Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Restauradores de relaciones.



DIOS ES UN DIOS RELACIONAL.
• Padre, Hijo, Espíritu Santo.
• Diferentes, pero perfectos en unidad.



DIOS NOS HIZO A SU IMAGEN Y SEMEJANZA, COMO SERES RELACIONALES.
• Gen 2:18: No es bueno que el hombre esté solo.
• Ecle 4:9-12: mejores son dos que uno.
• Somos el “Cuerpo” de Cristo (unidad, especialidad, interdependencia, complementariedad, etc.).
• Fuimos hechos para relacionarnos:
o Con Dios (adoración).
o Con otras personas (justicia).
o Con la Creación (mayordomía).
Eso es lo que significa “vida y vida en abundancia".



LA CAIDA DEL HOMBRE Y LA MUJER EN PECADO PROVOCARON:
• Un rompimiento de la relación con Dios (muerte).
• Un rompimiento de las relaciones con las otras personas (injusticia).
• Un rompimiento de las relaciones con la Creación (codicia, descuido, etc.; deterioro ambiental).



JESUS (LUC 19:10): EL VINO A RESCATAR TODO LO QUE SE HABÍA PERDIDO:
• Jn 10:10: LA vida y vida en abundancia.
• Relaciones justas:
o Con Dios amor a Dios, adoración y Señorío).
o Con otras personas (amor al prójimo, la regla de oro).
o Con la Creación (mayordomía).



EL REINO DE DIOS.
Es un reino de leyes, ordenanzas, mandamientos, etc., pero también es un reino de relaciones:
a) Con el Rey.
b) Con los otros súbditos.
c) Con el territorio.



EL MANDAMIENTO DEL AMOR.
Es acerca de relaciones, no de la ley.
Es acerca de a quién debemos amar, no de en que debemos creer o lo que debemos hacer.
Es, a la vez, nuestro motivo para ayudar a los pobres y el punto de partida para lo que significa una visión bíblica de la transformación: relaciones justas y correctas.
La pobreza tiene que ver con relaciones que no funcionan, que aislan, que abandonan, que desvalorizan.
La transformación tiene que ver con la restauración de relaciones justas y correctas con Dios, con uno mismo, con la comunidad, con los “otros” y con el medio-ambiente.



LA REGLA DE ORO (MAT 7:12).
“Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.”
• Lo que siembre, cosecho.
• Primero siembro; después cosecho.


FORMAS EN QUE QUISIÉRAMOS QUE LOS DEMAS NOS TRATARAN.

Que nos aliente, animen: ALENTAR Y ANIMAR (Ecle 4:9-12, 1 Cor 13:7).
o Extenderles la mano.
o Levantarlos.
o Creer con ellos en sus sueños.
o Estar dispuestos a esforzarnos con ellos para alcanzar sus sueños (caminar la milla extra).
o Responder a lo que Dios va a hacer (FE) en lugar de lo que veo.
 Creer en la otra persona.

Que nos aprecien y valoren: APRECIAR Y VALORAR.
o Valorar a los demás como superiores a nosotros mismos (Filip 2:3).
o No tener nosotros un mas alto concepto de nosotros mismos que el que debemos tener (Rom 12:3).
o No subestimar a nadie (semejanza de Dios).
o No usar (aprovecharse) de los demás (servirlos).
o No omitir su importancia (menospreciar).
 Darles crédito (valorar) a sus sugerencias.
 Corregir nuestras ofensas (perdón y restauración).
 Omitir la crítica (pública y privada).
 Pedir sus opiniones (tomarlo en cuenta).
 Reconocer sus buenos resultados (todos).
 No favoritismo (acepción, discriminación).

Que nos perdonen: PERDONAR.
o Humildad, seguridad, identidad.
o No somos perfectos, somos un proyecto en construcción.
o Antes, fuimos perdonados.

Que nos escuchen: ESCUCHAR.
o Poner atención, tener los oídos abiertos.
o Prestos para oír, lentos para responder.

Que nos comprendan: COMPRENDER.
o No juzgar.
o Contar las bendiciones.

Que nos soporten: SOPORTAR.
o Col 3:12-14, Efe 4:1-3.
o Paciencia, benignidad, misericordia, humildad, mansedumbre.
o Guardar la unidad.



CONCLUSIÓN.
Estamos llamados a algo más trascendente que nosotros mismos: construir el Reino de Dios en la tierra (Mat 6:10).
o Vivir en función del Reino, no de nosotros mismos (Mat 16:24-25).
o Prov 27:17: “hierro con hierro se aguza (afila), y el hombre con el hombre”.
o Afilados: útiles para Dios.
o Los demás: un regalo de Dios, de Su Gracia, para formarnos.



05 Ene 2009
Referencia: Relaciones.