Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Fe.



La fe es simplemente estar convencido de que TODO (no solo lo que nos conviene) lo que Dios dice es verdad y actuar de acuerdo a ello (Heb 11:1, Sant 2:17-26), en obediencia. Es equivalente, en lo espiritual con respecto a la Palabra, lo que en lo natural sucede con una mujer embarazada: no ha visto el bebé pero sabe, sin lugar a dudas, que está dentro de ella, que se mueve y tiene vida.
 
La fe está basada en Dios y en Su Palabra sin importar las circunstancias que nos rodean, en la seguridad de que El y Su Palabra pueden cambiar todas las cosas (Rom 10:17, Rom 4.17).
 
“Demencia: seguir haciendo lo mismo y esperar resultados distintos”
“Fe: Actuar en el cambio aunque las apariencias sigan lo mismo y anticipar resultados distintos”
 
“Lo que creemos producirá un efecto o resultado que afectará nuestras decisiones, logros o limitaciones”
 
La fe puede acabar con la opresión que produce el temor.
 
Los caminos del hombre conducen a un fin sin esperanzas; los caminos de Dios a una esperanza sin fin!!
 
Si dependemos completamente de Dios, nos daremos cuenta que es completamente confiable.
 
Cuando pierdas la esperanza, mira al Dios de la esperanza.
 
La fe muchas veces se prueba en una multitud.
 
Si no lo vives no lo crees.
 
¡Guarda la fe!, pero no te quedes tú solo.
 

La fe sin obras es muerta (Sant 2:14-26). Ello implica que la fe es dinámica no pasiva, actúa no espera. La fe pide, y por fe, recibe, y comienza a buscar hasta encontrar la respuesta, tocando y abriendo cualquier puerta que se interponga para recibirla (Mat 7:7).

23 Jun 2017
Referencia: Fe.