Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

La importancia de morir a nosotros mismos.



ENSEÑANZA No. 4.

LA IMPORTANCIA DE MORIR A NOSOTROS MISMOS.



Objetivos de la enseñanza.
Entender la importancia de morir a nosotros mismos para llegar a convertirnos en discípulos de Jesús.
Entender lo que significa morir a nosotros mismos, y todas sus consecuencias e implicaciones.


Que significa “nosotros mismos”.
La Palabra de Dios nos enseña que para ser discípulos de Cristo necesitamos negarnos (morir) a nosotros mismos (Mat 16:24, Mar 834, Luc 9:23). Para entender esto, lo primero que necesitamos entender que significa “nosotros mismos” en el contexto de esta frase.
La Palabra de Dios nos enseña que por uno (Adán) el pecado se transmitió a todos nosotros.
Generalmente tenemos la idea errónea que el pecado es la mentira, el robo, el rencor, los pecados sexuales, etc. Sin embargo, esas cosas son solo la manifestación del pecado, de acuerdo a lo que nos enseñó Jesús en Mat 15.1-20 y Mat 7:1-23. El verdadero pecado es lo que está en el corazón del ser humano.
El pecado de Adán no consistió en ninguna cosa como mentira, robo, rencor, pecados sexuales, homicidios, etc. El pecado de Adán consistió en desobedecer a Dios, en hacer lo contrario a lo que Dios le había mandado.
El antecedente del pecado es la rebelión del ser humano contra Dios, desobedeciendo lo que El dice que no hagamos. Y la rebelión viene de querer hacer todo aquello que se nos de la gana sin tener que estar limitados por nada ni nadie.
Por lo tanto, la raíz de la desobediencia es la rebelión, es decir, hacer lo que yo quiero en contra de lo que me dice quién está sobre mí en autoridad y la esencia del pecado, es hacer lo que yo quiero contrario a lo que Dios quiere. Es tomar el control de mi vida, haciendo a Dios a un lado.
Es una vida centrada en mi mismo (en lo que yo quiero) en lugar de en Dios.


El origen de “nosotros mismos”.
Adán pecó por la tentación del diablo en el Jardín (Gen 3), específicamente cuando le dijo a Eva que si hacían lo que él les sugería, si tomaban independencia de Dios, serían como Dios: (Gen 3:5) tendrían el control de sus vidas, harían lo que quisieran, no tendrían límites de parte de Dios.
El “nosotros mismos” es el intento de ser como Dios:
• Ser independientes de Dios y hacerlo a un lado en nuestras vidas.
• No tener que considerar lo que El tiene que decirnos, ni obedecerlo.
• Hacer lo que se nos dé la gana y hacer que los demás hagan lo que nosotros queremos.
• No tener que dar cuentas de nosotros mismos y de lo que hacemos.
• Decidir por nosotros mismos lo que es bueno y lo que es malo y lo que nos conviene.
Todo ello no tiene su origen en la tentación ni en el ser humano. Tiene su origen en el mismo diablo, es la manifestación de la actitud del diablo en el ser humano, de acuerdo a lo que nos enseña la Palabra de Dios en Isa 14.12-14, principalmente en el deseo de ser semejante al Altísimo.


Significado e importancia de morir a nosotros mismos.
La Palabra nos dice que el que obedece a otro sea hace esclavo de aquel a quién obedece (2 Ped 2:19). Por lo tanto, si seguimos viviendo una vida en nosotros mismos, seremos esclavos del diablo y como tales, lo único que cosecharemos será muerte, destrucción y robo (Jn 10:10a).
Dios no nos quiere esclavos del diablo, sino que nos quiere libres para seguirle a El y alcanzar Sus bendiciones (Jn 10:10b)
Por lo tanto, para alcanzar la plenitud de vida que El ya proveyó para nosotros, necesitamos ser libres de la esclavitud de obedecer a nuestro yo, lo que es lo mismo que morir a nosotros mismos, para hacer todo lo que El nos ha mandado (Mat 28.19-20).
Por lo tanto, morir a nosotros mismos, significa morir o renunciar totalmente a ver la vida, pensar, decidir, hacer lo que quisiéramos, para verla desde la perspectiva de Dios y pensar, decidir, hacer exclusivamente lo que Dios dice.
Es hacer a Dios el centro de mi vida, entregarle el control de ella, someterme a lo que El manda en Su Palabra. Y esa es la esencia del discipulado.
Por eso, morir a nosotros mismos es la esencia del discipulado ya que el discípulo es el que hace lo que Dios nos ha mandado.


Preguntas para autoevaluación.
¿Qué significa “yo mismo”, “nosotros mismos”, “sí mismos”, en el contexto de la frase “morir a nosotros mismos”?
¿Qué significa negarnos o morir a nosotros mismos?
¿Por qué es importante para un discípulo morir a sí mismo?
¿En cuáles áreas de su vida ya se ha negado a sí mismo?
¿En cuáles áreas de su vida no se ha negado a sí mismo? ¿Por qué?
¿Qué piensa hacer al respecto y cómo?


23 Dic 2008
Referencia: Enseñanza 04.