Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Desarrollando el carácter cristiano (1)



DESARROLLANDO EL CARÁCTER CRISTIANO (1).

EL CARÁCTER.



1 TES 5:23.
• Una persona  espíritu, alma y cuerpo.
• Espíritu  la parte que está en relación con Dios.
• Alma  la parte que procesa la información y responde al mundo que le rodea (mente, emociones y voluntad)  el corazón..
• Cuerpo  la parte que le permite interactuar con el mundo que le rodea.
• El propósito de Dios con todo ello  santificarlo  dedicado, consagrado a Dios, como Dios.
• 1 Ped 1:13-16  como hijos obedientes  ser santos como Dios es santo.


QUE ES CARÁCTER.
Conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue por su modo de ser u obrar, de las demás.
Es la forma de ser, de comportarse, de una persona.
La manifestación de la esencia de una persona (el corazón)  Prov 23:7


LA IMPORTANCIA DEL CARÁCTER.
Determina la forma de vivir y la calidad de la vida de la persona.

Mat 15:8-20.
• Honraban a Dios de labios, pero su corazón estaba lejos de el.
• Enseñaban mandamientos de hombres, no los de Dios.
• Lo que sale al exterior (la manifestación de lo que es una persona, de su carácter) del corazón sale.
• Lo que está en el corazón es lo que contamina (pecado) a la persona.


CARÁCTER E INTEGRIDAD.
Integridad  que no carece de ninguna de sus partes; persona recta, proba, intachable.
Que todas sus partes están en armonía.
Espíritu, alma (pensamientos, emociones y voluntad) y acción.

Sal 15.
¿Quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo?.
• El íntegro:
• Hace justicia.
• Habla verdad en su corazón.
• No calumnia con su lengua.
• No hace mal a su prójimo.
• No admite reproche alguno contra su vecino.
• Aquel a cuyos ojos el vil no tiene valor.
• El que honra a los que temen a Jehová
• El que aún jurando en daño suyo no por eso cambia.
• El que no da su dinero a usura.
• Ni admite cohecho (soborno).


CARÁCTER Y ESTILO DE VIDA.
Carácter, santidad, integridad  una forma de ser y hacer  un estilo de vida.
Estilo de vida  obras de la carne o fruto del Espíritu (Gal 5:19-23).
Rom 12:2  cambiar nuestra manera de pensar para que cambie nuestra manera de vivir.


COMO SE FORMA EL CARÁCTER.
Es el resultado de los pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos y de como deberíamos enfrentar la vida (Prov 23:7).
Esos pensamientos nos vienen por aprendizaje, por experiencia y por imitación.

Prov 4:23.
Guardar el corazón porque de él depende la vida, la calidad de vida (vida o muerte).
• Prov 4:20-22, 4:24-27
• Atender a las palabras de Dios (Sal 1:1-3, 3 Jn 2).
• Lo que vemos (Sal 101:6).
• Lo que hablamos (Fil 4:8-9).
• Visión de lo que queremos ser (mantenernos en ella) (Prov 29.18, Hab 2:2-4).


LA PRIORIDAD DEL CARÁCTER EN LA VIDA CRISTIANA.
• El cristianismo es una forma de vivir, un estilo de vida.
• Mat 7:16-27: Por nuestros frutos nos conocerán
• El carácter es lo que determina la forma de vivir, el estilo de vida.
• El carácter es más importante que los dones (Saúl, Sansón, Jonás, David).
• No implica perfección, pero si superación, mejoramiento contínuo (Noé, Abraham, Jacob, etc.).
• El carácter cristiano  el fruto del Espíritu  Gal 5:22-23  Gal 5:24  crucificar la carne.


LA CARNE.
• Los resultados de la forma de pensar del mundo.
• La programación que el mundo nos ha hecho para vivir de una manera diferente a lo que Dios espera de nosotros.
• El fruto de la vieja naturaleza (muerta) en nosotros, los creyentes.


