Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Ciencia.



El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. Albert Einstein.
 
No toda la actividad científica ni todos los científicos son contrarios a Dios. Por eso la Palabra de Dios enseña que hay dos tipos de ciencia: la ciencia del bien y la ciencia del mal.
 
La ciencia del bien es la que con honestidad intelectual, en lugar de buscar teorías ficticias sobre el origen último de las cosas, concluye en la realidad de un Dios Creador y descubre en su objeto de estudio la forma y las leyes de como Dios diseño las cosas.
 
La ciencia del mal es la que con deshonestidad intelectual busca inventar “teorías” que nieguen la existencia de un Dios Creador de todas las cosas, porque aceptarlo implicaría la necesaria rendición a sus principios y valores, a la obediencia a El, y lo que en realidad pretenden es seguir viviendo como se les dé la gana (Rom 1:18-31).
 
Quienes verdaderamente buscan la verdad no pueden negar a Dios. Toda la Creación y cada cosa en particular, en sus detalles generales y específicos, manifiestan la perfección de Dios. Rom 1:20: “Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa.”

23 Jun 2017
Referencia: Ciencia.