Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

La Iglesia y la transformación de las naciones.



La iglesia: Mat 5:13-16. Sal y luz de la tierra.
• Evangelización y transformación de personas.
• Restauración de familias.
• Obras de servicio social: dar de comer al hambriento, visitar a los presos y a los enfermos, asilos y hospitales, etc.
• Pago de impuestos, generación de empleos.
• Moralización de la sociedad en todos los niveles.
• Si la iglesia no estuviera en el mundo, este sería mucho peor.
○ 2 Tes 2:7-10.
«Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.»

Sin embargo, aún nos hace falta cumplir más ampliamente un mandamiento que no es el mandato individual para cada creyente.
• El mandato institucional: el de transformar las naciones, el de llenarlo todo, el de establecer su reino sobre las naciones, no solo sobre los individuos.
○ Mat 13:33.
○ Mat 28:18-20.
○ Col 1:18-20.

El Señor nos manda a obrar en dos niveles:
• El del servicio social (atender las necesidades mas urgentes de las personas (espíritu, alma y cuerpo), el nivel individual.
• El de la acción social (transformar las estructuras de injusticia que provocan que el plan original de Dios para la humanidad se haya corrompido, y que producen la pobreza, la injusticia, la maldad social, etc.). El nivel institucional.

Tan grave es para Dios el pecado individual como el pecado social.
• Deut 28:15-68.
• De hecho, los profetas del Antiguo Testamento fuero enviados por Dios a reprender los pecados de la nación:
○ El haberse apartado de sus caminos.
○ El no guardar el día de reposo.
○ El no cuidar de las viudas, los huérfanos, los menesterosos, los pobres, etc.

La iglesia tenemos un rol importante en la transformación de las naciones.
• 2 Cro 7:14.
Necesitamos en principio:
• Reconocer nuestros pecados:
○ Pecados contra Dios:
§ Hemos renunciado a nuestro rol profético en el mundo, amoldándonos a él (Jer 15:19).
§ Nos hemos contaminado de la ideología del mundo, el humanismo, desplazando a Dios de su Trono para ocuparlo nosotros.
§ Hemos sucumbido en los altares de la idolatría de la codicia, el materialismo, el exitosismo, la arrogancia, etc.
○ Pecados contra sí misma: division, celos, envidia, contiendas, iras, etc.).
§ Una casa divida contra sí misma no puede prevalecer.
§ Adonde irán dos si no estuvieran de acuerdo.


23 Jun 2017