Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Unidad.



UNIDAD EN LA DIVERSIDAD.
1 Cor 12: diversidad de dones, ministerios y operaciones pero un solo cuerpo; unidad en la diversidad.
Los que nos une:
o Tenemos un Único y Suficiente Salvador y Señor (Rom 10:8-10).
o Somos hijos de un mismo Padre (Jn 1:12).
o Las doctrinas básicas (Heb 6:1-2).


LA UNIDAD.
Resultado y manifestación del amor de Dios derramado en nuestros corazones.
Señal para el mundo: en el mundo hay enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, envidias, disenciones (Gal 5:20-21).
Algo que ya tenemos (somos uno en Cristo).
Compartimos:
o Un mismo Dios, un mismo Señor y Salvador y un mismo Espíritu Santo.
o Un Padre, un Hermano mayor, una misma familia.
o Una misma nación (nación santa), un mismo linaje (linaje escogido), una misma ciudadanía (la del cielo).
o Un mismo destino: el cielo.
o Una misma vida: la vida de Cristo, la vida eterna.
o Un mismo propósito: ser conformados a la imagen de Cristo.
o Un mismo llamado: proclamar las virtudes de Aquel que nos llamó.
o Unas mismas calidades:
* Hijos de Dios, ministros de la reconciliación.
* Embajadores de Cristo, administradores de la multiforme gracia de Dios.
* Reyes y sacerdotes, etc.



LA UNIDAD: ALGO YA HECHO (SOMOS UNO EN CRISTO) PERO ALGO POR HACER VISIBLE (UN PROCESO Y UNA META):

Lograr que en la vida práctica y en el carácter, se manifieste lo que ya fue hecho en el Espíritu:

Efe 4:11: Apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. A mayor autoridad, mayor responsabilidad respecto a la unidad. La responsabilidad de la unidad, aunque es de todo el Cuerpo, los mayores responsables son los líderes.

Efe 4:12-16: su responsabilidad es enseñar, entrenar, capacitar, madurar a todos los miembros para la obra del ministerio, la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que:
* Todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios.
* A un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
* Sigamos la verdad en amor, creciendo en todo en Cristo.
* Seamos un cuerpo bien concertado y unido, que nos ayudamos mutuamente según los dones de cada uno.



EFE 4:17-32, ROM 12:1-21: INSTRUMENTOS PARA MANTENER LA UNIDAD.
No andar en la vanidad de nuestra mente (pensamientos, menosprecio, mal alto concepto de nosotros mismos, orgullos, etc.).
• No tener un más alto concepto de nosotros, ni de los otros (Prov 12:23, Prov 13:16)
Despojarnos del viejo hombre y vestirnos del nuevo: justicia, santidad y verdad (Efe 4:22-24).
Desechar la mentira (lo del diablo, lo carnal, lo mundano) y hablar la verdad (la Palabra de Dios) (Efe 4:25).
No dejar que el sol se ponga sobre nuestro enojo (no ira) (Efe 4:26).
Trabajando arduamente y compartiendo con el que tiene necesidad.
Ninguna palabra corrompida salga de nuestra boca.
Edificarnos, dando gracia a los demás.
Sin amargura, enojo, ira, gritería, maledicencia, malicia.
Ser benignos unos con otros, misericordiosos.
Perdón, reconciliación y restauración.
Soportarnos, tolerarnos, exhortarnos, levantarnos, animarnos, enseñarnos, amonestarnos, unos a otros.
Con humildad, estimando a los demás como superiores a nosotros mismos (Fil 2:3) y sirviéndoles (Mar 10:42-45).
• Tener el mismo sentir que Cristo: no estimó el ser igual a Dios, se hizo siervo.
• Honrarnos unos a otros, prefiriéndonos los unos a los otros.
Diligentes, no perezosos (con respecto a la unidad).
Gozosos, sufridos, constantes.
Compartiendo, hospitalarios
Gozarnos con los que se gozan; llorar con los que lloran.
Unánimes, solidarios, a pesar de nuestras diferencias secundarias.



ACTITUDES ANTES LOR PROBLEMAS DE LA UNIDAD Rom 12):
* Vrs. 14: bendecir a los que nos persiguen.
* Vrs. 14: no maldecir (juicio, crítica, chisme, murmuración, etc.).
* Vrs. 17: no pagar a nadie mal por mal.
* Vrs. 18: en lo posible, estar en paz con todos.
* Vrs. 19: no vengarnos (perdonar).
* Vrs. 21: no ser vencido por lo malo, vencer el mal con el bien.
* Vrs. 21: restaurar a los caídos con espíritu de mansedumbre (Gal 6.1).


ENEMIGOS DE LA UNIDAD.
* Endiosamiento.
* Enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, envidias, disenciones.
* Competencia, meritocracia, legalismo.
* Juzgar, chismes.
* Ignorancia.
* Denominacionalismo.
* Los nombres de las iglesias de los cuales hacemos tanto ruído -> en el cielo no existen.
* El Libro de la Vida no incluye el nombre de nuestra denominación al lado del nuestro.
* La denominación no es la que me salva. Criso es quién lo hace.
* ¿Si no hay denominaciones en el cielo, por qué las tenemos en la tierra?
La unidad no es un imposible, es posible.
* Dios en Cristo, Cristo en nosotros: unidad.
En ninguna parte de la Biblia se nos dice que edifiquemos la unidad; se nos dice que mantengamos la unidad que ya existe; nuestra misión no es inventar unidad, sino admitirla.




05 Ene 2009
Referencia: Liderazgo.