PROBLEMAS FUNDAMENTALES DEL CARÁCTER (PERSONA NATURAL, HEREDADOS A LA PERSONA ESPIRITUAL).
Necesita renovar sus pensamientos para cambiar:
• Rebelión. * Obediencia.
• Pecado. * Santidad.
• Egoísmo. * Amor.
• Rechazo. * Aceptación.
• Amargura. * Perdón.
• Identidad mundana. * Hijos e hijas de Dios.
• Fracaso y abandono. * Perseverancia y persistencia.
• Ira. * Paciencia.
• Problemas (negatividad). * Entrenamiento.







DESARROLLANDO EL CARÁCTER CRISTIANO (2).

REBELIÓN, PECADO.(ENDIOSAMIENTO).


DEFINICIÓN.
Gen 3:5. “sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.
• Una persona funcionando como su propio dios.
• Una vida egocéntrica.
• Una persona viviendo según sus ideas, sentimientos, circunstancias, etc., sin considerar lo que Dios tiene que decir.


EXPRESIÓN GENERAL.
• Ser y hacer lo que quiero (mis propios caminos, Prov 16:25).
• Independencia, autosuficiencia.
• Buscar alabanza, aprobación y aceptación.
• Que los demás sean y hagan lo que quiero.
• Demandar obediencia absoluta a esas normas.
• Control, manipulación.
• Juzgar, culpar, condenar.
• Que Dios sea y haga lo que quiero.
• Vida egocéntrica (yo soy el centro de todo).


MANIFESTACIONES PRÁCTICAS.
Como consecuencia, llevo lo bueno de Dios más allá de los límites que El ha puesto:
• Mandamientos  legalismo.
• Amor  homosexualidad, lesbianismo.
• Sexualidad  fornicación, adulterio, inmoralidad sexual.
• Protección  mentira.
• Descanso  pereza.
• Comida  gula.
• Libertad  libertinaje.
• Comunicación  chisme, burla, juicio, crítica.
• Cuidado  temor, sobreprotección.
• Excelencia  perfeccionismo.
• Etc.


SOLUCIÓN.
Admitir que solo Dios es Dios.
• Solo El puede poner normas y demandar obediencia a ellas.
• Solo El puede juzgar, solo El puede ejercer venganza.
• Solo El merece alabanza (no nosotros).
• Que ya somos aceptados en El (no necesitamos buscar aceptación de otros).
• Aceptar que todo obra para bien nuestro (aunque no nos guste) (Rom 8:28-29).
• Obediencia y santidad.
Jn 3:30  es necesario que El crezca y que nosotros mengüemos.
Mat 16:24, Mar 8:34, Luc 9:23.
• Negarnos a nosotros mismos.
• Tomar nuestra cruz.
• Seguirlo (su ejemplo, su estilo de vida, su carácter).
DESARROLLANDO EL CARÁCTER CRISTIANO (3).

EGOÍSMO.



DEFINICIÓN.
Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás.
Exagerada exaltación de la propia personalidad, hasta considerarla como centro de la atención y actividad generales (egocentrismo).
Es resultado del endiosamiento (considerarse el centro de todas las cosas en lugar de Dios).


EXPRESIÓN GENERAL.
• Lo que me conviene y me gusta y me da placer, esta bien.
• Lo que no me conviene, no me gusta y no me da placer, esta mal.
• El bien y el mal lo determino yo de acuerdo a mis circunstancias.
• Lo que Dios tenga que decir al respecto no es importante.
• Si los demás sufren como consecuencia de mis decisiones y actos, no importa.
• Avaricia, codicia, lujuria.
• Etica situacional.


MANIFESTACIONES PRÁCTICAS.
• Rechazo y/o menosprecio.
• Orgullo, altanería, jactancia.
• Prepotencia, abuso, injusticia.
• Intolerancia, insensibilidad.
• Manipulación y control.
• Relaciones rotas, soledad.
• Prácticamente todo pecado.


