Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Efesios 1:3-14 (1a. parte).



El propósito divino de Dios en Cristo para nosotros (1a. Parte).


Efe 1:3-14.
(3) Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,
(4) según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
(5) en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
(6) para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,
(7) en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,
(8) que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,
(9) dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo,
(10) de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
(11) En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,
(12) a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.
(13) En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,
(14) que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.



¿Quién?
Nuestro Dios y Padre (vrs 3),por medio de nuestro Señor Jesucristo (vrs 5) con el Espíritu Santo (vrs 13).

Las bendiciones (¿qué?).
• Toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo (vrs 3).
• Escogidos (vrs 4), predestinados (vrs 5, vrs 11)(amados) desde antes de la fundación del mundo (vrs 4).
• Santos y sin mancha delante de Él (vrs 4).
• Adoptados como hijos suyos (vrs 5).
• Aceptos en Cristo (vrs 6).
• Conocedores de Su Voluntad de reunir todas las cosas en Cristo (vrs 9-10).
• Herederos de Dios (vrs 11).
• Sellados con el Espíritu Santo de la promesa (vrs 13-14).

La razón de sus bendiciones (¿por qué?).
• Por amor.
• Según el puro afecto de Su Voluntad.
• Por Su gracia que hizo sobreabundar para con nosotros.
• Según Su beneplácito.
• Por Su propósito según el designio de Su voluntad..

¿Para qué?
Para ser santos y sin mancha delante de él.
Para alabanza de la gloria de Su gracia.
Para alabanza de Su gloria.


DESARROLLO.

Las bendiciones.

Toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo (vrs 3). LA DOCTRINA DE LA SEGURIDAD DE LA SALVACIÓN.
• Perdón de pecados, salvados, justificados, redimidos, santificados, glorificados.
○ Rom 8:29-39. "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?  El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Escogidos (vrs 4), predestinados (vrs 5, vrs 11)(amados) desde antes de la fundación del mundo (vrs 4). LA DOCTRINA DE LA ELECCIÓN.
• La esencia de esta doctrina, como de todas las demás que estudiaremos en esta epístola, es el amor eterno e incondicional de Dios.
• El propósito de esta doctrina es el de fortalecer la confianza del creyente en la capacidad salvadora de Dios, de una vez y para siempre, sin participación de nuestras obras o de cómo nos desenvolvamos en la vida.
○ Efe 2:8-10. "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas."
• La salvación, y la vida derivada de ella en la tierra y la eterna, se recibe y se vive solamente por gracia, por medio de la fe, siendo ambas, la gracia y la fe, un regalo de Dios. Por ello la Palabra enseña que el justo vivirá por la fe (Heb 10:38, Hab 2:4, Gal 3:11, Rom 1:17).
• A pesar del mal y el sufrimiento, Dios tiene todo bajo control. Está siguiendo adelante con Su propósito de redimir a las personas.
• Si existe una elección, es porque hay algunos que no fueron elegidos. Y no es por sus obras; es por decisión divina, por Su Presciencia, que aunque no comprendamos, debemos aceptar gozosamente y sin cuestionarla, porque es resultado de cuestiones que solo están en el conocimiento de Dios, que nuestra mente seguramente no alcanzaría a comprender, pero que sin embargo, no altera en nada el hecho de que Dios es bueno, santo, perfecto, siempre, y en este caso, como en algunos otros que desafían a nuestro entendimiento racional (como la predestinación,el incremento de la maldad y sus consecuencias sobre seres humanos "inocentes", etc.) aunque no lo entendamos, también.
○ Isa 55:8-11. "Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.  Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié."
○ Rom 9:15-16. "Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia." 
○ Rom 9:20-23. "Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?  ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria,"

LA DOCTRINA DE LA PREDESTINACIÓN.
• La elección humana, tal como lo podemos entender en los pasajes anteriores de Rom 9:15-16, 20:23 y otros pasajes de la Escritura que citaremos más adelante, no tiene papel alguno en la salvación ni en la condenación; Dios elige al salvado que no puede resistir Su Gracia (Hch 13:48), y todos los demás están perdidos.
○ Jn 15:16. "No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé."
○ 1 Ped 1:2. "elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.".
○ 1 Cor 1:27-31. "sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia. Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor."
○ Sal 135:4. "Porque JAH ha escogido a Jacob para sí, A Israel por posesión suya." (ningún otro pueblo tuvo la opción, la opción no fue del pueblo sino de Dios. De la misma manera sucede con nosotros). 
○ Rom 11:5. "Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia."
○ Mat 22:14. "Porque muchos son llamados, y pocos escogidos."
○ Rom 11:7. "¿Qué pues? Lo que buscaba Israel, no lo ha alcanzado; pero los escogidos sí lo han alcanzado, y los demás fueron endurecidos;"
○ Col 3:12. "Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;"
○ Rom 8:29-30. "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.  Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó."

Santos y sin mancha delante de Él (vrs 4). LA DOCTRINA DE LA SANTIFICACIÓN.
• La elección de Dios tiene un propósito que ha de realizarse en nuestra vida: la de ser santos y sin mancha delante de Él.
○ Los santos vivimos, por la presencia del Espíritu Santo en nosotros, bajo el imperativo del Evangelio: ser santos y sin mancha.
○ O sea que hemos de llegar a ser lo que ya somos, viviendo a la altura de la relación especial que hemos recibido como un don de Dios.
○ Podemos fracasar y caer en nuestros intentos de ser lo que Dios quiere que seamos, pero tenemos la confianza de que Él completará Su obra en nosotros (Fil 1:6).
○ Esta esperanza (LA DOCTRINA DE LA SEGURIDAD), es uno de los factores más importantes para la vida del cristiano: por muy frecuente que caigamos, sabemos que, finalmente, Dios tendrá éxito.
• La Voluntad de Dios para con nosotros, en primer lugar, es la de nuestra santificación.
○ 1Ts 4:3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;
○ 1Ts 4:7 Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.
○ 1 Ped 1:13-16. "Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

01 Abr 2016
Referencia: Efesios 07.