Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Los creyentes: como águilas.



Aguilas, Isa 40:31. (creyentes).


Simbología general.
Este pasaje equipara a las águilas con los creyentes.
Las águilas son símbolos y emblemas de realeza, poder, valor, nobleza y excelencia  su presencia en escudos nacionales (U.S.A., México, etc.) evidencia esos significados. También en el himno de Guatemala ("ojala que remonte su vuelo más que el cóndor y el águila real").
Apo 1:5-6, 1 Ped 2:9  los que hemos creído en el Señor Jesús hemos sido hechos reyes y sacerdotes, real sacerdocio.
Dios emplea el símbolo del águila también para referirse a sí mismo como el que cuida, provee y protege a Su pueblo  Deut 32:11-12, Exo 19:4, Sal 57:1, Sal 17:8, Sal 36:7.
Jesucristo  el Águila Mayor  en la Cruz del Calvario abrió sus brazos como alas de águila para darnos, a todos los que creemos, la salvación, que incluye toda bendición en los lugares celestiales en Cristo Jesús (Efe 1:3).
El el libro de Ezequiel y en Apocalípsis se mencionan los seres vivientes, en uno de ellos cada uno con una cara entre las cuales una de ellas era de águila, y en el otro, con cuatro caras cada uno, una de las cuales era águila.


El desafío del águila.
El desafío del águila es buscar las alturas  igual nosotros, debemos poner nuestra mirada en las cosas de arriba (Col 3:1-4), no en las terrenales, elevarnos sobre lo terrenal.
Somos desafiados por Dios a desarrollar una vida cristiana vigorosa, fructífera, madura, en medio de un mundo carente de valores éticos, morales y espirituales.
El mundo está lleno de atractivos deslumbrantes y placenteros a la carne pero que provocan muerte espiritual, emocional y eventualmente, hasta física.
No debemos poner nuestra mirada en el "alimento" muerto, la carroña, lo que está pudriéndose, ya que ese no es el alimento del águila (las águilas solo comen alimento vivo).


El vuelo del águila.
El águila volando hacia las alturas habla de acción  renovación y acción espiritual.
El águila subiendo al cielo  tipo de la alabanza y la adoración.
La alabanza y la adoración a Dios demandan renovación y acción contínua.
El águila en las alturas aparece delante de la presencia misma de Dios, como símbolo de los creyentes que están delante de El mediante la alabanza y la adoración.
El águila es un ave solitaria, pues no anda en bandadas  la relación de cada creyente con Dios es una cuestión personal.
Cuando el águila se encuentra con una tormenta, vuela por encima de ella  el creyente, para vencer los problemas, necesita elevar su visión por encima del problema y ver hacia arriba, hacia Dios.


La velocidad del águila.
El águila que se menciona en la Biblia es el águila dorada de Palestina, que es la más rápida de todas (su velocidad oscila entre 175 y 225 kilómetros por hora, y a veces, en picada es más veloz)  lo que ayuda a que alcance esas velocidades es su constitución física  huesos huecos que pesan muy poco y grandes alas que le permiten tomar mucha altura, velocidad y fuerza.
Si bien, para elevarse requiere un gran esfuerzo (pesa alrededor de 16 libras), una vez logrado eso sabe aprovechar los vientos para elevarse con sus alas extendidas, planeando tranquilamente.


El planeo del águila.
Una vez logra el águila establecerse en el aire, extiende sus alas y planea con sus alas extendidas, aprovechando el viento para avanzar  nos habla de un trabajo compartido entre el creyente y Dios para elevarnos a las alturas  muchos creyentes, en vez de dejar sus alas extendidas las siguen moviendo incesantemente hasta cansarse  no saben moverse -esperar- en Dios.
El águila, cuando planea, mueve sus alas con precisión  sabe cuando y como moverlas  guianza del Espíritu Santo.
Rom 8:14  los hijos de Dios somos guiados por Su Espíritu.
Gal 5:18  los que somos guiados por el Espíritu no estamos bajo la ley (activismo).
Heb 4:10  el que ha entrado en su reposo ha reposado también de sus obras.
Exceso de movimiento  activismo  dependencia de sus propias fuerzas  el legalismo nos hace depender de nosotros mismos y poco o nada de Dios.
Nada de movimiento  pasividad.