SOLUCIÓN.
Mat 22:36-40.
• Amar a Dios por sobre todas las cosas y con todas nuestras fuerzas.
• Amar a los demás igualmente.
• No tener un más alto concepto de nosotros que el que debemos tener (Rom 12:3)  por la gracia de Dios somos lo que somos (1 Cor 15:10).
• Aplicar el mismo concepto hacia los demás  imagen y semejanza de Dios.
• Aceptación.
• Estimar a los demás como superiores a nosotros mismos (Fil 2:3).
• Ver por lo de los demás igual que por lo nuestro (Fil 2:4).
• Servirlos (Mar 10:42-45, Fil 2:5-7).
• Amarnos a nosotros mismos.









DESARROLLANDO EL CARÁCTER CRISTIANO (4).

RECHAZO.



DEFINICIÓN.
• Repeler, repudiar, menospreciar, hacer de menos, aborrecer, volverse contra alguien con quién antes andábamos.
• Todos los hemos experimentado alguna vez, es una experiencia universal.
• Produce dolor emocional (mientras más cercana la persona que nos rechaza, más intenso  separación, divorcio, rompimientos, enemistades, guerras  pasa del amor al odio).
• Es una de las reacciones más comunes, cuando otra persona hace algo que no nos gusta o cuando hacemos algo que no agrada a otras personas.
• Es un resultado del endiosamiento y del egoísmo  no son ni hacen como queremos  venganza  rechazo.
• Es una forma de querer controlar a otra persona para que sea y/o haga como queremos.
• Aquellos que se sienten rechazados tienden a rechazar al que los ha rechazado, estableciéndose de ese modo un ciclo de heridas y represalias (círculo de rechazo).


EXPRESIÓN GENERAL.
• Burlas, críticas, sarcasmo, ironía, malas contestaciones.
• Menosprecio, desprecio.
• Acusación, culpa, condenación.
• Golpear a la otra persona donde le duele.


FORMAS DEL RECHAZO.
• Abierto, directo.
• Encubierto, indirecto.


TIPOS DE RECHAZO.
Rechazo a Dios.
• Resistencia a su autoridad, desconfianza, enojo, verlo como tirano  incapaz de recibir su amor, poca intimidad con El, ritualismo.
Rechazo a los demás.
• Resentimiento, amargura, rebelión a la autoridad, desconfianza, inexpresivo, aislamiento, falta de atención, abuso.
• Sobre-protección, indiferencia, desprotección,
Rechazo a mi mismo.
• Auto-acusación, auto-culpabilidad, auto-condenación, auto-compasión,.


CONSECUENCIAS.
• Dolor emocional  resentimiento  amargura.
• Hostilidad, intolerancia, ira, abuso.
• Ensimismamiento, aislamiento, incapacidad de expresar sentimientos.
• Perfeccionismo, sobre-protección.
• Búsqueda de agradar a los demás y de aceptación.
• Inseguridad, preocupación, duda, temor, desconfianza.
• Paranoia, desconfianza
• Auto-compasión, condenación, culpabilidad, depresión.
• Co-dependencia.
• Rebelión (Dios, autoridad, normas, leyes).


SOLUCIÓN.
El rechazo es una experiencia universal (vamos a ser rechazados, nos guste o no, más siendo cristianos –Jn 17.14-).
Nuestra lucha no es contra las personas que nos rechazan ni contra nosotros mismos (Efe 6:12).
Es el resultado del endiosamiento, una mala identidad y dejarnos dominar por nuestros pensamientos y sentimientos, en lugar de estar controlados por la Palabra de Dios (Jer 17:5-6).
Por lo tanto la solución pasa por:
Prepararnos para evitar que nos vuelva a lastimar (2 Tim 2:1-6).
La solución al endiosamiento y al egoísmo (Mat 16:24, Mar 8:34, Luc 9:23).
El fortalecimiento de nuestra identidad de hijos e hijas de Dios  amados y aceptados por El, creer lo que Dios dice de nosotros  justos, santificados, libres de condena y culpa, etc. (Efe 1:17-19).
El control de nuestros pensamientos (Prov 4:20-27) y sentimientos  en lugar de dejarnos controlar por ellos, rechazarlos (morir a nosotros mismos) y aceptar y obedecer lo que la Palabra de Dios dice (obediencia).



21 Dic 2008
Referencia: Carácter.