Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El Padre Nuestro para empresarios.



El Padre Nuestro para empresarios (aplicación).
(Mat 6:7-13).
Gustavo A. Bianchi S.
Ministerio Reyes y Sacerdotes.
Desarrollado a partir de una idea del Strategic Resource Institute.



“Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”.
¿Cómo puedo representar mejor a Dios en el área de negocios?
¿En mi trabajo y actividades diarias?
¿En mis relaciones con otros?
¿En el servicio a las personas?
¿En la mayordomía de los dones, talentos, habilidades, dinero y bienes que Dios me ha dado, sean pocos o muchos?


“Venga tu reino”.
¿Cómo puedo utilizar mejor para su Reino los recursos que Dios me ha dado?
¿Los talentos y habilidades intelectuales?
¿Los talentos y habilidades emocionales y relacionales?


“Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.”
Señor, Tú, que eres el administrador de la mayor organización que existe (el universo) y que eres el mejor, más grande y más experto administrador, el Todopoderoso y Omnisciente Dios, por favor enséñame las técnicas administrativas y de liderazgo para poder honrar Tu voluntad.
Señor, con su Inmensa Sabiduría y Paciencia, enséñame a hacer tu voluntad en mi vida personal, y en los diferentes roles que me has permitido desempeñar en la vida, y ayúdame a ser luz para que los demás vean un ejemplo de Tu voluntad manifiesta, y la deseen para ellos también.
Señor, ayúdame a poner Tu luz sobre la colina para que todos la vean en todos los hechos de mi vida diaria en cualquier campo de actividad en la que me desenvuelva.


“El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”.
Señor, ayúdame a mantenerme enfocado sobre las oportunidades de hoy solamente, sin pensar en las que pudieron haber sido en el pasado, y sin afanarme con las que tú proveerás en el futuro.
Señor, ayúdame a mantenerme enfocado solo en la necesidad de hoy, sin acaparar para mañana, y hazme, con los recursos que has sobre-provisto hoy para mí, que pueda ser un instrumento tuyo para suplir las necesidades de otras personas.


“Y perdónanos nuestras deudas como también perdonamos a nuestros deudores”.
Señor, perdona mis pecados y las deudas que por ellos he contraído con respecto a otras personas, así como también ayúdame a perdonar a los que han pecado contra mí y las deudas que por ello han contraído con respecto a mí.
Muéstrame, Señor, si en la motivación por la cual he tomado, estoy tomando o tomaré alguna decisión, hay cualquiera de estas motivaciones pecaminosas: orgullo, enojo, avaricia, codicia, venganza, celos, contienda, decepción, remordimiento, información incorrecta, afán, apuro, desesperación, impaciencia, envidia, autosuficiencia, independencia de ti, otras.



“Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal.”
Señor, reconozco humildemente que el discernimiento no es sólo para los predicadores y/o ministros de púlpito, sino que yo también lo necesito para mis actividades diarias.
Como buen administrador de tu multiforme gracia, reconozco que detrás de todo consejo que reciba el día de hoy, hay una naturaleza espiritual de la cual proceden (la Tuya o la satánica).
Porque Tu me lo has enseñado en Tu Palabra y en la experiencia diaria, las personas motivadas por el temor a Dios, son personas sabias que dan buenos consejos, mientras que las personas motivadas por el amor al dinero (ganancias) dan consejos necios.
Señor, por favor, este día apártame de los malos consejeros, de los que no proceden de Ti y cierra mis oídos a los consejos cuya motivación y resultados no te glorifiquen a Ti.
Muéstrame las personas y situaciones que me están tentando a tomar decisiones pecaminosas.


“Porque Tuyo es el reino, y la gloria y el poder, por los siglos de los siglos”.
Vísteme y mantenme todo este día vestido con tu armamento espiritual que has provisto para mí (Ef 6:13-18)
Límpiame de la necesidad de mi ego de construir mis propios reinos.
Recuérdame todo el tiempo de incluirte determinantemente en los planes de expansión de mis negocios y/o actividades diarias. (1 Cor 3:12-15).
Padre, enséñame constantemente la relación entre mi trabajo terrenal y el mundo espiritual (reinado y sacerdocio) y como hacer Tu trabajo eterno a través de mi trabajo diario de una mejor manera para Tu gloria.



10 Nov 2008