Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Sanidad.



Sanidad.
El ser humano (1 Tes 5.23): espíritu, alma y cuerpo.
Dios está interesado en el ser humano total, integral, no solo en lo espiritual.
1 Tes 5:23, Luc 4.18-19.
• Dar vista a los ciegos  sanidad física.
• Sanar a los quebrantados de corazón  sanidad del alma.
• Liberar a los cautivos, sacar a los presos de la cárcel  sanidad espiritual.
3 Jn 2: Dios desea que seamos prosperados en todas las cosas y tengamos salud (integral)  así como prospera nuestra alma.
La sanidad: resultado de la prosperidad (renovación) de nuestra alma.
Rom 12:2: no pensar como el mundo, sino como dice la Palabra de Dios (Fil 4:8).


El derecho del creyente a la sanidad y a la salud.
Isa 53:4-5, 1 Ped 2:24.


La sanidad se obtiene por fe.
Mat 9:28-30, Mat 20:30-34.


La sanidad y la fe.
Heb 11:1: certeza, convicción (no duda).
Sant 1:6-8: el que pide, dudando  doble ánimo  inconstante  no recibirá cosa alguna del Señor.
Rom 10:17: la fe es por el oír y oír y oír y oír la Palabra de Dios.



La sanidad, no solo para nosotros sino también para otros.
Hch 10:38.
Dios ungió a Jesús para sanar: por eso, Jesús dijo Luc 4.18.
Nosotros somos el cuerpo de Cristo.
La unción abarca todo el cuerpo (Sal 133:1-3).
Entonces nosotros también estamos ungidos para lo mismo (Hch 1:8, Mat 16:15-18)
Los milagros de sanidad no solo para el tiempo de Jesús, son también para hoy (1 Cor 12:7-9).
Por lo tanto:
• Nosotros somos co-laboradores de Dios para impartir sanidad (1 Cor 3:9, 2 Cor 6:1).
• Necesitamos ir a donde están los enfermos (Mat 28.19, Mar 16:15-18).
• Ya estamos equipados  la unción está y permanece en nosotros (1 Jn 2:20).
• Desarrollar la fe y la unción: ejercicio, práctica.



05 Ene 2009
Referencia: Fundamentos.