Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Identidad.



LA IMPORTANCIA DE LA IDENTIDAD.



La revelación más importante, extraordinaria, mayor de Dios --> Padre.
Mal 4:5-6: antes del día grande y terrible de Jehová, El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres.
¿Por qué o para qué?: para poder entrar en la revelación de Dios como Padre.
Jesús: cuando habló de Dios, ni una sola vez se refirió a El como Jehová o Yahvé, solamente como el Padre.
Jn 14:6: Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al PADRE, sino por mí.
Jn 17:3: esta es la vida eterna, que te conozcan a ti (EL PADRE) y a tu hijo a quién tú enviaste.
Jn 1:12: el hecho de que El sea nuestro Padre implica que nosotros somos sus hijos.
El ser un hijo de Dios no es solamente un título ni algo que vamos a disfrutar hasta que estemos en la eternidad.
El ser un hijo de Dios implica: una identidad, una calidad, derechos y autoridad, poder, propósito y responsabilidad.
Luc 15:11-31 (la parábola del hijo pródigo): el ser un hijo de Dios es una situación totalmente diferente a la de ser pueblo, y a la de ser siervo de Dios. Es una situación muchísimo mejor (Heb 8:6), un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.


IDENTIDAD = quién yo soy.

Prov 23:7: como pienso que soy (IDENTIDAD), así vivo.
Dos fuentes generales posibles de identidad: el mundo y Dios (la Palabra).

El mundo que está bajo el maligo (1 Jn 5:19).
Su función (Jn 10:10), robar, matar y destruír).
Su arma principal, la mentira, una identidad falsa.
Adán y Eva en el Jardín (Gen 3:1-5) y Jesús en el desierto (Mat 4:1-10) fueron tentados para provocar en ellos una inseguridad debido a un cuestionamiento de su identidad en Dios.
Prov 16:25: caminos que al ser humano le parecen derechos en su propia opinión pero cuyo fin es muerte. No somos, no podemos, no tenemos, no lo vamos a lograr, etc.
El mundo (el diablo) nos ha programado la identidad.

Dios: la Verdad, identidad verdadera.
Para vivir la vida abundante en Cristo (Rom 10:10), ya que mi manera de vivir va a depender de lo que piense de mi mismo, necesito que los pensamientos acerca de mi mismo (identidad) sea renovada para adecuarse a lo que Dios dice (Rom 12:12).
Por eso, Pablo, ora por los efesios (que ya eran creyentes) (Efe 1.15-19) que Dios, el Padre de gloria, nos dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él para que sepamos:
UNO. Cuál es la esperanza (propósito, destino, planes) a la que El nos ha llamado (Prov 4:18, Efe 2:10, Jer 29:11).
DOS. Cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia (herederos, hijos) en los santos (Gal 3:13-14, Deut 28:1-14).
TRES. Cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros.


Nuestra identidad verdadera (según Dios).
Gen 1:26-27: el hombre y la mujer fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios,
Aunque la caída distorsionó esa identidad, la redención en Cristo restaura todo lo que se había perdido (Luc 19.10).

Nuestra identidad restaurada en Dios.
En Cristo: somos hijos de Dios (Jn 1:12, Rom 8:16).
1 Ped 1:23: somos renacidos de la simiente (esperma) incorruptible (de Dios).
2 Ped 1:4: tenemos la naturaleza de Dios.
1 Jn 3:9: el que es nacido de Dios, la simiente de Dios permanece en El.
1 Jn 5:1: todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios.
1 Jn 5:18: nacidos de Dios, engendrados por Dios.
En nosotros, en potencia, están las características completas de quién es Dios (sus ADN, Su Naturaleza Divina)..
De nosotros depende desarrollarlas o no (Rom 12:2, 3 Jn 2, Efe 4:22-24,
Mat 16:24, Mar 8:34, Luc 9:23): de nosotros depende vivir en la vida abundante que Cristo pagó en la Cruz (Jn 10.10).


Estoy en Cristo --> ¿Cuál Cristo?.

Fil 2:5: Jesús el siervo sufriente, el hijo de David, el cual siendo en forma de Dios no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres, y estando en la condici´lon de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cur.

Jesús, el resucitado, el hijo de Dios.
Fil 2:9: por lo cual Dios también lo exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodillo de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra.
Apo 1:8: el alfa y la omega, principio y fin, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.
Apo 1:13-18: uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas, de su boca salía una espada aguda de dos filos, y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. El primero y el último, el que vivo y estuve muerto; el que tiene las llaves de la muerte y del Hades,
Apo 17:14, Apo 19:16: Rey de reyes y Señor de señores.
Apo 5:5: el León de la tribú de Judá.


Algunas de las características de Dios que, en potencia, estan en nosotros.
Sabiduría y Omnisciencia: tenemos la mente de Cristo (1 Cor 2:16).
Omnipotencia: todo lo podemos en Cristo (Fil 4:13).
Poder y autoridad: (Hch 1:8) recibiremos poder cuando venga sobre nosotros el Espíritu Santo. (Mat 28:18) Cristo (somos su cuerpo, estamos en El). toda autoridad en el cielo y en la tierra. (Mar 16:15-18) estas señales seguirán a los que creen...
Fortaleza y victoria: en todas las cosas somos más que vencedores (Rom 8:37). (1 Jn 5:4) todo lo que es nacido de Dios vence al mundo.
Carácter: el fruto del Espíritu (Gal 5:22-23).
Santidad (1 Jn 3:9, 1 Jn 5:18): todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado.
Justicia (1 Jn 2:29): el que es nacido de Dios hace justicia.
Amor (1 Jn 4:7): todo aquel que ama es nacido de Dios y conoce a Dios porque Dios es amor (1 Jn 4:8).
Intocables para el diablo (1 Jn 5:18)


05 Ene 2009
Referencia: Identidad.