Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El carácter del discípulo (11): el gozo.



EL CARÁCTER DEL DISCÍPULO (11).
(La búsqueda de la excelencia).


EL GOZO.



Objetivos de la enseñanza.
Desarrollar el concepto bíblico del gozo, entenderlo y aplicarlo en nuestra vida.
Conocer la verdad acerca del gozo desde la perspectiva de Dios y renovar nuestra mente al respecto.
Conocer las consecuencias del gozo para nuestras vidas.
Incorporar el gozo a nuestro estilo de vida.
Conocer, entender, aplicar y desarrollar el fruto del Espíritu en nosotros para que esté disponible para aplicarlo en todo lo que se refiere a nuestra vida.


Definición.
Es una característica y producto del Reino (gobierno) de Dios (Rom 14:17) en nosotros.
Es un fruto del Espíritu Santo en nosotros (Gal 5:22) pero es nuestra responsabilidad darle lugar, mantenerlo, no constristarlo, exponerlo, sacarlo de nuestro interior (Sant 1:12, 2 Cor 13:11)
Es la “música” que el amor de Dios hacia nosotros y en nosotros produce en nuestro interior.
Es una actitud positiva de fe y alegría, perdurable, permanente, derivada de la conciencia profunda de saber que las cosas andan bien y saldrán bien. Tiene su raíz o su fuente en la fe en Dios (Sal 43:4, Sal 81:1, Rom 15:13), no en las circunstancias.
Sinónimo de bienestar interior y contentamiento, es un sentimiento y actitud e bienestar interno (Sant 1:12, Heb 10:34, 1 Tes 1:6).
Brota del interior, del espíritu, produce un bienestar anímico en el corazón y en la mente, que al cuerpo no le queda otra cosa más que obedecer.
No es lo mismo que la alegría, un sentimiento temporal que brota del alma, generalmente motivada por cuestiones externas, circunstanciales.


Fuente.
La fuente primaria del gozo es Dios (Ecle 2:26, Isa 60.15) por Su Espíritu Santo (1 Tes 1:6)
Otras fuentes de gozo para nosotros son: la salvación (Sal 51:12, Isa 12:3, Isa 35.10, Luc 2:10), la Palabra de Dios (Sal 119:1, Jer 15:16) y Sus obras (Sal 92:4, 2 Cro 20:27, Jer 33:11. Col 1:12).
Cumplir con Su voluntad (Ecle 9:7), el servicio bien hecho a El (Mat 25:21, Luc 10:17), la adoración (Luc 24:52)
En la presencia de Dios (oración, comunión, intimidad, adoración) hay plenitud de gozo (Sal 16:11).
La disciplina de Dios (Heb 12:11)


Resultados.
Nos fortalece (Neh 8.10).
Nos produce bienestar aún en medio de la tormenta (Sant 1:2).
Aleja la tristeza y el gemido (Isa 35:10), el dolor (Isa 51:11), la soledad (Isa 51:3), el luto (Isa 61:3), el llanto (Jer 31:13).
Nos lo roba el pecado (Jer 7:34, Jer 16), y si no tenemos una buena actitud enraizada en la Palabra de Dios, los problemas y las circunstancias contrarias (Sant 1:12).




Nosotros podemos ser fuente de gozo para el señor.
Nuestra oración le produce gozo (Prov 15:8), igual nosotros sus hijos (Isa 62:5, Jer 33:9) y el arrepentimiento de los pecadores (Luc 15:7, Luc 15:10)
Nuestro servicio echo con gozo también le agrada (Deut 28:47, 2 Cro 23:18) así como una adoración en espíritu y en verdad (Jn 4:23).


Preguntas para autoevaluación.
¿Cuál es el significado bíblico del gozo?
¿Por qué el gozo es necesario para el discípulo?
¿Por qué tenemos una tendencia casi general a la felicidad y no al gozo?
¿Cuáles son las fuentes más relevantes de gozo?
¿Cuáles son los resultados más importantes del gozo?
¿Cómo podemos ser fuente de gozo para el Señor?
¿Qué necesito hacer para que mi vida tenga más gozo y cómo?
¿Qué necesito hacer para ser una mayor fuente de gozo para con el Señor, y cómo?
¿Cómo y cuando lo haré y qué resultados espero como consecuencia?


23 Dic 2008
Referencia: Enseñanza 27.