Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Efesios 1:1-2 (5a. parte).



Dios nuestro Padre.

Para nosotros los creyentes, la relación con Dios es una relación paternal.
• Para nosotros El es “Papi” (Rom 8:16) y Dios es su oficio, su actividad.
• No que vayamos a llegar a ser hijos, ya somos hijos de pleno derecho.

Paternidad de Dios.
• Jer 3:19, Mat 23:37.
○ El deseo del corazón de Dios: ser nuestro Padre y que nosotros seamos sus hijos.
• El modelo de la paternidad: bendición.
○ Gen 1:27-28: Dios con Adán y Eva les bendijo proporcionándoles identidad, propósito, visión.
○ Isa 64:8. Tú eres nuestro Padre, tu nos formaste, somos obra de tus manos.

Abba, Padre (intimidad).
• Espíritu de adopción (Abba Padre): mayor amor que el del hijo natural.
• Pater: respeto y autoridad.
• Abba y Pater: fuente, protector, nutridor, proveedor, iniciador, patriarca, defensor, auxiliador, mentor, modelo.
○ "Yo soy el que soy".
○ Con nosotros o sin nosotros; con nuestro servicio o sin él; con nuestra ofrenda sin ella; con nuestra adoración o sin ella; con nuestra santidad o sin ella.
○ No le conviene a El, me convienen a mí; no los necesita El, los necesitamos nosotros; no lo bendicen a El, nos bendicen a nosotros.

Dios es Padre, lo sepamos y vivamos nosotros o no.
• El saberlo, conocerlo y vivirlo no lo beneficia a El (El va a seguir siendo el mismo con ello o sin ello): el beneficiado voy a ser yo: cambio de relación y de muchas otras cosas.
○ Dios siguió amando a Israel como Padre aún cuando ellos no lo reconocieron como tal.
○ Los que se perdieron la bendición fueron ellos.
• Podemos saber que Dios es nuestro Padre, pero vivirlo es otra cosa.
○ Parábola del hijo pródigo (Luc 15:11-32).
○ Jornaleros (siervos, como Israel).
○ No hijos (la Iglesia).

La revelación de la Paternidad de Dios (Mat 11:27).
• La revelación de que Dios es nuestro Padre, de que nos ama y de que somos hijos de Dios (en realidad no en teoría, vida no información).
• No es para todos.
• Condiciones para recibirla:
○ Hambre y sed de justicia y principalmente de Dios.
○ Humildad y un corazón enseñable.
○ Obediencia.
○ Valorar lo que Dios nos rebela (pasión por Su revelación, por Su rostro, por Su corazón).
• Al diablo no le interesa que tengamos esa revelación.
○ Nos da autoridad sobre él.
○ Le impide seguir usurpando nuestra herencia.
○ Nos envía a liberar a otros.
○ Se expande el Reino de Dios y se comprime (restringe) el reino del diablo.
○ Por ello, utiliza una multitud de engaños: padre de mentira (Jn 8:44).
§ En primer lugar, los modelos equivocados de paternidad.
§ En segundo lugar, errores de conocimiento (Ose 4:6).
§ Cada persona de la Trinidad es diferente.
§ Misticismo acerca del Padre: lejano, negación de Su Amor.
§ Ignorancia [la parábola del hijo pródigo: jornaleros (como Israel), no hijos (la iglesia)].

Efectos de la revelación del Padre.
• Afirmación de nuestra identidad.
• Ya no nos consideramos del montón.
• Desaparece el espíritu de competencia.
• El éxito de otros ya no nos pone nerviosos (no es cuestión de éxito sino de relación).
• Nuestra vida de oración cambia: de mendigos a hijos.
• Jn 4:23: Dios busca hijos e hijas adoradores.
○ La tentación de Jesús en el desierto: identidad y adoración.
§ Los hijos se forman en el desierto.
§ Los hijos no hacen nada para ser hijos.
§ Los hijos no tienen que probar lo que son.
 
 
 