El hogar del águila  Job 39:27-28.
En la copa de grandes árboles o en las altas e inaccesibles rocas  el águila pertenece a las alturas  le gusta volar alto y vivir alto  esa es su delicia.
Lo comparte con su pareja a la que se une de por vida  lo que Dios unió no lo separé el hombre (Mat 19:6, Mar 10:9 Heb 13:4).
"Adonde irán dos si no estuvieran de acuerdo". (Amós 3:3).
"No os unáis en yugo desigual" (2 Cor 6:14).
Allí proveerá cuidados, protección y alimentación a sus aguiluchos hasta que alcancen su autonomía, tiempo en el cual tomarán la decisión de hacerlos salir a afrontar el mundo exterior  Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de poder, amor y dominio propio (2 Tim 1:7).
Lo natural es que cada aguilucho se transforme en un águila madura  los creyentes también debemos buscar la madurez que Dios quiere darnos cada día (Fil 1:6, Efe 4:11-16).
Los aguiluchos son entrenados diariamente por sus padres para poder independizarse, hasta que lo logran  el creyente necesita consagrarse y ejercitarse diariamente  comunión con Dios (oración, alabanza, adoración), lectura y meditación de la Palabra, servicio, testimonio, etc.


La comida del águila.
Contrariamente a los buitres, quienes hacen sus nidos bajos, comen carroña y suben pesadamente a una rama de árbol a hacer su digestión, el águila toma su comida en el aire (aunque tenga que volar eventualmente a ras del suelo), y la sube a las alturas
Al buitre le gusta lo que está abajo, el mundo, la carne  representa al inconverso y a la carne  no es como el águila, un ave solitaria, sino que es gregaria  se mueve con todo el mundo.
Al águila le gusta lo que está arriba, la vida  representa al creyente y al Espíritu solo se mueve con los pocos de Dios.


El cuidado del águila.
Es un ave que se cuida mucho.
Todos los días dedica tiempo para cuidar de sí misma  el creyente, igualmente, necesita
renovarse diariamente en Cristo  Rom 12:1, 3 Jn 2.
Temprano en la mañana limpia su pico, y con él arregla su plumaje, eliminando toda basura o insecto que se hubiera metido durante el día anterior o la noche, acondicionándolo para el vuelo y la caza  Efe 4:22-24.
Antes de iniciar el vuelo expulsa de su aparato digestivo toda materia fecal  aligerar su peso y salir de lo que no sirve para las alturas  necesitamos santificarnos frecuentemente y expulsar de nosotros todo pecado y contaminación del mundo para entrar al trono de la gracia de Dios (1 Ped 1:15, 1 Jn 1:9. Heb 4:16).
Además de limpiarse, el águila produce una sustancia homronal con la cual protege y aisla sus plumas, para repeler la lluvia o cualquier otro elemento que pudiera impedir su vuelo  vestirnos de toda la armadura de Dios (Efe 6:11-17)
Otro detalle que mantiene fuerte y joven al águila en su vuelo, es su ejercicio  vuela de 4 a 6 horas diarias  de eso depende su sustento, el de sus aguiluchos, y también su longevidad  si no volara lo necesario, sus grandes alas se atrofiarían  el creyente también necesita ejercitarse todos los días en la comunión con Dios, en la lectura y meditación de la Palabra y en el servicio para mantenerse vivo y desarrollándose  Efe 6:18, Sal 1:2-3, 2 Tim 2:15.
A veces ocurre que algo que comió le hace mal a su digestión  se mete en su nido y ayuna hasta que le pasa la indigestión  sabe cerrar el pico y esperar en abstinencia --> dominio propio y ayuno.


Renovación del águila Sal 103:5.
Rejuvenecer nos habla de renovación (Efe 4:23)  Prov 4:18  hoy mejor que ayer, y mañana mejor que hoy.
El águila experimenta un proceso de cambio en el plumaje, o sea, quita sus viejas plumas y da lugar a las nuevas que nacen  necesitamos despojarnos de la viejas plumas que están contaminadas con el pecado (1 Jn 1:9).
Una parte importante de nuestra renovación es la renovación de nuestros pensamientos (Sal 1:1-3)  Prov 23:7  somos lo que pensamos que somos.
Debemos ser cuidados en el alimento de nuestra mente (los pensamientos  en la mente se ganan o se pierden las batallas  allí puede reinar Dios o el diablo y la carne.
Muchos creyentes viven como águilas con plumas viejas  su forma de pensar está contaminada por su familia, cultura, amigos, mundo.
También el águila experimenta un proceso de cambio de su pico, inútil después de su uso por mucho tiempo  nuestra boca necesita ser renovada una vez que venimos a Cristo  en la boca está el poder de la vida y el poder de la muerte (Prov 18:21).


