Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Los retos y el precio del liderazgo.



INTRODUCCIÓN.

Nadie puede aspirar a un liderazgo exitoso, fructífero, conforme a la voluntad de Dios, sin enfrentar retos y “pagar un precio”.
Heb 5:7-8: Jesús ofreció ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia.
El verdadero liderazgo demanda el todo del individuo.
• Luc 14:27-28: él que no toma su cruz y va tras él  no puede ser un discípulo.
• 2 Tim 3:12: los que quieran vivir piadosamente  sufrirán persecución.
• 1 Ped 4:12-13: somos participantes de los padecimientos de Cristo.
• Sant 1:2-3: pruebas para ganar en paciencia.
• 2 Cor 4:7-10: atribulados, en apuros, perseguidos, derribados…

Mientras más grande el llamamiento, más grandes los retos.
Hch 1:8: El nos equipa con poder para ser Sus testigos.
Ese poder es para vencer las pruebas de cualquier tipo que se nos atraviesen en el cumplimiento de la comisión que nos dio el Señor: la de ser Sus testigos.
Testigos es la traducción de la palabra griega “martur” de la que deriva mártir: morir diariamente a sí mismos, a nuestros deseos, planes, agenda, pensamientos, gustos, sentimientos, carácter, emociones, etc.
1 Cor 15:31: Pablo nos confirma esa necesidad de morir a nosotros cuando dice “cada día muero”.

Aún cuando hay que enfrentar retos, esos retos no nos pueden vencer a menos que nosotros no les opongamos resistencia.
Rom 8:37: en todas las cosas somos más que vencedores.
Mat 16.18: Las puertas del Hades no pueden prevalecer contra nosotros.
Efe 1.20-23: somos la plenitud de Aquel que venció y exhibió a los principados y potestades derrotándolos públicamente (Col 2:15) y como Su cuerpo tenemos toda Su autoridad (Mat 28:18) y El estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mat 28.20).


ALGUNOS DE LOS RETOS (EL “PRECIO”).

Sacrificio personal.
Mar 10:42-45: servir a los demás (no servirnos ni aprovecharnos de ellos).
1 Jn 3:16: amor, poner la vida por los hermanos.
Fil 2:3-4: estimando a los demás como superiores a nosotros y no mirando por lo nuestro sino también por lo de los otros.

Guerra contra el diablo.
Sant 4:7: compromiso, resistencia, paciencia.
Efe 6:13: vestirnos con toda la armadura de Dios.

Soledad.
2 Tim 1:15, 2 Tim 4:10-11, 2 Tim 4:14, 2 Tim 4:16.
En el liderazgo, aún cuando estemos rodeados de personas, muchas veces nos vamos a sentir solos.
Personas pueden salir de nuestras vidas después de que hayamos hecho por ellas lo que necesitaban, aunque nosotros las hayamos tenido cerca de nuestro corazón.
Aún Jesús lo experimentó:
Luc 17.11-19: los nueve leprosos que no volvieron a Jesús.
Jn 6:60-66: muchos de sus discípulos ya no anduvieron con El.
Mat 26:37-43: en sus momentos de mayor angustia antes de ser hecho prisionero, sus discípulos aún cuando estaban a su alrededor, lo dejaron solo.

Fatiga.
2 Cor 4:16: nuestro hombre exterior se desgasta, pero el interior se renueva cada día.
Gal 6:9: no nos cansemos de hacer el bien.

Crítica.
Fil 2:14-15: hacerlo todo sin contiendas ni murmuraciones  nosotros no podemos criticar, aún cuando seguramente vamos a recibirlas, de cercanos y lejanos, de propios y extraños.

Rechazo (Jesús).
Jn 1:11: a los suyos vino y no le recibieron.
Isa 53:.3: despreciado y desechado, escondimos de Él el rostro, lo menospreciamos y no lo estimamos.
Luc 17:25: necesario que padeciera mucho y fuera desechado por su generación.
Jn 7;7, Jn 15:18, Jn 17:14:  el mundo aborreció y aborrece a Jesús; igual nos va a pasar a nosotros.

Persecución:
Mat 5:10-12, 1 Ped 3:14, Jn 3:19-20: vituperio, mentira, malos entendidos.



24 Jun 2008
Referencia: Ministerio.