Características del Padre:
• Jn 3:16: nos amó de tal manera que dio lo mejor del cielo, por cada uno de nosotros.
• Jn 1:12: todos los creyentes hemos sido hechos hijos, no siervos.
• Rom 8:16: todos los creyentes hemos recibido el espíritu de adopción por el cual podemos llamarle “Papito” y tener una relación con El, como tal.
• Sant 4:5: el Espíritu que El ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente.
• Isa 49:14-16. Nunca se olvidará de nosotros. Estamos esculpidos en la palma de Su mano.
• Isa 43:3-7.Somos de gran estima a sus ojos.
• Fuimos creados, formados y hechos para Su gloria (Efe 2:10, Jn 15:8, Sal 8:1, Sal 8:4-8).
• Jer 31.3: somos amados con amor eterno.
• Heb 4:16: como hijos, tenemos libre acceso al trono de la Gracia, su oficina, para obtener el oportuno socorro (los siervos, el pueblo de Israel, no tenían ese privilegio).
• Cant 2.14: “muéstrame tu rostro, hazme oir tu voz” (enamorado); desea tener comunión e intimidad con nosotros.
• Sal 139:13-16: no somos un accidente, somos su hechura.
• Efe 2:10: fuimos diseñados para buenas obras (para ser buenos).
• Gen 12:1-3: fuimos llamados para tener “éxito”, para ser de bendición a muchos.
• Efe 1:3: somos unos bendecidos de Dios.
• Rom 8:28-29: todo, siempre, nos va a salir bien, y nos va a ir bien.
• Sal 121: nunca nos dejará ni abandonará; nos guardará desde ahora y para siempre y El será nuestro socorro.
• 1 Cor 13:4-8: El cree en nosotros; no se desesperará, ni se irritará, ni guardará rencor hacia nosotros.
• Sal 23:
○ Nada nos faltará.
○ Nos hará descansar y reposar.
○ Confortará nuestra alma.
○ Nos guiará por buenos caminos.
○ Nos alentará.
○ Nos dará la victoria frente a nuestros enemigos.
○ Nos llenará de bien y misericordia cada día.
○ Nos llenará de poder y gozo.
 
 
 
Paternidad humana y paternidad de Dios.
• La paternidad humana puede ser un motivador o un inhibidor de que nosotros vivamos y recibamos la plenitud de la paternidad de Dios.
○ Los padres terrenales (paternidad responsable: Deut 6:1-10, Sal 127:3-5): modelo para conocer a Dios (Prov 2:1-5).
§ Primero Dios, segundo nuestros padres naturales, tercero nuestros padres espirituales.
§ 1 Cor 4:15: no tendréis muchos padres.
• El modelo de Dios para la paternidad: bendición.
○ Gen 1:27-28: Dios con Adán y Eva les bendijo proporcionándoles identidad, propósito, visión.
○ Activación, habilitación, para que les fuera bien en la vida, para que todo les saliera bien y pudieran vivir en un estado de bienestar.
• El modelo satánico de la paternidad: maldición.
○ Paternidad irresponsable.
○ Jn 10:10: el diablo vino para robar, matar, destruír (muchas veces para ello usa a las padres):
§ Destruyendo:
□ Identidad: no eres nadie.
□ Propósito: no puedes, eres inútil.
□ Visión: no llegarás a ningún lado (fracaso).
□ Abandono.
□ No reconocimiento.
□ Separación, divorcio.
□ Trabajo, migrantes.
□ Resultado: hijos e hijas sin padres.
□ Maras, pandillas.
□ Sexo (mujeres): búsqueda de afecto.
□ Sexo (hombres): venganza, juicio.
□ Abuso: verbal, psicológico, físico, sexual: rebelión, violencia.
• El remedio de Dios.
○ Luc 19:10. Jesús vino a rescatar lo que se había perdido.
○ Malaq 4:5-6. Volver el corazón de los padres hacia los hijos y de los hijos hacia los padres.
○ Luc 1.17 (Juan el Bautista). Preparar el corazón de las personas, sanando los recuerdos paternales, para poder recibir la revelación del Padre en sus corazones.
○ Luc 4:18-19. La unción del Señor implica sanar a los quebrantados de corazón y dar libertad a los oprimidos y cautivos por efecto de cualquier cosa, y entre ello, de los modelos inadecuados de paternidad.
○ Mat 6:9-15: conocer al Padre (primero perdón a nuestros padres).
○ Jn 14:6-11: Jesús el camino al Padre.
• Jesús y el Padre: uno.
○ El carácter de Jesús: el carácter del Padre.
 
 
 
Hermanos del Señor Jesucristo.
• Como hijos de Dios la relación que nosotros tenemos con el Señor Jesucristo es una relación de hermano mayor (El) a hermano menor (nosotros), y como tal, es una relación de cuidado, consejo, dirección, protección, modelo, etc. Pero el hecho de que el Señor Jesucristo sea nuestro hermano mayor no implica que por ello nuestra relación con El esté exenta de la obediencia a sus mandamientos e instrucciones, o que como a nuestros hermanos mayores tengamos la opción de obedecerle o no.
• El es nuestro hermano mayor pero también es nuestro Señor, Rey, Amo, Soberano, y le debemos obediencia a sus mandamientos y enseñanzas.
• De hecho esa es la parte integral de ser hijos de Dios y sus discípulos: guardar lo que El nos enseño.

31 Mar 2016
Referencia: Efesios 06.