Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Dios de pactos.



DIOS DE PACTOS.


Pacto:
Relación voluntaria.
Moral más que legal.
Fundamentada en el amor y la amistad y no en el egoísmo (ganancia, utilidad, conveniencia).
Para el beneficio del otro.
Sobre la base de la integridad y la fidelidad (compromiso de cumplimiento a pesar de cualquier circunstancia o incumplimiento del otro).
Sellado con sangre (Heb 9.15-22).
• Pacto adámico: muerte de animales para cubrirlos.
• Pacto con Noé: sacrificio de animales puros.
• Pacto con Abraham: Gen 15 y 17.
Implica responsabilidades y compromisos propios (centrado en los propios y no en los del otro).
Duran toda la vida.


Son la operacionalización (la forma como se concreta) la relación de Dios con el ser humano.
Dios no los necesita ni nos necesita a nosotros.
Son para nuestro beneficio.
No los hace con nadie ni nada más de sus creaciones, solo con los seres humanos.
El permanece fiel a ellos aunque nosotros no.


Dios es un Dios de pactos.
Aún antes de la Creación, existía un pacto entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: El pacto de la redención (Tit 1:2, Heb 13.20, Jn 14:13, 16:14, 17:4-5).
Dos grandes tipos de pactos de Dios con el ser humano: los pactos de obras y los pactos de gracia.
Pacto de obras (las bendiciones que Dios ha prometido a los seres humanos y que dependen de los méritos humanos).
Pacto de gracia (todos los aspectos de la gracia divina hacia el hombre en todo tiempo: las bendiciones que Dios ha prometido a los seres humanos y que dependen exclusivamente de la gracia de Dios).


El pacto de gracia.
Es la máxima expresión de los pactos de Dios con el ser humano.
Es un pacto bilateral porque participan Dios y el ser humano.
Pero es un pacto unilateral porque:
• Todo lo pone y lo hace Dios.
• No depende de ningún mérito humano.
• Promete nuestra salvación, liberación, sanidad, restauración y bienestar.
• Descansa sobre la base de la muerte de Cristo.
Es un pacto de hijos no de pueblo.
Estimula nuestra obediencia.
• Nos abre las puertas de la prosperidad en todo (Heb 8:10).
• Nunca más se acordará de nuestros pecados (Heb 8.123).
• Provee una base sólida para la intimidad (Heb 8:11, 10:19-22, 4.14-16).
• Provee victoria sobre nuestros enemigos (Heb 10:13).
• Es la fuente de nuestra santificación, madurez, perfección (Heb 8.14).


Los pactos de Dios con los seres humanos.
Se inician desde el principio mismo de la Biblia y la historia humana.
Dos grupos de pactos.
• En el Antiguo Testamento.
• En el Nuevo Testamento.


Los pactos del Antiguo Testamento (7).
El pacto con Adán y Eva en el Edén –pacto edénico— (Gen 1:28-30, 2:16-17). Los siete aspectos que condicionaron la vida del ser humano en la tierra antes de la caída.
El pacto con Adán y Eva después de la caída –pacto adámico— (Gen 3:14-19). Las siete partes que regulan la vida del ser humano en la tierra después de la caída.
El pacto con Noé (Gen 8:20-9:22). Las siete partes tocantes al gobierno y a la posteridad humana en todas las generaciones comenzando con Noé.
El pacto con Abraham (Gen 12:1-3, 13:14-17, 15:1-18, 17:1-8). Las siete partes u objetivos divinos que garantizan las bendiciones eternas sobre Abraham, su simiente y todas las familias de la tierra.
El pacto con Moisés (Exo 20:1-31:18). Las tres partes (mandamientos, juicios y ordenanzas) que dirigían la vida moral, social y religiosa de Israel y los castigos por la desobediencia).
El pacto palestino (Deut 30:1-9). Siete partes que declaran lo que Jehová hará aún al recoger, bendecir y restaurar a Israel y a su tierra.
El pacto con David (1 Sam 7.5-19). Asegura tres ventajas para Israel a través de la casa de David (un trono, un reino y un Rey eternos).


El Pacto en el Nuevo Testamento.
El nuevo pacto con la Iglesia (Luc 22.20), que incluye toda promesa de la gracia salvadora y guardadora para aquellos que han creído en esta edad. Incluye bendiciones, posesiones y posiciones en Cristo.


El hombre y la mujer: personas de pacto.
Dios creó al hombre y a la mujer a su semejanza.
Seres de pactos: su corazón anhela el compañerismo y la comunión.
• Pactos personales entre iguales: amistad, pandillas, fraternidades estudiantiles.
• Pacto entre sexos: Matrimonio, familia.
• Pactos profesionales: gremios, sindicatos, asociaciones.
• Pactos entre naciones: federaciones, mercados comunes, OEA, ONU.
• Etc.











05 Ene 2009
Referencia: Dios.