Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El medio para criar hijos exitosos.



LA FAMILIA: UNA IDEA DE DIOS.
• Nunca fue diseñada para funcionar sin El.
• Nunca fue diseñada para funcionar sin Amor (egoísmo).
• Mat 7:24-25. El fundamento, la roca. Cristo, la Palabra de Dios viviente.
• 1 Cor 3:11. Nadie puede poner otro fundamento que no sea Cristo.
• Jn 15:5: separados de El no podemos hacer nada.
1 Cro 16:43: David se volvió para bendecir su casa.
• Nuestra función: bendecir (activar, habilitar) nuestra casa para que nos vaya bien.
• Ser la clase de persona que Dios quiere.
• Comienza por el varón, después la mujer y después lo hijos (Sal 133).
• Mat 6:33: buscar el Reino de Dios (su gobierno) trae las añadiduras (éxito).
Efe 5:21.6:4: primero matrimonio, después los hijos (orden correcto de prioridades).
• Después de Jesucristo, la familia se fundamenta en el matrimonio, en la pareja.


CUATRO INGREDIENTES NECESARIOS EN LA FAMILIA.
• Sumisión.
• Servicio (autoridad).
• Unidad y complementación.
• Perfeccionamiento.


SUMISIÓN Y SERVICIO.
En el diagrama siguiente, las flechas ascendentes indican autoridad y sumisión, en tanto que las descendentes indican servicio.

Dios Padre
▼ ▲
Dios Hijo.
▼ ▲
Espíritu Santo.
▼ ▲
Padre.
▼ ▲
Madre.
▼ ▲
Hijos e hijas.
Por medio del Espíritu Santo el padre debe estar sujeto a Cristo, la madre sujeta a su marido y los hijos sujetos a ambos padres.
Cada uno de ellos (padre, madre, hijos e hijas) son de igual importancia delante de Dios. Su intención, entonces en cuanto al orden de la autoridad y la sumisión, no es que alguno sea considerado inferior o superior.
En el Reino de Dios, la sumisión no coloca a nadie en posición de ser pisoteado por los demás sino de ser guardado, protegido y servido, de tal forma que los hijos e hijas, en la familia organizada y ordenada bajo los principios de la Palabra de Dios, están en el sitio más bendecido de todos: los esfuerzos y la atención de todos los que están en el diagrama encima de ellos se dedican a su seguridad, cuidado y provisión.


SUMISIÓN.
Lugar de protección, descanso, seguridad, bienestar y servicio (Mat 11.28-30).
Un privilegio.
Confianza (1 Ped 3:6).
Libertad De cargas que no nos corresponden y para las que no estamos preparados ni diseñados (libertad para experimentar paz y gozo).
Establece la autoridad: Dios opera en autoridad para liberar sus bendiciones (Sal 33). La autoridad se libera cuando hay otra persona que la respalda (autoridad delegada).
No es silencio sino opinión, consejo, inspiración.
Tampoco es imposición sino confianza en Dios (aceptación por los resultados, Rom 8:28).
Alabanza y honra.
Contentamiento (1 Tim 6:6-11, Prov 15.27), no conformismo.
Servicio (dar y recibir).


AUTORIDAD (SERVICIO).
Es sumisión: solo el que está respaldado por otra autoridad puede ejercerla (Ecle 5:8).
Es servicio (Jn 3:16, Mar 10:42-45, Efe 5:23, Efe 5:25).
Es dirección (visión), protección, formación, provisión, cultivo,


UNIDAD Y COMPLEMENTACIÓN.

Mat 12:25, Mar 3:25, Luc 11.17: una casa dividida contra sí misma no puede permanecer, cae.
Amós 3:3: ¿Adónde podrán ir dos (o más) si no estuvieren de acuerdo?.
Ecle 4:9-12: la unidad aumenta nuestra efectividad; la división la merma.
La felicidad y la obediencia de los hijos e hijas no son el resultado de que los padres hayan aplicado alguna técnica especial, sino de que hayan establecido una relación correcta con Dios y entre sí, y de que los dos conjuntamente, a partir de esa relación, respondan obedientemente a las orientaciones que Dios les da (unidad).
Si no hay unidad dentro del hogar, los niños descubren rápidamente la manera de hacer que sus padres se enfrenten uno a otro.
Por lo tanto, si uno de los dos padres no está seguro de lo que diría o haría el otro con respecto a algo importante en el hogar, tiene que evitar decirles a los hijos cualquier palabra definitiva hasta que tenga la oportunidad de discutir el asunto en privado con su cónyuge. Es más importante esperar y guardar la unidad en vez de arriesgarla.

El varón y la mujer, así como son uno, son diferentes y complementarios.
El varón (Gen 2:7, Gen 2:15-17):
• Visión.
• Dirección y liderazgo (servicio).
• Maestro.
• Cultivador.
• Proveedor.
• Protector.
La mujer (Gen 2.18, Gen 2:21-22):
• Mejoradora.
• Reflectora.
• Dadora de vida.
• Consejera.
• Apoyadora.
Cada uno desde su pespectiva y diseño, en unidad, hacen su función para con los hijos:
• Amarlos.
• Proveerles de identidad, seguridad, pertenencia y aceptación.
• Desarrollarles el sentido de propósito y destino en Dios.


PERFECCIONAMIENTO.
Fil 1:6: los padres no somos perfectos, estamos en el proceso de ser perfeccionados cada día, pero no estamos solos en la tarea. Dios está con nosotros y El no nos dejará. Si El nos dio a los hijos que tenemos es porque El nos diseñó y nos equipó con lo necesario para formarlos, y lo que nos haga falta, El lo suplirá.
Sal 32:8: como padres puede ser que no sepamos todo lo necesario para educar a nuestros hijos perfectamente, pero tenemos la promesa de que El nos hará entender y nos enseñará el camino en que debemos andar.
Isa 54:13: cuando nosotros hacemos nuestra parte de la mejor manera que podamos y con responsabilidad, Dios hará su parte: El les enseñará a nuestros hijos y se multiplicará su paz.
2 Cor 3:5: por nosotros mismos no somos competentes, principalmente en lo referente a la educación de nuestros hijos para lo cual no feísmos preparados, enseñados ni adiestrados. Pero nuestra competencia (y ayuda) proviene de Dios (al fin de cuentas nuestros hijos son más suyos que nuestros).
Zac 4:6: recordemos que no es con espada ni con ejército (medios humanos) sino con Su Espíritu Santo.
Joel 2:25: no importa si comenzamos tarde. El nos ha prometido que cuando nos volvemos a El de todo nuestro corazón, El nos restituirá todos los años que perdimos por la obra del diablo en nuestras vidas, y ello incluye nuestra relación con nuestros hijos y su educación y formación.
Nuestra responsabilidad: cada día nuestro mejor esfuerzo (1 Tim 2:1, Jos 1:6-9, Mat 11:12), asimilar las experiencias y mejorar nuestra actitud y desempeño. Dios hará el resto porque El suplirá nuestras necesidades conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.



25 Jun 2008
Referencia: Familia (03).