La visión del águila.
Los ojos del águila son grandes y ocupan una tercera parte de su cabeza ve lo que otras aves no ven.
Cuida muy bien sus ojos porque de ellos depende su subsistencia  para poder hacer lo mejor para el Señor necesitamos una buena visión del plan de Dios (Prov 29:18).
Ve a gran distancia aún cosas muy pequeñas  el creyente puede y debe ver lo que otros no ven  las artimañas del enemigo (2 Cor 2:11), el entendimiento de los tiempos (1 Cro 12:32), no el pecado, la injusticia y/o la maldad (Sal 101:3) sino sobre lo bueno (Sal 101:6).
Cuando hay tormentas no fija su mirada en ellas sino encima de ellas y se remonta a esas alturas para que el problema pase de largo  no mira los obstáculos, sino las soluciones  muchas veces fracasamos ante la oposición, la crítica, las burlas, el menosprecios, el rechazo, etc., pero necesitamos ser como el águila  no ceder, no rendirnos, tomar nuevas oportunidades  no quitemos los ojos de los claros objetivos y la meta final del Reino de Dios, no perdamos la visión (Hab 2:2-4).
El águila no pierde de vista su objetivo  observadora, calculadora, dispuesta a todo  nunca perder oportunidades de testificar y glorificar a Cristo.
La visión que tenemos de nosotros mismos  debe ser la que Dios tiene de nosotros y no quitarla de nuestros ojos nunca  como nos veamos determinará como otros nos verán  si nos vemos como gallinas, seremos como gallinas, si nos vemos como águilas comenzaremos a actuar como ellas.


El crecimiento del águila  Sal 32:11.
Aunque el águila ponga varios huevos, por lo general incuban 2, y en la incubación participan tanto la hembra como el macho, por un tiempo aproximado de 50 días  no todos son incubados  muchos creyentes no perseveran (Mat 20:16).
No nacen al mismo tiempo  diferencias de tamaño y en el desarrollo  los creyentes también crecen en distintas formas porque algunos aprovechan las oportunidades de crecimiento en el conocimiento del Señor Jesucristo y otros no (Ose 4:6).
El águila primer fue un aguilucho  indefenso y desagradable y de sus padres aprende, desde su nacimiento, a ser águila  cuanto más crece, más se parece a Jesucristo, el Águila Mayor  anda con Cristo, habla con Cristo, actúa como Cristo y mira como Cristo.
El águila es alimentado por su madre dentro del nido  el nuevo creyente debe ser alimentado por su pastor o algún hermano mayor.
Cuando van creciendo, las águilas les van poniendo el alimento a los aguiluchos cada vez más lejos del nido para obligarlos a salir para comer, aprendiendo a aferrarlos con las garras y el pico  los creyentes deben aprender, después de un tiempo, a no depender de otros creyentes para su desarrollo, buscando por sí mismos su alimento, sin por ello dejar de tomar el alimento que les da su pastor.
Al principio, el andar del aguilucho es tambaleante, inseguro y hay caídas  debe aprender a moverse fuera del nido antes de salir a volar  igual en la vida del creyente, pueden ocurrir caídas y fracasos, pero ese es el método de entrenamiento de Dios para desarrollarlo y sacarlo de la comodidad, del conformismo, de la pereza, a la batalla de la vida.


Los enemigos del águila  las serpientes.
Suben a las alturas de los árboles y/o de los peñascos, y sigilosamente se introducen en el nido para comerse los huevos y/o a los aguiluchos  satanás, el mundo  se quieren "comer" a los creyentes jóvenes y los quieren sacar de la seguridad del nido (la iglesia).
Cuando las águilas ya crecieron, las serpientes no las pueden tocar porque sus garras y picos son mortales.
Las garras del águila equivalen a las piernas del creyente  símbolo de oración  los padres cristianos que oran por sus hijos, los protegen; la iglesia que ora protege a sus creyentes jóvenes, la pareja que ora protege su matrimonio, etc.
El pico del águila corresponde a la boca del creyente  con la boca proclamamos a los principados y a las potestades la multiforme sabiduría de Dios (Efe 3:10).

08 Dic 2008