 14:1).
• Su operación, para ser efectiva debe ser motivada por el amor (1 Cor 13:1-3, 14:1).
• Para edificar (1 Cor 14:5, 1 Cor 14:12, 1 Cor 14.26), exhortar, consolar, ayudar.
• Anhelarlos (1 Cor 14:12).
• Decentemente y en orden (1 Cor 14:40).
• Todos los dones para manifestarse requieren fe (Heb 11;1, Heb 11:3, Heb 11:6).



FORMAN PARTE DEL EQUIPAMIENTO PARA SER PARTE DEL CUERPO DE CRISTO.
Todos los creyentes somos parte del Cuerpo.
En un cuerpo humano cada órgano o parte tiene una función específica que requieren los demás órganos o partes del cuerpo.
Cada parte del Cuerpo sirve a los demás y recibe el servicio de los demás.
Tres tipos de dones, manifestaciones y/o operaciones:
• Los dones motivacionales (Rom 12:6-8).
• Los dones del Espíritu Santo (1 Cor 12:7-10).
• Los oficios ministeriales (Efe 4:11).
Los oficios tienen como función primordial equipar a los demás miembros del cuerpo para que encuentren su propósito, lugar y función en él de acuerdo con las cualidades (dones) con las que El los ha dotado y los desarrollen al mayor nivel de efectividad y responsabilidad posible para la gloria de Dios en el cumplimiento de una buena mayordomía de ellos.
• Creer en los demás, facilitarles una plataforma de lanzamiento (2 Tim 2:2, Jn 14:12).
• Sin divisiones, sin enseñorearnos de las ovejas, dando lugar a los demás dones.
• Permitiéndoles crecer.
• Con amor (1 Cor 12:1-31).
• Respetando los dones de los demás y valorándolos como esenciales para nosotros.
• Trabajando en equipo (Gen 2.18, Ecle 4:9-12) y en unidad.
• Para la gloria de Dios (Col 3:22-24).






23 Jun 2008
Referencia: Mayordomía.