Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

La oración del justo



Nustra oración le es agradable a nuetro Padre, no importa su forma.
Prov 15:8. «El sacrificio de los impíos es abominación a Jehová; Mas la oración de los rectos es su gozo.» (se deleita).2


Nuestro Padre siempre oye nuestra oración, y la entiende.
Prov 15:29. «Jehová está lejos de los impíos; Pero él oye la oración de los justos.»


Sal 40:1-3. «Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová.»
• La oración requiere de nuestra paciencia.
• Nuestro Padre no solo oye nuestra oración. Se inclina hacia nosotros y la oye.
• Como consecuencia de ello (no de la oración en si misma sino de que somos sus hijos):
○ Nos saca de la situación problemática en la que estemos.
○ Nos santifica (perdona nuestros pecados y nos da un vestido limpio).
○ Nos afirma.
○ Endereza nuestros pasos.
○ Nos llena de gozo y alabanza hacia Él.


Mat 7:7-11. «Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?»
• La base de la respuesta a la oración no es que también lo hagamos, ni la fórmula que usemos, ni el amor que tengamos hacia Dios.
○ LA BASE DE LA RESPUESTA DE DIOS A NUESTRA ORACIÓN ES SU AMOR POR NOSOTROS.
• Pidamos, busquemos, toquemos, ya sea grandes cosas o pequeñas. Nuestro Padre nos dará las adecuadas a cada situación.
• Nuestro Padre es un Dios grande:
○ Pidamos grandes cosas para Su Gloria.
○ Soñemos grandes sueños para Su Gloria.
○ Hagamos grandes planes para Su Gloria.
○ Activemos esos sueños y esos planes, y hagamos grandes cosas para Dios: en Él haremos proezas.
‭‭

Rom 8:26-27. «Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.»
• No necesitamos ocuparnos tanto en la forma ni en la fórmula de la oración.
• Si la hacemos mal, el Espíritu se encarga de presentarla correctamente delante del Padre y tendrá respuesta (es conforme a la voluntad de Dios: buena, agradable y perfecta).


Sant 1:6-8. «Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.»


09 Mayo 2017
Referencia: La oración.